Reseña: La Máscara de la Muerte y Otras Historias, de H.D. Everett

Henrietta Dorothy Everett es una autora casi desconocida que escribió entre el final de la época victoriana y principios del Siglo XX. En esencia, desde aquellos principios literarios hasta ahora, ha cambiado muy poco la manera de escribir por eso vais a encontrar una forma de narrar moderna con un ambiente de fondo que os sonará familiar. Muchos de sus relatos están ambientados en Escocia y otros hablan del trauma causado por la I Guerra Mundial. Esta antología conecta lo mundano con la clásica historia de fantasmas.

Empezaréis leyendo el relato que da título al libro La Máscara de la Muerte. No es casualidad que sea el primero, la editorial apostó por el relato más inquietante. El viudo Tom Enderby le cuenta a su amigo al calor del hogar una espantosa historia de la última voluntad de su mujer antes de morir. Debía cubrir su rostro con un misterioso pañuelo. Un pañuelo que se acoplaba a su cara como una máscara. Pronto descubrirá de lo terrible que puede ser su difunta esposa… El libro consta de nueve relatos. En cada uno de ellos el Terror se vivirá de forma diferente. No siempre se buscará una venganza, en Los Dedos de una Mano sabremos de aparecidos que se materializan con cierta forma de garra, para trasmitir una advertencia escrita. Algunas veces no traerán el miedo, o más bien dejarán a su paso la tristeza y la desesperanza de como ocurrió, como por ejemplo el cuento titulado El Teléfono. Ernest Carrigton un capitán de permiso de la I guerra Mundial en Inglaterra, pondrá todo su empeño en buscar a su novia. En su desespero gritará su nombre Isabeau: ¿Dónde estás? Y ese teléfono sonará.

Los fantasmas pueden ser el deseo inconsciente de aquello que se perdió. El Pequeño Fantasma de Anne cuenta como un matrimonio pasa las vacaciones en lo que parece ser una casa encantada. Una niña de seis años se les aparecerá sin que haya una explicación para ello. Pero es que cuando amamos demasiado la muerte puede ésta no ser el final. La Cortina Carmesí narra la historia de otra casa embrujada. Tres adolescentes vivirán la peor experiencia de su vida. Veinte años más tarde uno de ellos se hospedará en la misma vivienda sin saber que es la misma de la que en su día vieron salir lo antinatural. ¿Qué más? Apariciones que ayudan a caminantes solitarios. No faltará tampoco el folclore escocés de la famosa Dama Blanca. Casi terminando nos deleitaremos con una leyenda de gaiteros que recuerda a lo que aquí conocemos como La Santa Compaña. Finaliza el libro con el relato La Pared Susurrante. Una especie de susurro tendrá que ver con un dicho el cual cuenta que si alguien del clan de los Lovell ve al niño pues…

El espiritismo y el estudio de las paraciencias se había popularizado mucho en la época en la que se escribieron estos relatos. Nuestra autora nos dejará ante diferentes tipos de apariciones que leeremos con el corazón encogido ya que sentiremos la mortalidad marchitando a los personajes. Los fantasmas nos recuerdan que esta pérdida es inevitable para todos. La mayoría de los relatos están escritos en primera persona dándole con eso mucha más fuerza a las historias. Es curioso, pero al terminar de leer y cerrar el libro, cuando me puse a pensar en todo lo que había leído, fue entonces cuando un escalofrio recorrió todo mi cuerpo. Una nueva joya de libro a tener en cuenta de la ya indispensable editorial La Biblioteca de Carfax.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *