Reseña: Joe Golem, Detective de lo Oculto. La Oscuridad Exterior, de Mignola, Golden y Reynolds

Llega a novedades el segundo volumen en TPB de Joe Golem, Detective de lo Oculto. Sabiendo de mi mignolismo, es de todos conocido que me iba a poner con él al momento. Adelantando ya, que aunque este número se indica como segundo tomo, contiene arcos argumentales que se pueden leer de forma independiente y que se cierran en este mismo volumen.

Si has leído hasta aquí, te acabas de delatar como un gran fanático del Mignoalverso y por eso ya sé que eres de los míos. De esos que cuando descubrimos una nueva historia, obviamente corremos a leerla. Para los nuevos, saber que Joe Golem, Detective de lo Oculto nos sitúa en la isla de Manhattan pero con gran parte de ella sumergida a más de treinta pies. Principios de los años 20. El Downtown nunca ha recibido mejor nombre. De hecho, es conocida como la Ciudad Anegada. Cataclismos naturales: terremotos, tsunamis y fuertes tormentas la empujaron hacia el fondo hasta que, cincuenta años después, duerme bajo el agua. Ahora los pobladores de Nueva York se diferencian en dos bandos: la parte alta y rica de la población y la ciudad anegada donde moran indigentes, carroñeros, huérfanos y bastantes casos paranormales.

La Oscuridad Exterior (The Outer Dark) es el primer arco de tres numeritos que trae el tomo. Donde así a bote pronto, encontramos a nuestro detective de lo oculto luchando con algunos de sus propios demonios en forma de terribles pesadillas recurrentes. Tramas sobrenaturales, lovecraftianas, seres de penumbra, investigadas por el detective de borsalino. Con ese toque retro que tanto gusta a los que amamos las novelas clásicas a lo Dashiell Hammett. Joe golem está convencido de que estas pesadillas tienen un significado especial, como si su subconsciente intentara decirle algo. Afortunadamente (o desafortunadamente, dependiendo de cómo lo mires), no tiene demasiado tiempo para detenerse en sus cosas, pues un asesinato múltiple se ha denunciado. Un agresor sobrenaturalmente fuerte. Lo que le arrastra al primer plano el misterio y la maldad de ciertos seres a los que uno no desearía enfrentarse en su vida. Y con tan solo un 38.

Carne y Hueso (Flesh and Blood) es la segunda aventura que se aporta. Una mini historia de tan solo dos números pero con mucha enjundia. Donde vuelven a colaborar Mignola, los misteriosos aportes de Golden y el arte crudo y espeluznante de Patric Reynolds. Ilustraciones que perturban sabiendo o no de qué va la trama. En primer lugar nos encontramos con ciertos problemas entre Joe y Lori. Lo que causa inestabilidad interior en Joe. A lo que suma algunas dudas acerca de su jefe, el Sr. Church. Joe comienza a investigar una posible posesión, un primer número que te deja con el corazón en un puño: con Joe Golem a punto de entrar en la casa de una mujer poseída. Comienza fuerte el final de la historia, con Joe y el padre Ryan intentando ayudar a la mujer por la que los vecinos se han preocupado. Para encontrar todo lo que hay tras un alma atormentada, viendo que quizás el Sr. Church oculta demasiado sobre todo esto… Y cuando menos lo esperas, se desvela que ambas historias revelan lentamente la verdad sobre el pasado de Joe. Drama y horror para disfrutar en el camino.

Mike Mignola y Christopher Golden continúan haciendo grandes colaboraciones que nos vienen de lujo a los amantes del Terror. Más allá del ya denominado Mignolaverso, colaboran a la perfección en términos de diálogo y ritmo, alimentándonos poco a poco, con un curioso goteo, el suficiente para mantenernos enganchados página a página. Terminé Joe Golem, Detective de lo Oculto: La Oscuridad Exterior, entusiasmado. Curiosidad por saber a donde pueden llevarnos en un próximo número de este maravilloso investigador de lo sobrenatural. Pero aún queda. Sabemos que este titulo se publica aquí cada mucho (un año entre los dos números) pero somos considerados por ser obvio que antes salen las grapas al otro lado del charco y luego Norma Editorial tiene que ver cuantos ejemplares mete en el TPB de aquí. Sin embargo, siendo paciente, se cumple. Me complace ver que este segundo volumen cumplió mis expectativas. Es decir, para mí es una serie a seguir pese al tiempo. Como un buen whisky que con la espera, gana. Establece temas emocionantes y por el momento continuaré cantando elogios. Además de que hablamos de autores que hacen un buen trabajo dando la bienvenida a cualquier fanático, no dejando demasiadas preguntas sin responder. Una genialidad creciendo lentamente en mi cómicteca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *