Reseña: La Catedral de la Luz, de Rubén Laurín

lacatedraldelaluzLa Catedral de Magdeburgo fue una de las primeras catedrales góticas de Alemania. Oficialmente, es la catedral de los santos Mauricio y Catalina. Allí puede contemplarse la efigie de un caballero medieval de rostro negro. La pregunta que se hace nuestro autor es: ¿qué llevo a un escultor del Siglo XIII a representar un santo como un hombre negro? De ahí surge la novela que vais a leer. Una narración histórica en la cual se mezclarán personajes ficticios y reales. Rubén Laurín se adelantará en el tiempo a varios hechos y fechas para situar mejor su historia.

Los Alpes galos, verano, 285 d.C. El emperador romano Maximiano envía al centurión Mauricio y a su cohorte tabana a una misión al otro lado de los Alpes. Todo dará un giro con un nuevo mensaje del emperador. Una profetisa le revelará el misterioso futuro que le espera al centurión.

1215. Faltan doce años para que los caminos de unos jóvenes, Moritz, Helena, Ansgar, Gotthart y Matilde se crucen en Magdeburgo.

1219. Moritz, un superviviente de la tribu Wendo, la cual atacaron los sajones matando a toda su familia, encuentra en la escultura su forma de olvidar la matanza. Esa habilidad no pasará desapercibida al constructor de catedrales Bohnsack, que se lo llevará con él para la maravillosa construcción del templo sagrado. De París llega un reputado escultor, entre ambos comenzará a tejerse una peligrosa rivalidad que empeorará cuando ambos se sientan atraídos por Helena, la hija del constructor. Todos ellos pronto sabrán de Matilde, una mujer con un don muy especial.

Ante la atenta mirada del arzobispo de Magdeburgo la catedral empieza alzarse ante el sudor, hambre y accidentes de los trabajadores. Usaban palancas y poleas, andamios. No tenían la soberbia de la ingeniería romana, pero levantaban templos majestuosos con decoración en relieve. Entre cambios de estaciones, hermosas vidrieras de colores, grandes bosques y guerras, conoceremos la vida pasada y presente de los principales protagonistas…

Una novela ficticia con hechos y algunos personajes reales, en la cual destacará el pertenecer a diferentes clases sociales o los castigos a las madres solteras.

Me gustó la novela. Más allá de la construcción de la catedral se narran las vidas de las personas. En ellas recae todo el peso narrativo. En ningún momento os abrumaréis con los datos históricos, ya que estos son pocos y bien centrados. La vida misma, tal cual, en la Edad Media, alrededor de la fe y la superstición. Con todo lo que eso conlleva: odios y venganzas. Unos morirán y los nuevos nacimientos ocuparán su sitio. Por que al final es la piedra la que posee la eternidad.

Se comenta mucho sobre la cólera de Dios, pero yo pregunto: ¿es la ira de Dios o la de los hombres?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *