Reseña: La Venganza de Ariadna, de Alba Quintas Garciandia

Su historia es un canto para las mujeres, una canción para todas ellas, pero en especial para aquellas que ya no tienen voz. La canción es un himno de batalla elevando el espíritu para luchar, aliviando a las que ya no pueden. Se plantea lo terrible de la violencia, nos enfrenta con la verdad, pero nos deja con la esperanza de que nuestra sociedad cada vez es más consciente de la realidad. La autora en este libro explorará también las vivencias más cercanas a nosotros, como son los lazos familiares. Astrid tiene veintiocho años, es escritora. Se encuentra en una antigua casa familiar en un pueblo entre montañas llamado Sabinta. Una noche se encontrará en el camino de su casa con una chica de veinte años llamada Martina que sufre un ataque de ansiedad. Martina lleva un elegante vestido. Cuando esté más tranquila le hablará de una fiesta de cumpleaños con su novio. Astrid comprenderá que esa chica ha vivido algo muy duro y la acogerá para ayudarla. Mientras tanto, intenta darle forma a una novela cosa que los del pueblo no se lo pondrán fácil, no es bien recibida. Ya sabemos que en los pueblos si algo temen es a los cambios.

Las dos protagonistas femeninas van a llevar todo el peso de la novela. La culpa es una prisión, no necesita que nadie le ponga grilletes para sentirse prisionera. Así se sentirán ellas culpables. Una por ser como es, sigue buscándose a sí misma en la escritura como si la literatura tuviera las respuestas que necesita. La otra tiene el alma rota. Siempre fue una simple sombra que, para no desparecer, complacía a todo el mundo menos a ella misma. En esa fiesta comprendió que un NO, a veces, para otro no significa nada. La autora se servirá en ambas de la primera persona para que nos cuenten sus miedos, sus dudas, su búsqueda, su intento de curarse, la necesidad de contar sus vidas para liberar el dolor personal. En cambio, no lo utilizará para narrar lo que ocurrió en esa fiesta.

Hay libros que se escriben para entretener. Pero aquí tenemos, además, un libro valiente porque la autora nos cuenta toda la rabia que lleva dentro sobre el tema de las condiciones sexuales, o cuando una víctima no denuncia por miedo a no ser creída. Nos habla también sobre como la persona en la que más confías puede destrozarte la vida. Escrito desde el fondo de alma con pequeños versos en el principio de cada capítulo donde ellas dos libran su propia batalla personal. Escrito de forma muy sencilla, pero usando palabras hermosas y frases oportunas, algunas dignas de ser recordadas; Alba Quintas nos deja un mensaje poniendo su corazón y lo consigue, vaya si lo hace. Recordará el atentado terrorista que vivió París. Por entonces, Martina estaba en ese cumpleaños y comprobó lo dura que es la otra cara de la vida: mientras unos se divierten, otros están muriendo y son asesinados. La Guardia Civil, su familia y amigos empezarán la búsqueda de Martina, pero eso poco o nada importa, lo importante es que ellas dos se encontraron y se necesitan para sanarse. Cuenta la leyenda que Ariadna ayudó a Teseo con su hilo rojo y luego él la dejó abandonada en una isla para casarse con su hermana pequeña. Pero hay una versión muy distinta a la de Homero. También afirman que Ariadna no fue abandonada, si no que ella huyó por su propia voluntad. Esa leyenda se escribió para deleitar a los lectores. Pero nuestra autora la usó para darnos un mensaje. Un libro que os recomiendo.

Un libro difícil de olvidar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *