Reseña: Ángulo Muerto. Antología de Cómic de Terror, de VVAA

De un tiempo a esta parte, ha habido un importante cambio para los que amamos todo tipo de historias de Terror. Se están publicando en nuestro país bastante más de las que siempre hubo. Podemos encontrar títulos ya en varias editoriales, y dentro de ellas, grandes autores manga y de este género que lo pegan bastante fuerte en la tierra del Sol Naciente. Hideshi Hino (un maestro de antaño), Kanako Inuki (un autor al que le pone situar a chicas en problemas sobrenaturales), Yousuke Takahashi (un mangaka referente de los 70s) y por supuesto, el gran Junji Ito (denominado ya el maestro del Terror japonés actual), que por fin empieza a ser conocido aquí. Y algunos más. Mucha culpa de todo esto la tiene ECC Ediciones que apostó por traerlos hace algún tiempo, y ha continuado colocándonos maravillas muy locas (algunos sabéis de lo que hablo), desde entonces. Muy locas digo, por que muchos sabréis ya que es un Terror diferente a lo que estamos acostumbrados. Tanto que por fin volvemos a asustarnos con tramas originales y curiosas. En especial, a los que estábamos inmunizados ya.

Ahora imaginad una cosa: ¿Y si reuniéramos a los mejores mangakas en una sola antología de horror? ¿Cómo quedaría si…? Bueno, ya basta. Ángulo Muerto: Antología de Cómic de Terror es de lo que hablo. Y lo que estáis buscando ya (o debéis) probablemente. Un pequeño volumen que fue toda una sorpresa para muchos aficionados al género. La posibilidad de ver por fin reunidos en un solo tomo a toda una selección de autores con “gustos” muy variados. Publicada por ECC hace algún tiempo pero aún disponible, una oportunidad y un título que no íbamos a pasar inadvertidos por aquí. En Ángulo Muerto…, en poco más de doscientas páginas, encontramos guiones, narraciones y arte muy dispar. Diría que una buena muestra entre culto clásico y modernidad con el Terror como referente. Nueve relatos diferentes entre sí, antología que abre con un cuento famoso convertido al Terror. La versión de Blancanieves, de la mano de Junji Ito. Y bueno, imaginad que hace el tipo con este cuento… Uff, inolvidable. Estilo oscuro y saturado para darnos miedo con una Blancanieves muriendo y resucitando como espectro.

Un cuento que finaliza en el prólogo es una genialidad donde Takahashi muestra su verdadero poder de inventiva. Un muchacho que recibe sin quererlo el poder de ver a los muertos por parte de una desconocida muchacha. Medicina espiritual es el primero de dos relatos que aporta Kanako Inuki al tomo. Un médico que tiene que pasar consulta a pacientes que no son realmente lo que parecen. Y Mujeres en la oscuridad, un trío de breves historias con un hilo conductor que ya os imagináis.

Le sigue El ratón de biblioteca, de Amagappa Shoujogun. Otro inolvidable. Un fantástico relato de Terror del que prefiero no contaros nada. Pero…, NADA. Entonces llegamos al abuelo Hideshi Hino y su historia Una leyenda del circo. Bizarros y llamativos diseños como acostumbra y una tenebrosa historia de amor entre madre e hijo. Y después Un libro de ilustraciones repulsivas, de Michiru Noroi, que nos habla de un joven escritor frustrado y su pareja, los cuales se obsesionan con un horrible libro de ilustraciones encontrado.

El pájaro enjaulado, de Nooto Osada y He empezado El tejón (Takahashi, de nuevo) cierran este genial tomito. Costumbrismo japonés en estado puro. Casas, paredes y muertos intranquilos. Ángulo Muerto: Antología de Cómic de Terror, un volumen que no debiera pasar inadvertido para los que gustan de pasarlo mal, mientras disfrutan.

Geniales historias que contar a alguien, disfrutar para sí mismo, esas mismas también que todo amante al cómic de horror debería leer… Si es capaz de soportarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *