Reseña: Depredador vs Juez Dredd vs Aliens. Corta y Empalma, de John Layman, Chris Mooneyham, Michael Atiyehde y Glenn Fabry

Y como uno a veces no tiene suficiente con la lectura anterior, sigue montando la misma tematica como si del mismo caballo una hectárea más se tratara. Más quería. Y como más quería, le tenía echado al ojo a una novedad en la que también había Predators en primera plana. Una miniserie de tan sólo cuatro numeritos que Norma Editorial traía en mayo y en tapa dura, donde no sólo están esos temibles e implacables alienígenas, sino al parecer, también con algo que decir por parte de otros temibles e implacables seres que bien conocemos los fans del cómic del bueno; un tipo chulo, receloso y duro como pocos. Depredador vs Juez Dredd vs Aliens. Creo que la cabecera ya lo dice todo. Aunque el subtitulo Corta y Empalma también parecía estar prediciendo lo que tenía que meterme en vena después de la lectura de anterior.

Con portadas más que ideales para carteles de cine o camisetas frikis que se precien, abre cada número de este tomo que recopila las grapas de Depredador vs Juez Dredd vs Aliens: Corta y Empalma. El denominado último crossover de personajes de ficción donde se enfrentan el legendario hombre de ley Juez Dredd contra los llamados (por todos los que sabemos de sus habilidades) cazadores supremos del universo. Predators y Aliens. Escrito por el ganador del premio Eisner, el creador de la serie Chew (¡qué ganas le tengo!), uno de los autores más vendidos del New York Times, el maestro John Layman. Y con portadas de otro Premio Eisner como es Glenn Fabry. Bien, ¿quieres un buen estofado de apocalípsis? Agrega cuatro jueces, un científico genético demente, un buen puñado de cultistas, una pizca de Depredador y otra pizca o esencia de xenomorfo. Removemos, removemos bien, un poquito más y ahora, sin perder tiempo, retirémonos rápido al búnker más cercano…

El Juez Dredd y la Juez Anderson han seguido a una secta criminal a través de la Tierra Maldita hasta la Ciénaga de Alabama. Por otro lado, una tripulación de Predators llega a la Tierra para rescatar a un compañero secuestrado. Ambos, sin saberlo, se adentran en el territorio de un científico obsesionado con la venganza y el hecho de empalmar genes de diferentes especies. Gozando de la posesión de un cráneo de xenomorfo…

Sin duda, el ADN más letal del universo en sus manos. Y es que el Dr. Reinstöt está organizando una fiesta, ¿no? Jajaj… ¡La fiesta del Apocalípsis! Un sueño hecho realidad para un científico genético loco que ya ha conseguido construir un clan de híbridos a cuál más temible. Aunque un viejo conocido del majara, el Juez Dredd nada menos, ya está llamando a su puerta. Pero todo sale a pedir de boca. Cuando las cosas salen bien, caña de azúcar, de chocolate o lomo. Caña de la buena. Ahora que sus nuevas creaciones ya están aquí y listos, lo único que queda por hacer es enviarlos a la ciudad, ¿no? ¡Qué continúe la fiesta a Mega-City Uno! ¡Desatar un poco de infierno!

Una coedición de IDW y 2000 AD que Norma Editorial edita en un tomito ideal. Un viaje de cómic por que este guión es sin duda, puro viaje. El Dr. Reinstöt, está teniendo el mejor verano de todos los tiempos y nosotros podemos disfrutarlo. Una panda de xenomorfos de cosecha propia para arruinar esa vida de tantas sonrisitas y felicidad que algunos tienen. Además de guardarse un arma secreta para el fin de fiesta…

Cómic cañero como pocos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *