Reseña: Apocalipsis (Vol.1), de Stephen King, Roberto Aguirre-Sacasa, Mike Perkins y Laura Martin

Siempre quise leer una posible continuación de una maravillosa historia de Terror como fue/es Apocalípsis (The Stand), de Stephen King. Uno no pierde la esperanza en cosas así aunque rechinen a primera vista, sobre todo, si se cambia el formato y los autores son otros. Y ahora me dices: ¿por qué no desistir y pasar página? Fácil. Este que os habla a través de sus casi cuatro décadas de lecturas ha vivido/leído/degustado historias de franquicias muy buenas donde las secuelas no brindaban por lo mejor de lo mejor en un principio, aunque no obstante, se me viene a la mente casos espectacularmente buenos como Razas de Noche, de Clive Barker en la extinguida editorial Épic Cómics. Una colección que después del cuarto número (que abarcaba película y novela), siguieron publicándola como una serie de cómics, con una calidad tremendamente alta, que en mi opinión superaba todo lo demás y que por cierto, nadie ha vuelto a reeditar. Fue entonces que mis ojos hicieron chiribitas cuando me asomé a Panini Cómics comprobando que recopilaban en un primer tomo, nada más y nada menos que los dos primeros arcos argumentales de la novela. Qué queréis que os diga, me atrae saber más.

El Capitán Trotamundos es la primera miniserie de cinco que abre el ejemplar, y también el nombre del virus. Con un comienzo tremendamente adictivo nos adentramos en una base secreta del ejército en el desierto de California donde todo se torna en desgracia. Charlie Campion, esposa e hija huyen en medio de la noche, llevando encima un terrible virus para horror de sus semejantes. Una carga mortal: un virus que se propagará de persona a persona como un incendio forestal, provocando una ola masiva de enfermedades y muertes. Probablemente, la última batalla de la humanidad, como dice la sinopsis editorial. Una epopeya nacida de la mente del Rey del Terror como es Stephen King. Que continúa y se complica a cada paso con personajes estridentes como el asesino invisible, el virus súper expansivo, llevándonos entre otros muchos lugares a Atlanta, al Centro para el Control de Enfermedades, donde el gobierno USA curiosamente ha mostrado un gran interés en Stuart Redman, que parece ser la única persona inmune a la infección. Decididos a descubrir por qué, con o sin la cooperación de Stu… Pero… ¿qué significan las pesadillas recurrentes de Stu, sobre un hombre oscuro con ojos rojos parados en un campo de maíz?

A medida que la súper gripe continúa extendiéndose por todo el país, las vidas de las almas pobres como Larry Underwood y Frannie Goldsmith no pueden ayudar, pero pueden verse afectadas por ello. Y a medida que los medios comienzan a expandir la noticia de una guerra química y/o la nueva peste bubónica, las acciones del gobierno estadounidense comienzan a evolucionar, los sistemas legales locales y mundiales comienzan a deteriorarse, y dos forajidos locos y salvajes, Lloyd Henreid y Poke Freeman a aprovecharse de la situación. Asesinato y caos al más puro estilo King. Con unas ilustraciones para rememorar «momentos geniales». Muy buen inicio de adaptación. Un hombre oscuro, un Randall Flagg, maravilloso.

Pesadillas Americanas es el segundo arco argumental. Aquí la contagiosa enfermedad ya ha devastado el país y ahora los pocos sobrevivientes deben recoger las pocas cosas que le quedan y continuar. Larry Underwood busca escapar de Nueva York, Lloyd contempla una opción de cena extremadamente desagradable en la cárcel…, y Stu Redman hace un desesperado intento por liberarse de sus interrogadores. Lo más siniestro de todo, el extraño ser llamado Randall Flagg que continúa su terrible viaje, sin volver a crecer la hierba por donde pasa. Donde aparece por primera vez el Basuras, un seguidor insensato del Mal con un deseo innato de quemar cosas…

¡Mi vida por ti!

A los conocedores de la historia: ¿Recordáis aquel hombre oscuro que te puso los pelos de punta y te hizo sentir incómodo en tu sillón de lectura en tu primer contacto? Ha vuelto. Vuelve a estar en movimiento y siente que ésta es su noche de suerte. En formato ilustrado, nada menos. Un primer volumen de tres que recopilará todo-todito-todo de este titulo en formato cómic. Por mi parte, esperando desde ya ese “más” que tanto deseo saber donde al parecer veremos destellos en el siguiente volumen.

Integrales indispensables para amantes del Tito King.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *