Reseña: Una Aventura de Spirou… La Tumba de los Champignac, de Fabrice Tarrin y Yann

tumbadeloschampignacHace unos días hablando de otro titulo de cómic europeo, alababa el quehacer de ciertas editoriales y la importante labor de tener a todo tipo de aficionado al cómic, contento. Por encima de todo, el rescatar títulos clásicos o poner en el candelero a autores del momento encargados de “resucitar” grandes personajes del noveno arte. Pero se me olvidó decir que también es muy importante la reedición. Obras, series, que por un motivo u otro a uno se le escapó en su momento y que está deseando ponerse con ella. También importante que vuelva a estar disponible cada no mucho, en especial, si son genialidades de esta nuestra tan amada afición. ¿El caso? Dibbuks y como pone de vuelta a las estanterías grandes álbumes de Spirou. En concreto, el rescate por fin de uno de los primeros álbumes de la colección Una tumbadeloschampignac01aventura de Spirou por…, aquí con la primera incursión de Yann en el universo de Spirou. Maravilloso guionista de El Botones de Verde Caqui y La Mujer Leopardo, álbumes a los que estoy deseando hincarles el diente. Y con Franquin haciendo un claro homenaje a Fabrice Tarrin con unos diseños, ambientación y estética clásica, tan atractiva a los ojos.

Lo bueno de este álbum es que los personajes son parecidos. Lo explico: Spirou se parece a Spirou, Fantasio a Fantasio, etc… Es bueno dar a “nuevos” autores la oportunidad de sumergir a nuestros héroes en un universo menos restrictivo, pero después de un tiempo todavía nos gusta encontrar un Corto Maltés, Tanguy & Laverdure o Spirou que se parezcan al original. A los prototipos que muchos tenemos en mente y con los que disfrutamos en su día. El Spirou popularizado por Franquin y luego asumido por Tome y Janry.

En La Tumba de los Champignac destacaría por encima de todo el punto de vista gráfico. Tenemos así una historia bastante loca, pero no más que El Viajero del Mesozoico (con un comienzo que te deja con tumbadeloschampignac011el culo torcido), pero nada que no requiera que sea así mientras en la trama aparezca el tal Pacôme Hégésippe Adélard Ladislas, o Conde de Champignac, un famoso micólogo, así como prolífico inventor y sabio. Tras su bigote blanco y cara de despistado, una de las mentes más privilegiadas del mundo. El comienzo en el castillo, también evoca mucho a El Prisionero de los 7 Budas. Con un experimento fallido del Conde de Champignac que destruye casi por completo toda su residencia, comienza esta aventura cuando Spirou y Fantasio acuden a socorrerlo y descubren que bajo tanta piedra se abre un pasadizo que lleva a una cripta oculta… Esta historia (de la que veis que pienso revelar muy poco), funciona sobre todo por la enorme carga de thriller o misterio que tiene.

Con una hermosa portada que hace que quieras abrir el álbum, Dibbuks nos presenta de nuevo esta aventura llamada La Tumba de los Champignac. Portada de la que puedo hacer una queja o mención tumbadeloschampignac022a… ¿un posible homenaje? Leí que Tarrin y Yann toman las riendas de este clásico queriendo tener todo-todito-todo en cuenta, y cuidado, que los lectores fan-boys, estamos al tanto de mucho. Entonces, ¿acaso han olvidado que el Turbotractor que aparece en la portada fue destruido por el Emir Ibn-Mah-Zoud en Vacaciones en el Mar? Spirou y Fantasio normalmente deberían viajar a bordo del Turbo II aunque me da que lectores y autores preferimos de sobra el primero.

Fuera de tanto gafapasteo, si algo os llama, leedlo. Como hice yo con La Tumba de los Champignac. Disfrutad y decidid por vosotros mismos, y así sabréis que otros misterios tendrán que desvelar los protagonistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *