Reseña: Planetary. Libro Uno, de Warren Ellis y John Cassaday

Estoy seguro. Si todos aquellos cándidos que desconocen de qué va realmente Planetary supieran, en cuanto tuvieran un momento, se harían con esta obra. Porque el desconocimiento es dañino, aunque a veces bueno en el sentido que ayuda a descubrir joyitas que a uno, por mor del destino, puede pasar por alto. Es así que estamos ante una de las obras punteras de uno de los mejores guionistas en activo. Uno de los mejores que ha dado el noveno arte. Planetary, quizás considerada una obra de culto, o mejor dicho, una de sus obras de culto. Una serie limitada de cómics ideada por el guionista británico Warren Ellis e ilustrada por John Cassaday, que fuera publicada en su día por la americana editorial Wildstorm y a la postre en diferentes formatos en nuestro país por ECC Ediciones. Y casi que os diría que la mejor hasta el momento acaba de llegar. Se presenta el Libro Uno (de dos), toda la serie bien recopilada en formato integral de tapa dura. Este inicial comprendiendo los números del #1 al #14 más los one-shots Planetary Preview y Planetary/The Authority: Ruling the World.

La huella de Wildstorm en DC que ya no existe, a través de una serie. Wildstorm fue una editorial que en su apogeo, albergó una serie de proyectos estupendos, muchos de los cuales fueron cortesía de Warren Ellis. Donde comprobar el amor de Ellis por la Ciencia Ficción, las historias de anticipación y la sátira mordaz de la que gozan los cómics para adultos. Universos perfectos, orientados a un público…, bah, para todos. Donde entramos nosotros como lectores hace tiempo. Y mientras Stormwatch y The Authority podrían ser las contribuciones más duraderas de Ellis a la casa DC, Planetary es sin duda su logro más importante y del que oirás grandes palabras de todo aquel que la haya leido. Es fácil: es original, diferente, atractiva, y toca a su vez temas que en muy pocos (poquísimos) cómics se tratan.

Pongámonos en situación: Planetary narra las aventuras de un trío de misteriosos personajes que se denominan a sí mismos Arqueólogos de lo Imposible y que trabajan bajo la consigna: «Es un mundo extraño. Mantengámoslo así». Tres personajes que recorren el mundo en busca de rarezas y prodigios y descubren cosas que a otros les gustaría que nunca se encontraran. Son arqueólogos del misterio, exploradores de la historia secreta del planeta, los que trazan las fronteras invisibles de un mundo fantástico; esos mismos a los que preguntarles sobre la veracidad de cualquier leyenda o conspiración de un lugar específico del planeta, y ser capaces de tener información sobre ello.

Una serie que destaca por lo actual y puesta al día de argumentos, personajes y lugares comunes de la ficción del Siglo XX. Tratando desde cultos secretos, grietas en el tiempo, pasando por monstruos de serie B o historias chinas de fantasmas. Tramas plagadas de referencias a otras historias, si bien se cambian nombres y situaciones tanto para crear un universo propio como para dejar de pagar derechos de autor; seamos sinceros. Un cómic hecho cien por cien para los que amamos el tema paranormal.

Más allá de la narración y la ambición, lo que hace que Planetary sea una de las mejores obras de Ellis, es el sentido inusitado de optimismo y asombro ante todo. La escritura de Ellis tiende a ser oscura y cínica (ver Transmetropolitan, de la misma época, otra obra de arte); aquí encontraréis protagonistas sarcásticos y amargados, los mundos que habitan están llenos de corrupción… Pero no hay que olvidar que Cassaday a los lápices fue una de las principales razones del éxito de Planetary. Incluso en los primeros números, donde el arte de Cassaday es algo tosco, con el paso de los números su trabajo va aportando un gran sentido a los detalles que se narran y se afina el diseño de un modo alarmante en algunas historias. Un estilo cinematográfico impecable. No sé como Netflix no se ha fijado ya en esta serie ahora que busca argumentos y casi todo tipo de historias para sus abonados más frikis.

Y es que el gozo va llegando a la vez que la escala de Planetary se vuelve épica con la presentación de monstruos gigantes, viajes transnacionales como norma, una serie que ofrece una mezcla eléctrica de ciencia ficción, pulp, horror y superhéroes. Que actúa casi como una Liga de Caballeros Extraordinarios para esos géneros específicos, juntando personajes tan dispares como Doc Savage, Sherlock Holmes, Drácula o Los 4 Fantásticos, todo en un universo cohesionado.

Personajes análogos, inspiraciones claras, casi cada número un homenaje, elementos que se entrelazan en una exploración ambiciosa de un multiverso que te mantendrá enganchado. Y como yo ansioso, deseando leer ya el tomo que completa esta magníficia serie. A nadie que haya leído esta reseña, le debe pasar inadvertida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *