Reseña: ¡Tiembla Roma!, de Fred Duval, Jean-Pierre Pécau, Fafner, Manchu y Fred Blanchard

tiemblaromaJour-J (aquí se traduciría como Día-D) son una serie de títulos de cómics de la BD, escritas por Jean-Pierre Pécau, Fred Duval y Fred Blanchard, que utilizan como temática principal ucronías históricas. Es decir, tramas que se caracterizan porque el argumento transcurre en nuestra línea de tiempo habitual hasta llegar un punto del pasado en el que algún acontecimiento sucede de forma diferente a como ocurrió en realidad. Ejemplo: los vencidos de determinada guerra serían los vencedores, o tal o cual rey continuó reinando durante mucho tiempo porque no murió fruto de las heridas recibidas.

La ucronía especula sobre realidades alternativas ficticias, cuyos hechos se han desarrollado de diferente forma a como los ¡TIEMBLA, ROMA! inside pages_edu.inddconocemos. Esa línea histórica se desarrolla a partir de un evento histórico extensamente conocido y a partir de ahí puede resultar una formula tremenda atractiva para un cómic, novela y película…, siempre que cuente con unos buenos autores tras ella y la lleven a un término (dentro de lo posible) lógico.

La mayoría de los títulos de Jour-J son volúmenes independientes. Cada historia está ilustrada por un dibujante diferente. Pero dentro de la serie hay algunos que extienden, relacionan o complementan ciertos argumentos y como es el caso, se avisa que son indispensables leer junto a los relacionados. Ponent Mon lo sabe, y publica ¡Tiembla Roma!, un tomo que comprende lo que serían los volúmenes #23 y #28.

Abre con La República de los Esclavos. Nos lleva al 58 a.C. Se centra en lo ocurrido con el famoso Espartaco y sus legiones de esclavos y seguidores, y como se crea la república de los francos, fundada tiemblaroma01por Espartaco en Sicilia. Y como desafía al ejército romano y hace temblar a Roma durante trece años. Pero el temor de una nueva guerra contra Cartago devuelve a Sicilia un estatus de tierra estratégica. Y Julio César es el que está ahora al frente. Ufff… En lugar de ir a la Galia, directamente centra su ojo derecho en liderar las legiones que atacarán a Espartaco y los suyos.

Maravillosa idea y maravillosa historia.

El segundo título es El Águila y la Cobra. La máxima condicional es también muy atractiva: ¿Y si Cleopatra hubiera conquistado Roma y superado a César? Manipulaciones oscuras y conspiraciones reales, o que pudieron ser perfectamente. Amenazado por un ejército egipcio liderado por Marco Antonio y Cleopatra, vemos que Roma envía a Bruto a convencer a Julio César para que negocie con tiemblaroma03los invasores. Después de lo sucedido, ahora, ciego y alejado de los asuntos del mundo, César acepta sin ignorar que Roma sigue en manos de Pompeyo, que probablemente tendrá que encajar todas las traiciones, incluidas las de sus aliados más íntimos.

Otra genialidad.

Consecuencias, giros del destino que se pudieron dar, una forma genial de adentrarnos en esos supuestos momentos que quién dice que no pudieron ocurrir. Totalmente de acuerdo con las críticas que estas tramas han tenido en el país vecino. Lo pasé muy bien leyendo, son puro entretenimiento. Todos los que amamos la Hisitoria alguna vez lo hemos pensado: ¿Y si Espartaco hubiera cambiado su curso? Ese que todos sabemos, quién sabe… Lo interesante que se hubiera vuelto el tiemblaroma02escenario. El teatro europeo. Las demás conquistas. El norte.

Visualizar un duelo entre un veterano Espartaco y un joven Julio César… Ah… O contemplar la jubilación de César y un consulado único de Pompeyo cada vez más parecido a una tiranía… Maravilla. Mola.

Estos What if? merecen una serie de TV.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *