Reseña: Superman. El Hijo de Superman, de Peter J. Tomasi, Patrick Gleason, Doug Mahnke y VVAA

La premisa, en una frase compuesta, fue para mí realmente atractiva: «El mundo necesita a El Hombre de Acero… Pero, ¿puede Superman proteger al mundo mientras cría a un súper hijo junto a su esposa Lois Lane?». También me llamaba bastante las buenísimas críticas que había oído sobre este Superman situado tras los acontecimientos Rebirth. Sin duda, y dicho por muchos, el mejor Superman a leer en bastante tiempo. Y llegado el momento, ECC Ediciones nos publica este tomito, llamado igual que el arco argumental que recopila. Entonces, momento ideal se mire por donde se mire, ¿no?

Ahora es el turno de ser papá Kent y enseñarle a su hijo lo que significa ser un tío mega súper. Sus pros, sus muchas contras y los mil ojos a tener para que todo fluya con asiduidad. ¿Libre albedrío bajo la custodia de un padre que es capaz de ver a través de las paredes? Poco libre albedrío veo yo ahí. Pero buenos momentos y escenas que a más de uno (sobre todo, a los que seáis padres), os hará soltar alguna que otra sonrisita. Con el incentivo de una sombra persiguiendo al niño para algún temible fin. Mas, ¿quién quiero cazar al hijo de Superman y por qué?

Superman surge en pleno evento Renacimiento y supone el principio de una nueva era para el Hombre del Mañana. Nos lo ofrecen autores de renombre actual como Peter J. Tomasi, Patrick Gleason, Doug Mahnke, Jorge Jiménez, y algunos más. Un volumen que recopila del #1 al #6 (así como el especial Superman: Rebirth), los mismos ejemplares que inician la nueva etapa y serie regular de Superman.

El último hijo de Krypton debe decidir si ayudar a su hijo pequeño a usar sus nuevas y crecientes habilidades u ocultárselo al mundo. Una historia que nos traslada al condado de Hamilton donde Lois y Clark están tratando de construir una nueva vida con su hijo, Jonathan Kent. Sin embargo, parece que ocultar identidades secretas no sea tarea fácil, especialmente para Jon. Además, se junta que Clark Kent tiene que aparentar estar de luto por la muerte del héroe (en Los New52) cuando visita las tumbas de Pa y Ma Kent. Un lugar tan cerca y a la vez tan distante, donde se da cuenta que este mundo todavía necesita ayuda. Un Superman. Por lo tanto, se vuelve a poner la capa…

Una trama costumbrista, cosas de casa, vida en familia y sucesos inesperados junto a mentiras de patas muy cortas. Descubrir las habilidades de un hijo y ver si es capaz de discernir entre el Bien y el Mal. Sumando acontecimientos que el niño no comprende pero quiere comprender. Ver a su padre discutiendo en la cocina con Batman y Wonder Woman, por ejemplo. Contemplar como la famosa Trinidad parece que volverá a trabajar unida. Y Jonathan descubriéndolos. Esa es la parte buena. ¿La mala? Enterarse de que la mente artificial conocida como Erradicador pisa los talones a la familia. Ese ser que llevará hasta el final de sus días cumplir los parámetros para el que fue creado: proteger el genoma kryptoniano y no tolerar ninguna otra forma de vida. Ni siguiera la de un niño que no considera completamente puro.

El mismo equipo de creadores que nos trajera las aventuras de Damian Wayne en Batman y Robin (una de las series regulares que más he recomendado últimamente), regresa para hacernos vibrar con unas atractivas aventuras carismáticas como es saber de Superman y su descendencia. Un arco que en un solo tomo, tiene todo lo necesario para los que andamos cortos de tiempo y necesitamos terminar de “comernos” lo que tenemos delante casi de un bocado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *