Reseña: Batman. Justicia Ciega, de Sam Hamm, Denys Cowan y Dick Giordano

Batman: Justicia Ciega es otro tomito del Caballero Oscuro que recoge un buen arco argumental publicado en su día en la gloriosa serie regular Detective Cómics. Una curiosa historia de 1989, una trama de la que no había escuchado nada hasta que un amigo muy entendido que tengo (el que me metió el personaje en vena) me habló de ella. Ahora que la editaba ECC Ediciones en un solo tomito, «era una buena oportunidad». Hará unos seis meses de aquella buena tarde de solecito y birras, y charlas sobre cómics.

Este personaje (mi amigo) sabe tela y como forofo del Caballero Oscuro, ayer mismo me enseñaba el nuevo juego de mesa de Batman que sacaron por kickstarter… Wow! En fin, ansias de otros hobbies aparte, recuerdo que me contó algo de lo que Batman: Justicia Ciega llevaba detrás. La historia tras la historia. En realidad, es de esos guiones que se deben a una celebración. Con esta trama conmemoraba DC la llegada al Detective Cómics #600. Decidieron darle la oportunidad a Sam Hamm, pues había co-escrito el guión del film Batman, de Tim Burton y estaban entusiasmados por ver que era capaz de hacer en el mundo del noveno arte. Justicia Ciega (Blind Justice) abarcó los números del #598 al #600, pero a groso modo, es como una mini novela gráfica. Y es raro que supiera yo poco de ello. Algo había leído allá por los 90, una grapa donde Bruce Wayne había sido arrestado y demás… Pero no recordaba nada más. Así que me piqué.

Una historia de las clásicas, con dibujo clásico, de esas que enamora al ochentero más fan del cómic de superhéroes. Una ejecución de guión clásica también, si se quiere. Pero hay muchas cosas interesantes que suceden y la trama no baja el ritmo en ningún momento. ¿Bruce Wayne arrestado? ¿Por qué? Se niega a permitir que unos experimentos ilegales de control mental sigan adelante en el seno de WayneTech y termina siendo acusado de traición. Su identidad como Batman está realmente en peligro, porque la fiscalía está profundizando muy mucho en su tiempo libre, en su pasado en el extranjero asociándose con todo tipo de seres desagradables. Y empieza a resultar bastante fácil relacionar al señor Wayne con el orejas picudas…

Además, tenemos en esta historia la primera aparición de Henri Ducard (creado por Sam Hamm), una especie de genial detective independiente, uno de los tantos mentores que tuvo Bruce Wayne en su juventud y del que aprendió tanto a la hora de investigar y de saber poner a cada uno en su sitio. Hasta que Bruce descubre que Ducard es realmente un efectivo… Bueno, me callo. Eso sí, para el que no lo sepa, Henri Ducard es ese mismo personaje que en 2005 apareciera personificado por Liam Neeson en el Batman Begins de Christopher Nolan.

Y es refrescante siempre para mí leer un guión donde descubrir villanos nuevos y personajes secundarios con una base sostenible. Roy, una especie de suplente de Robin, o su hermana Jeannie y el interés romántico que hay detrás. Una historia donde más que nunca, Wayne no solamente debe limpiar su nombre, sino también proteger su secreto y salvar a su empresa de la ruina. Una buena historia con un concepto general llevado hasta la saciedad, aunque no tanto en los años en que esto fue publicado por primera vez. En Batman: Justicia Ciega participa también Denys Cowan, un aclamado director de dibujos animados (Static Shock) y dibujante de cómics (Icon). Y Dick Giordano. Uno de los más legendarios colaboradores de Batman como editor, dibujante y entintador desde los años 70.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *