Reseña: Batman Cataclismo. Anarquía, de Alan Grant y Norm Breyfogle

batmananarquiaLa friolera de casi veinte años hace que vio la luz en USA una alternativa miniserie de Batman que dejaba a muchos en un sin vivir. ¿Qué estaba pasando? ¿A dónde se estaba dirigiendo el Batman que todo el mundo leía con relativa tranquilidad? ¿Por qué esos spin-offs sugerían tantas cosas que después costaban encauzar? Daban más de un susto a los universos que intentaban abrirse camino a las puertas del nuevo milenio… Y todo se situaba dentro de ese extraño llamado Anarquía, un personaje co-creado por Alan Grant y el recientemente fallecido Norm Breyfogle, un cercano para muchos y rebelde personaje que aparecía por primera vez en el Detective Comics #608 (Noviembre de 1989), como un adversario de Batman. Ahí conocimos por primera vez a Lonnie Machin, un niño prodigio con conocimientos sobre filosofía batmananarquia04radical y destinado (o eso proclama) a derrocar a los gobiernos para mejorar las condiciones sociales.

Las historias que giran en torno a Anarquía están centradas con frecuencia en temas políticos y filosóficos. Un personaje que hace honor a su nombre elevando el puño y marcando su acentuado anarquismo aunque propugna principalmente al antiestatismo. Aunque en miniseries como Anarquía (Anarky) que ECC Ediciones nos la sitúa dentro de los tomos de Batman: Cataclismo; vais a ver que Lonnie Machin lucha por mucho más que ese pensamiento generalizado de los denominados rojos. Incluid ambientalismo, antimilitarismo, la desigualdad económica y la corrupción política como principales enemigos a combatir.

batmananarquia01En el tomo que reseñamos hoy, Anarquía descubre una amenaza extremadamente poderosa para el mundo. Pero, ¿qué hace la JLA cuando se lo comunica? ¿Detenerlo por sus crímenes pasados? Es curioso, hay algo que no cuadra. Anarquía propone salvar al mundo de la amenaza llamada Aberración, sí, pero ¿qué planea hacer Anarquía con el arma más poderosa del universo en sus manos? ¿Y lo defenderá Kyle Rayner? Anarquía completa su artefacto de alterar conciencias, y lo único que se interpone entre él y Gotham City es alguien que se hace llamar Caballero Oscuro. Anarquía se enfrenta ahora a los que considera uno de los peores enemigos del mundo. La capital de la nación. Ahora operando desde Washington D.C., Anarquía centra su atención en detener la política deshonesta que se encuentra en el corazón del país. Pero la política corrupta se defiende duramente cuando Anarquía descubre el nefasto plan de Ra’s al Ghul de comenzar la Tercera Guerra Mundial al encender un conflicto en Medio Oriente. Aportando además un escuadrón de metahumanos mercenarios, intentando asegurarse de que Anarquía no viva lo suficiente como para usar toda la batmananarquia05información que ha encontrado…

Con un final de tomo sorprendente, donde Anarquía regresa a Gotham para encontrarse con su padre, aún tambaleándose por haber descubierto que fue adoptado y conocer que el paradero de su verdadero padre es… ¡Arkham Asylum!; termina este tomo que recoge los ochos números de Anarky más el DCU Heroes Secret Files #1 USA. Más que recomendable, una miniserie, un spin-off que tuvo en 1998 críticas y ventas positivas, y que fue declarada más tarde por Grant como uno de los puntos destacados de su carrera.

Pero no mucho después la aclamación popular culminó en que era casi una ofensa para los patriotas de la nación. Por ello, curiosamente empezó a catalogarse al poco como una serie financieramente y críticamente fracasada. Y de la que incluso Grant ha expresado su disgusto, y por eso fue cancelada rápidamente después de ocho ediciones.

batmananarquia03Depende del ojo político con el que se mire, claro. Y de lo que se encarguen los medios de desvalorizarla. Para mí, Anarquía es más que destacable para todo el mundo. Abre los ojos. Y eso da miedo a los gobiernos estáticos y controladores sectores políticos. Entonces, ¿quedamos en que Batman Cataclismo: Anarquía es una serie políticamente incorrecta?

Para ELLOS, por supuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *