Reseña: Batman. Condado de Gotham, de Steve Niles, Scott Hampton y José Villarrubia

condadodegothamEmpecé a querer devorar y leer todo lo que hacía Steve Niles desde que me enamoró con su 30 Días de Noche. Supongo que no soy el único. No obstante, nada como el Terror para que un autor te enganche para con sus gustos. Después te enteras que se interesan por él las grandes franquicias y antes de que a ti se te ocurra la idea, ya está el señor Niles trabajando en Batman, por que la policía no es tonta, si había un superhéroe que le iba como anillo al dedo al de Nueva Jersey ese sin duda era Batman… Y toda la oscuridad que representa.

Batman: Condado de Gotham es una miniserie de tres numeritos guionizada por el gran Niles e ilustrada por Scott Hampton (Grandes Autores de Batman: Otros Reinos, Batman: Gritos en la Noche) y con colores de mi compatriota José Villarrubia; estilos que expresan a la condadodegotham01perfección la lucha interna de un Hombre Murciélago llevado al límite. Con una premisa genial, muy a lo Seven en cuanto a acción, sombras eternas por viñeta y esa opresión de saber que te espera un macabro descubrimiento al final; conocemos de primera mano una serie de asesinatos rituales a las afueras de Gotham City. Algo acecha ahí fuera, algo que lleva a un macabro reino sobrenatural.

Bruce Wayne está obsesionado con sueños y visiones recientes de cadáveres reanimados en los que aparecen sus padres culpándole por sus muertes. Durante una pelea con Batman, el Joker plantea el problema de la existencia de una vida después de la muerte. Jim Gordon convoca a Batman para un caso de asesinato en los suburbios del condado de Gotham, donde familias enteras han sido asesinadas de la misma forma espeluznante y ritualista. La única conexión es que todas han sido robadas por un indigente drogadicto.

condadodegotham02Mientras Batman investiga una de las escenas del crimen, es atacado. Rescatado por los detectives Keith y Radmuller del Departamento del Sheriff del Condado de Gotham, llega a un conclusión: el drogadicto no tiene nada que ver. Antes de que el ladrón pueda proporcionar cualquier información, un tipo le dispara y escapa al ataque de Batman. Incluso los detectives van a sufrir las circunstancias…

Esto no es un caso normal. El fantasma de Keith informa a Batman que sin darse cuenta ha quedado atrapado en un espacio entre el mundo de los vivos y los muertos, debido a la maldición que le lanzó Radmuller antes de morir. Es entonces cuando aparece Deadman y le insinúa al Caballero Oscuro condadodegotham04que debe abrir su mente si quiere escapar del reino de las sombras en el que parece haberse comprado un terrenito…

Seres espectrales, bosques frondosos, barrios lejanos, zombies, intrigas macabras y amores derramados. Deadman, el Fantasma Errante, maldiciones; un tomito la mar de curioso que recoge la serie limitada Batman: Gotham County Line que en 2005 viera la luz y que ahora nos presenta ECC Ediciones en uno de esos ejemplares en tapa dura tan imprescindibles del orejas picudas que tanto nos gustan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *