Reseña: La Perversión Fractal, de Magnus Dagon

Magnus Dagon es un escritor que ha ganado prestigiosos premios. Uno de sus relatos premiado es Donde usted quiera llegar, incluido en este libro.

Cabe decir que tengo como lectora cierta debilidad por la editorial Saco de Huesos, puede que sea de las editoriales de la que más libros he reseñado. Encuentro siempre una calidad excelente dentro de su catálogo, tiene lo que yo llamo buen ojo para sus publicaciones. Con este libro tampoco fallo. En más de una ocasión me han dicho amigos lectores que para leer a seguidores de la obra de Lovecraft, leen al maestro. Pero yo no estoy de acuerdo, grandes relatos han salido de escritores que le siguen sus pasos. Nuestro autor dejó dos relatos jugando con ese límite del terror de lo que no comprendemos. Magnus Dagon sabe que nos creemos los amos del universo. Nos rodean bosques, montañas y sabemos que la luz intenta penetrar en las grietas más oscuras de los océanos. Entiende que nos maravillamos de las maravillas que vemos, categorizamos y almacenamos los misterios. Es entonces cuando sus personajes abren algo prohibido. Sus lenguas torpes logran producir las sílabas adecuadas para desbloquear el abismo. De repente, se enfrentan al mito o a dioses a través del agujero que han abierto en el tejido de las cosas. Se limitan a echarles un vistazo a medida que pasan, y de repente, se dan cuenta de su mortalidad insignificante.

Estas dos historias darán un giro inexplicable hacia lo demencial. Ambas narraciones tomarán vida en Madrid. Con Perversión fractal nos llevará a uno de los grandes tesoros que esconde la capital, el Templo de Debod. Su protagonista, al igual que lo han sido otros en los relatos de Lovecraft, sufrirá un extraño desmayo dentro del templo. Pronto comenzarán las pesadillas y su vida cambiará para siempre, dejándolo en el límite de la locura.

En el segundo relato, Donde usted quiera llegar, un navegador GPS llevará a un viajero allí donde nunca debió querer ir.

Magnus nos invita a observar detrás del velo, para mirar hacia el vacío infinito y satisfacer nuestra curiosidad. Lejos de satisfacernos, el autor crea más hambre en nosotros porque nos muestra, a través de conocimientos físicos y matemáticos, el horror de los viajes a otras dimensiones. Probaremos el sabor de lo prohibido entendiendo que algunas cosas están mejor en el lado de lo desconocido. Él no solo bebió del Maestro, supo escribir dos historias muy dignas. No estamos ante un homenaje, vais a leer a un buen escritor que ha demostrado que sabe crear fantasía oscura manteniendo una calidad digna en su escritura. Me ha gustado lo que he leído, sí, me ha gustado mucho. Sigo buscando esos buenos libros españoles que muchas veces se esconden bajo ediciones y más ediciones. El buen hacer siempre termina saliendo del averno.

Recomiendo leer este libro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *