Reseña: Rasputín. La Voz del Dragón, de Mike Mignola, Chris Roberson y Christopher Mitten

Por si no lo sabíais ya, el Mignolaverso es uno de los más ricos que existen en el mundo del cómic a la hora de explorar. Un lugar tan lleno de buenas historias, como macabro y abarrotado de monstruos. Una de las historias más recientes que he disfrutado la traía este mes como novedad Norma Editorial, la encargada en nuestro país de hacernos disfrutar con todo lo que el maestro Mike Mignola crea (véase Hellboy, AIDP, Bogavante Johnson, Abe Sapien, Baltimore…, etc), un universo en formato recopilado bien en TPBs que recogen miniseries completas como este Rasputín: La Voz del Dragón que os reseño hoy; o en tapa dura o ediciones especiales maravillosas e indispensables como las de Hellboy y/o AIDP.

En esta ocasión los tiros van hacía el brujo, consejero y conspirador histórico, pero también villano en el mundo de Hellboy, el maquiavélico Rasputín. Si queréis situaros, Rasputín: La Voz del Dragón es otra de esas series alternativas que crea el maestro Mignola, precuelas donde amplía “su mundo”, el trasfondo y desarrolla personajes importantes ya participantes en otras tramas con normalmente un escenario de la Segunda Guerra Mundial tras las paredes. ¿De qué va? Expresaba la publicidad norteamericana: ¡Un cómic dónde se enfrentan los dos responsables de traer a Hellboy a nuestro mundo! Norma Editorial es más consecuente y alega: ¡Por fin revelada la historia del místico ruso que trajo a Hellboy a la Tierra!

Bastante mejor.

Rasputín: La Voz del Dragón narra los primeros días de Bruttenholm en aquellos años en los que intentaba desvelar al mundo cómo Rasputín intentaba ganar nuevamete poder para hacer sus fechorías. El Bien contra el Mal en los primeros días de la Segunda Guerra Mundial. Una conspiración que involucra al Tercer Reich y a un miembro (supuestamente muerto) de una siniestra sociedad secreta que lleva al profesor Bruttenholm a su primera misión. ¿Aún no? Esa misma que pretende encontrar al único hombre que puede traer al Chico Infierno a la Tierra. Y no es un cualquiera. Un tipo conocido por todos. El loco hechicero ruso Rasputín que aún siendo considerado muerto desde 1916, cuando un grupo de nobles intentando acabar con su influencia sobre el zar acabaron con él; no fue tanto así y resulta que Rasputín sigue vivo, trabajando con los más retorcidos miembros del círculo íntimo de Hitler. Y ahora, tras una serie de sospechas, mientras sigue la pista a un extraño culto llamado La Hermandad Heliópica de Ra, y tras una sesión de espiritismo a la que el profesor Bruttenholm acude; dicho encuentro revela que el malévolo brujo está vivo y con más poder que nunca. La misión de Bruttenholm y Sandhu de descubrir dicha verdad al mundo, comienza. Después de una serie de encuentros y desencuentros, Bruttenholm y Sandhu llegan al lugar donde los nazis llevan acabo sus actividades sobrenaturales para descubrir al sombrío «Maestro» en plena faena…

Mike Mignola y Chris Roberson al guión, con el oscuro arte de Christopher Mitten, ahondan en el pasado de Trevor Bruttenholm para descubrir los diabólicos planes de Rasputín. Genial trabajo de colaboración entre guión, dibujo y color. Sabemos que Mignola sabe rodearse de gente de bien. Un mundo de cadáveres animados, místicos mortales y ejércitos nazis donde dichos autores hacen lo que mejor saben hacer. Una miniserie de cinco números que equilibra la interesante historia de fondo de unos personajes que muchos conocemos ya. Aunque aplicada a ritmo de thriller y ahondando en detalles geniales que muchos deseábamos concretar. Ramificaciones a eventos que conocemos los amantes del Mignolaverso que gustan y completan. Quedando así una rica historia indispensable para los que amamos todo lo que hace Mike Mignola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *