Reseña: CapaBlanca Volumen I, de Joan Mundet

Panini Cómics acaba de publicar dentro de su sello independiente Evolution Comics un primer integral de la serie Capablanca, del genial ilustrador Joan Mundet. Un buen primer volumen integral con historias del personaje ahora tan en boga del autor catalán. Una obra que muchos esperábamos leer en un bonita edición en tapa dura, a color, con una estructura y papel magnífico tal y como se merece disfrutar de estas historias. Llega por fin a nuestro país un primer volumen en formato ideal, después de su éxito en Italia, aunque aquí ya era publicada en blanco y negro por Amaníaco Ediciones.

Este primer volumen de Capablanca contiene en su interior tres novelas gráficas que no son otra que pura aventura, recreación histórica, espadeo y libertinaje. Correcto, es lo que estáis pensando, todo con un tono muy a lo Capitán Alatriste. Pero en otros detrimentos se las ve y se las desea Joan Muntada, un anti-héroe medio que bambolea en la Cataluña y España de inicios del siglo XVII. Un tiempo en el que las calles de Barcelona son pisadas por Miguel de Cervantes, el bandolero Perot Rocaguinarda, el capitán Alonso de Contreras o el conquistador Juan de Orpín. Y es obvio que el autor sepa manejar bien estos lares, pues ya fue recreador gráfico de las portadas del Alatriste, de Arturo Pérez-Reverte, e incluso adaptó al cómic dos de sus títulos con guiones de Carlos Giménez.

A Cara o Cruz es la primera de las aventuras. Nos trasladamos a Llacera (un pueblo de Barcelona) donde comienza sus andaduras un joven Joan Muntada el cual se cruza con los últimos días del bandolero Caracreu. Joan es un chaval que va recibiendo palos de la vida a la vez que se hace hombre. Una madre que hace años que no ve muere en circunstancias nefastas. En su vida se cruzan familiares, amigos y conocidos, el secretario Gaspar, Jerónima, Sebastià, Janot…; que conformarán sus primeras experiencias en la vida. La llegada de Don Rodrigo de Ucero le aporta un grado de libertad y conocimiento al muchacho, sin embargo, no todo es felicidad, pues el bandolero Caracreu hace aparición con un secreto tras él que nadie espera. Además de repartir maldad allá por donde pasa. Caracreu adopta como sirviente a Joan, quién acumulará conocimiento, vileza y un nuevo modo de ver la vida. En Dos Muertes, Joan sigue malviviendo en Llacera, no obstante, el recuerdo de lo ocurrido con Don Rodrigo le persigue y después de una trifulca con Sebastià, se ve obligado a huir a la Barcelona de la época. Un mundo totalmente diferente, abierto a cantidad de posibilidades tanto buenas como malas para la supervivencia. Y donde la muerte de un amigo desencadena una tragedia en la que Joan Muntada se ve envuelto sin remedio. El Pozo del Olvido es la tercera novela gráfica y última que encontramos en el tomo. Donde Joan, el jovenzuelo bastardo, es condenado por un delito que no cometió e intenta sobrevivir en una cárcel de las duras-duras de la época.

Contó el autor Joan Mundet en una interesante entrevista que le hicieron en zendalibros.com que Capablanca está basado ligeramente en un bandolero de leyenda de la comarca donde vivía. Sin datos históricos concretos, sí que encontró información de un bandolero llamado Joan Muntada que efectivamente existió. Se topó con una gran referencia en su labor de investigación: estaba en la lista de bandoleros de Perot Rocaguinarda que fueron perdonados a cambio de servir durante diez años en el tercio en Italia. Esto le gustó y a partir de entonces, decidió utilizar la fabulación para unir a los dos personajes. Al legendario y al real, y así recrear la hipotética vida de un pícaro-bandolero-soldado del siglo XVII al que terminarán por llamar Joan Capablanca.

Joan Mundet es responsable de haber dibujado las imágenes más creíbles del rostro, cuerpo, manera de moverse y actuar, así como del entorno y de las situaciones vividas del Capitán Alatriste. Borda esta temática. Y es en Capablanca donde esplende con una serie propia, una nueva urbe, un nuevo entorno donde pícaros, carceleros, bandoleros, engaños y traiciones, cobran vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *