Reseña: Hellboy y la A.I.D.P 1954, de Mike Mignola, Chris Roberson, Richard Corben y VVAA

hellboyyAIDP1954Por andar un poco desconectado, me lleve la buena sorpresa de encontrar en el nuevo tomito de Hellboy y la A.I.D.P: 1954, que incorporaba tres historias distintas (más una) en su interior. La colección que sigue trayéndonos Norma Editorial en tapa dura, la que esperamos muchos con tanta ansia, casi después de pasar la última página del anterior, además contiene el número especial lanzado en el Free Comic Book Day. El caso es que saber de esas tres aventuras y media en su interior, me hizo tanta ilusión, que aún se puede ver la huella del sitio donde estaba antes de ir a por él. Mignolista, que es uno.

hellboyyAIDP195403Hellboy y el A.I.D.P es una meta-serie en curso que consiste en one-shots y mini-sagas. Cada edición presenta un sistema de numeración interno impreso en la cubierta interior, que indica el orden de lectura. En nuestro país este tomo representa el número #22 de la serie. Precedido por Hellboy y la A.I.D.P: 1953, otra chulada de la que ya hablé en su día.

Sol Oscuro cuenta como una criatura desconocida ataca a un grupo que desarrolla una expedición en el Ártico. Hellboy y la A.I.D.P son enviados para investigar. Hellboy ya no es el novato…, ¿o sí? El Chico Infierno cree que puede resolver el misterio de inmediato, pero lo que encuentran en la nieve revela algo mucho peor. Separado de los demás, Hellboy se topa con un familiar enemigo y una nueva arma que planea probar contra él.

Me encantó Bestia Irracional. Una inusual caza de fantasmas donde Hellboy se enfrenta a un mono espectral con un mensaje para una familia en duelo. Muy a lo Jacobs. O incluso a lo Stephen King. Una historia que cuenta con el dibujazo de Patric hellboyyAIDP195404Reynolds, el ilustrador de Joe Golem. En El Mes de los Fantasmas, Hellboy caza antiguos demonios chinos en la ciudad amurallada de Hong Kong cuando un viejo amigo de Bruttenholm le pide un favor. Un caso que nos lleva a los primeros días de la red creada por espías británicos en el Lejano Oriente. Con los chulos momentos sobrenaturales que Mignola propina, por supuesto. Una historia donde el dibujante Brian Churilla (La historia secreta de D. B. Cooper) se une al Mignolaverso.

También se aporta como dije antes El Espejo, un corto relato lanzado en el Free Comic Book Day, donde a Mignola se une un dios del noveno arte como es Richard Corben. Ya solo por eso merece la pena echarle la zarpa, ¿no?

Podría deciros que se me acaban las alabanzas para Mike Mignola, pero no por que soy muy fan. Podría atacar cosas que no me han gustado, decir que en ciertos momentos de una trama que leí hace tiempo, un par de páginas pasaron ante mis ojos sin pena de gloria y que pensé que nadie, nadie en este mundo de autores es hellboyyAIDP195406perfecto al cien por cien y todo lo que publica es una maravilla. Podría decir esas banalidades, quejarme de ínfimas tonterías como hacen algunos desconsiderados que jamás escribieron algo más que un dictado en el colegio… Si lo acabaron. Y no por que soy fan, no me quejo, sino por que el Mignolaverso es tan puro y tan maligno a la vez, que en cualquier resquicio, en cualquier ángulo extraño de una viñeta, he sido capaz de encontrar un detalle súper chulo que gusta a los que amamos estos mundos de brujas, sectas, ánimas errantes, monstruos y dioses paganos a los que Hellboy siempre hace frente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *