Reseña: Cisco Kid. Los Bandidos y Las Damas-Un Pistolero Sin Armas, de Rod Reed y José Luis Salinas

ciscokid00Insisto, todo aquel amante del western tanto de novela como de cómic, debería echar un ojo de vez en cuando a lo que el editor Manuel Caldas va publicando. Un lugar, una editorial, dedicada a rescatar grandes clásicos del cómic, cositas tan brillantes y de otro modo irrescatables como Cisco Kid. En un formato liviano, apaisado, que le vienen bien a esas tiras cómicas que años ha, disfrutamos. Si habéis leído este párrafo sin saber a qué merefiero, echad un ojo a su página web, en serio, ciscokid02veréis títulos que quizás pensábais que jamás volveríais a ver publicados.

Lectores fans de ese gran arte estadounidense llamado tira cómica, si saben buscar a día de hoy, diría que entre lo que sale de una editorial y otra; pudieran estar viviendo cierta Edad de Oro. Se van encontrando ya, ciertas joyitas clásicas disponibles considerables para nuestras considerables cómictecas. Además es eso, hay una tendencia creciente simultánea en editores pequeños e independientes a traernos grandes clásicos que una vez disfrutamos. Lo he dicho varias veces, soy un reincorporado a esta temática que con la edad he sabido pillarle el gusto a estas tramas de frontera y ganado. Si mi padre me viera…

Tiras, colecciones injustamente olvidadas o ignoradas hasta ahora, demuestran al leerlas que es interesante volver a ellas. El mérito en este caso en nuestro país vecino, donde el Editor Manuel Caldas considera que ciertos títulos debieran estar disponibles. Nada más y nada menos que el Cisco ciscokidKid, de Rod Reed con el dibujazo de José Luis Salinas. Los Bandidos y las Damas y Un Pistolero Sin Armas, dos volúmenes que he devorado en nada. Sabéis que las tiras cómicas nunca fueron de argumentos extensos aunque cierto es, que traen bastante contenido como para varias ratos de entretenimiento. Exactamente, las tiras diarias del 25 de febrero al 14 de diciembre de 1957 y las que se publicaron entre el 16 de diciembre de 1957 y el 27 de septiembre de 1958. Acompañados además de ensayos biográficos e históricos que iluminan algunos de los aspectos más grandes y menos conocidos de ambos creadores para con su obra. En cuanto a la tira en sí, que se desarrolló entre 1951 y 1958, es una maravilla de concisión y expresión, una fusión de dos grandes talentos que resultó una de las sagas occidentales más divertidas, absorbentes y emocionantes leídas en el género del Oeste.

ciscokid03El Cisco Kid original apareció por primera vez en la historia The Caballero’s Way de O. Henry. Como el personaje central se adaptó a diversos medios a lo largo de los años, el personaje original se fue transformando en un caballero de corazón oscuro y en quizás, un mejicano idealizado. Un valiente escudero de la pradera, cuyo atractivo y caballerosidad sencilla se correspondía solo con el poder de sus puños y la fuerza de su moral. Sin embargo, cuando llegaron los guiones de Reed, la cosa no cambió mucho. Pero tuvierono que ver en su éxito los exuberantes dibujos de pluma y tinta de Salinas, que dan vida tanto a Kid como a su mundo desde primeros planos, hasta decorados maravillosos en concreto blanco y negro.

Encontramos en Cisco Kid tierras baldías, yermas, lejanos bosquecillos resistentes a la sequedad del terreno, un occidental poblado de mujeres bellas, voluntades fuertes y colonos igualmente apuestos y ciscokid05robustos. Con el Mal muy cerca. Por que esas lejanas tierras atraen a bandoleros de mal carácter y asesinos. Hombres malditos que ven allí un paraíso ideal para sus negocios. Y sin embargo, cada personaje, desde el protagonista hasta los secundarios, poseen una profundidad palpable que asusta. Cisco Kid es, sobre todo, entretenimiento notable. Una muestra de bravura de dos maestros del noveno arte clásico. Un serie que en su día fue tildada de obra maestra de la literatura gráfica. Para mí, una pieza vital que no debiera faltar a todo amante del western que se precie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *