Reseña: Nightflyers, de George R.R. Martin

Hay una versión de escritor diferente en George R.R. Martin que no todos conocen. Una enorme minoría que lleva toda la vida leyenda Ciencia Ficción sí que sabe…, pero cierto sector me consta que no. Quizás sean los mismos que se sorprenden cuando ven en las novedades libros de Martin, No-De-Juego-de-Tronos, y se preguntan: ¿es el mismo autor? Y si lo es, ¿George R.R. Martin sí tiene tiempo para escribir otras temáticas pero no para acabar de una vez la saga de Canción de Hielo y Fuego? Para los lectores que se hayan podido hacer alguna de estas preguntas aclararé, que hubo un antes prolífico a Juego de Tronos. Un antes maravilloso en mi opinión de un autor que ganó lo más gloriosos premios de género. A pares.

Hubo un antes. Uno se siente raro cuando lleva aconsejando tanto tiempo a un autor, y resulta que hasta que no se hace mundialmente conocido (¡por una serie de TV!), no empiezan a reparar en sus obras. A George R.R. Martin lo descubrí hace unos veinte años. Lo recomendé y lo recomendé. Sus cuentos molaban cantidad. Para mí fue un enorme descubrimiento encontrarle en un ejemplar de la extinta colección de Martínez Roca, en la colección Gran Súper Ficción. Una antología que trataba los Premios Hugo (el premio más importante a nivel mundial que se otorga a la literatura de Ciencia Ficción), y que se llevan dando desde casi principios del Siglo XX. En fin, di con un tomo que contenía dos relatos suyos. ¡El tío había ganado el Hugo al Mejor Relato con dos cuentos de su propiedad! Uno era El Camino de la Cruz y el Dragón y el otro Los Reyes de la Arena. Dos joyas de la CF que recomiendo que leáis cuanto antes. Era entonces un joven George R. R. Martin, que ya había ganado anteriormente un Hugo con una novela corta, pero que a partir de aquí empezaba a dar que hablar bastante dentro de la literatura fantástica. Hasta que dio el pelotazo con sus novelas de Fantasía de Canción de Hielo y Fuego, o como lo conoceréis muchos por la serie de TV: Juego de Tronos.

Por ello, os gustará saber que Nightflyers, la nueva novela que edita Ediciones Gigamesh (una editorial que no deberéis perderos como amantes de la Fantasía y CF), decía que dicho título se publicó por primera vez en 1980 y ganó el Premio Locus a la Mejor Novela y fue nominado al Hugo de ese año. Aunque ahora resuene tanto por la inminente serie de Netflix, también os gustará saber que tuvo un film fallido en 1987, estuvo un tiempo en los radares del Canal SyFy, tuvo una edición ilustrada (ésta misma que hoy os reseño) e incluso una versión narrada en audio por la actriz Adenrele Ojo.

Nightflyers cuenta como nueve excéntricos académicos viajan en una nave espacial con dicho nombre, cuyo destino es estudiar a una antigua raza alienígena. El capitán de la nave es aún más extraño que sus pasajeros y se presenta en forma holográfica en lugar de física. Espía a sus pasajeros, observándolos en sus literas por la noche, personas promiscuas y bastante activas por la noche, cambiando de pareja con frecuencia… Las cosas comienzan a cambiar, a volverse tenebrosas, cuando los pasajeros comienzan a morir, uno por uno, de forma muy similar a lo que cuenta en Diez Negritos, de Agatha Christie. No obstante, aquí algunas de las muertes son bastante espantosas y el terror psicológico de estar atrapado en una pequeña nave espacial con un asesino se hace palpable de forma abrumadora casi en cada página. Martin demostrando lo que mejor sabe hacer.

Pues sí friends, quizás no lo esperabais después de todo lo explicado, pero en efecto, Nightflyers es una historia de Misterio, Ciencia Ficción y Terror. Una trama convincente, especialmente después de que comiencen los asesinatos. Ya sabéis el gusto de nuestro autor por esto, ¿no? Así que sabemos que ninguno de sus personajes, por muy importantes que sean, están a salvo. Afortunadamente (o desafortunadamente, dependiendo de cómo lo mires), os confesaré que no me hizo especial tilín ninguno de ellos por lo que en esta ocasión poco me importó si sus cabezas explotaron, las cortó un láser por la mitad, se aplastaron al salir por una escotilla, etc, etc. Es lo que nos caracteriza a los fans de Martin. Nos mola la sangre. Aunque me gustó bastante la reunión y opinión de personajes académicos debatiendo, con toque desinhibido, drama y pasión.

Nightflyers, esa interesante mezcla de géneros que os demostrará el “buen antes” del maestro George R.R. Martin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *