Reseña: Hungry Ghosts, de Anthony Bourdain, Joel Rose y VVAA

hungryghostsNo me queda otra que haceros la reseña de lo que leí anoche. Tengo que contarle a alguien lo bien que lo pasé leyendo Terror, en una noche de terror como es la Víspera de Todos los Santos. O Halloween, como se dice en mi tierra. O el Día de Muertos, el término mejicano que me gusta tanto… A lo que iba: ¿es bastante lógico que los que amamos el género de Terror, una noche así, nos lo curremos para “disfrutar” de lo lindo? Decoración casera, niños llamando a la puerta en cuanto oscurece para pedir caramelos, disfraces, bebidas color sangre, pelis de miedo y antes de dormir (tarde, por que era muy tarde) una lectura acorde a la única noche del año en la que las almas pueden caminar libremente sobre la Tierra.

hungryghosts00¿Cocineros reunidos contando historias de Terror? ¿Qué puede salir mal? Obviamente, en este género, lo que tenga que salir mal, saldrá mal. Medusa Cómics publica Hungry Ghosts, una joyita que llevo siguiendo hace tiempo en Twitter por las notables y constantes menciones que le hacen a la obra grandes del cómic y del género, en especial, Francesco Francavilla; uno de los ilustradores que participan en la obra. Aunque curiosamente anoche, en la lista de una web USA famosa de recomendaciones, Hungry Ghosts era mencionado como uno de los indispensables para leer en la noche de Halloween. Y yo con él en la mano. ¿Demasiadas coincidencias? Todo estaba a favor. O en mi contra para no poder dormir.

Y disfruté como un cosaco, como un poseso, pues eso: Hungry Ghosts. En una noche oscura y depravada, un oligarca ruso se atreve a reunir una serie de chefs internacionales con la idea de jugar el legendario juego de las 100 Velas: un entretenimiento samurái del periodo Edo donde cada narrador hungryghosts02hablará sobre una historia terrorífica de fantasmas, demonios y macabros seres que conozca. Rezar y sobrevivir al desafío que le puede ofrecer mostrarse justo después ante un espejo en la penumbra de la sala. Hungry Ghosts reinventa historias clásicas de yokais, yoreis y obakes. Todos contaminados y con un puntito gustoso, es decir, relatos con la comida muy presente. Kaidan es la introducción a la historia. En El Esqueleto Hambriento, un chef de ramen se niega a ayudar a un mendigo con terribles consecuencias. En Los Piratas, una chef sugerente hablará de lo que le sucedió a una banda de piratas que deciden quedarse con una mujer en el barco para sus deseos más lujuriosos. Continúa con dos espantosos relatos en el Mediterráneo: El Caballo Salado, transcurre en nuestro país y habla de un rico terrateniente español, dueño de un extenso rancho, con un apetito voraz sobre los bonitos animales que recorren su establo. En el sur de Italia, Las Cabezas cuenta la historia de un maestro de cocina exiliado con un apego insano por su nuevo aprendiz.

Para mí, la maravilla de maravillas de este tomo son los dos siguientes: Bien Profundo, el cual narra muy bien lo que debe ser ingresar, trabajar y relacionarse en una de esas cocinas con tantos rangos de hungryghosts04chefs. Donde encontramos como se va a pique una excelente cocina francesa, y como se le da respuesta a un chef abusivo y deleznable. El Furúnculo del Abdomen es otra genialidad. Además de estar ilustrada por mi amado Paul Pope, el dicho “El camino al corazón de un hombre es a través de su estómago”, adquiere un nuevo significado aquí.

Sin darme apenas cuenta, el tomo que tenía entre mis manos finalizaba y yo no quería. Me encantaba todo lo concerniente a Hungry Ghosts y no podía creer como esta obra no había tenido más repercusión en nuestro país. La Mujer de Nieve nos lleva a la congelada prefectura de Nigata, donde el heredero de una cabaña de paso que ofrece comida a los viajantes no puede mantener la boca cerrada y eso será su perdición. Y por último La Cabeza de Vaca habla de aldeanos desolados por la hambruna y lo que su hungryghosts05voraz e impensable forma de comportarse les llevará a hacer con un extraño que aparece en el pueblo.

Para lectores adultos, se indica en la edición original. Pero es el típico cómic por el que yo me las ingeniaba en mi niñez para poder leer. Como los de la EC. De hecho, comentan los autores que es un homenaje a aquellas historietas de terror ilustradas que el Cómic Code intentó destruir.

Elaborado por el autor y chef Anthony Bourdain (Kitchen Confidential, estrella de TV de Parts Unknown ganadora del Emmy Award) y el aclamado novelista Joel Rose (Kill, Kill, Faster, Faster y el número 1 del hungryghosts03New York Times y bestseller Get Jiro!); se reúnen de ilustradores estelares como Alberto Ponticelli, Vanesa Del Rey, Leonardo Manco, Mateus Santolouco, Sebastian Cabrol, Irene Koh, Paul Pope y por supuesto el maravilloso Francesco Francavilla; nace esta obra de Medusa Cómics que ningun amante del mejor género de todos debería perderse.

¡Trae hasta las recetas de cada plato oriental que aparece! Una de las mejores lecturas del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *