Reseña: La Estirpe de los Lobos, de William Morris

Acercarse a Tolkien de un modo u otro siempre es buena señal. Especialmente, si eres de los que cuando llega la época invernal le gusta retomar sus escritos, ver nuevamente las películas de Peter Jackson o (una alternativa reciente en mi vida) leer libros que él recomendó o inspiración su Tierra Media. Si ya eres aficionado a esto último (sé que sois unos cuantos), sabes a ciencia cierta que William Morris es un autor indispensable a leer para tal proyecto.

La Estirpe de los Lobos (A Tale of the House of the Wolfings and All the Kindreds of the Mark) es una novela de fantasía escrita por William Morris y publicada por primera vez en 1888. Quizás el primer escritor “moderno” en unir un mundo cercano y ancestral con elementos fantásticos y sobrenaturales. ¿El precursor de la Fantasía actual? Uno de ellos. Una historia que se hace bastante obvio que influyó en ciertos aspectos a J. R. R. Tolkien (confirmado además por el autor en una de las cartas que se pueden leer en el libro The Letters of J. R. R. Tolkien). La Estirpe de los Lobos, William Morris y sus hunos, godos y romanos, usan numerosos paralelismos con El Señor de los Anillos. Morris usa nombres antiguos de estilo inglés como Mirkwood, la Marca, nombres propios germánicos como Thiodolf y una raza de enanos como herreros expertos…

Cápside Editorial publica esta maravilla literaria por primera vez en español. El primero de los romances fantásticos de William Morris, escrito en prosa y verso. Cápside Editorial, una editorial independiente que dirige el escritor Sergio Mars, el cual se encarga de la traducción de esta joyita fantástica. Y lo hace genialmente bien.

¿Qué encontramos en La Estirpe de los Lobos? En principio, una lucha en ciernes de los hombres de la Marca contra los invasores romanos. Seguimos a Thiodolf, el líder de la Casa de los Lobos, el más querido por las gentes y su más grande guerrero. Sin el conocimiento de su gente, él ama y es amado por Sol-del-bosque, hija de los dioses. Una joven que Thiodolf “adopta” como suya, convirtiéndose en la doncella que cuidará la lámpara sagrada… Cuando de pronto llegan noticias de la Marca. Existe una fuerza invasora que busca arrebatarles sus tierras. Mientras los hombres se preparan para la guerra, Thiodolf entra al bosque para ver a la bella chica y ésta, temiendo por su seguridad, le ruega que se ponga una protección hecha por enanos. A pesar de la tradición guerrera entre los de su Casa de ir sin camisa a la batalla…

Lo que sigue es un maravilloso relato de guerra, amor y lucha por proteger lo que a todo un clan pertenece. Con las rencillas interiores, exteriores, con más familias o clanes descritos. Más linajes existen en la llamada Marca Media: Hijos del Alce, los Hijos del Azor, los Hijos del Cisne, los Hijos del Leño, los Hijos del Jabalí y los Hijos del Oso. Todos y cada uno con sus pendones y jerarquizándose a su vez entre ellos separando dichos linajes entre la Marca Media y la Marca Superior. Hombres en definitiva, luchando contra un mismo enemigo por sus vidas, hogares, la tierra que uno ha sacado adelante; mientras que esos líderes romanos parecen solo buscar gloria y riqueza.

Una delicia. Para mí concretamente una joya desconocida por la que brindo y sé que volveré a su relectura cada poco. Es difícil leer La Estirpe de los Lobos y no pensar en los Rohirrim de El Señor de los Anillos. El tema de la Marca, el habla, el carácter de los personajes, ese lugar lejano del que jamás más allá ninguno se ha aventurado… ¡se llama el Bosque Negro! Para más inri, para ser un libro escrito a finales del siglo XIX goza del poder de una lectura agradable. Las escenas de batalla están bien escritas y los personajes son interesantes. Se dan muchos detalles sobre la tierra, las casas de la Marca, sus historias e incluso sus costumbres matrimoniales. Es inusual leer una construcción tan convincente en un libro casi arcaico para algunos lectores actuales. Sacrificios, honor, el mal a espuertas y con pocas opciones de salir victorioso.

Una maravilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *