Reseña: Stonehenge, de Eric Corbeyran y Ugo Pinson

stonehengeCómics como lienzos. Así de fácil y llamativo se pueden llamar a ciertos títulos de cómics europeo que gracias a editoriales como Ponent Mon tenemos el poder de degustar. Alucinar con sus dibujos y pensarte muy mucho si no estaría bien coger ciertas páginas o portadas y enmarcarlas. Exempli gratia: el caso de Stonehenge, una de las novedades que he tenido el honor de devorar en apenas dos días…, dos veces. Por que tan encantado he quedado que tuve que repetir aunque solo fuera por el hecho de pararme a devorar cada ilustración y asimilar así ciertas partes de la historia que en una primera lectura pasé por alto.

stonehenge11En los inicios de la Alta Edad Media, el archipiélago británico experimentaba una relativa paz. Sin embargo, la situación era inestable, los señores británicos veían con buenos ojos la presencia de los sajones, hecho que permitía que el Rey Vortiger pudiera salvaguardar su soberanía. Por otro lado, el papado seguía preocupado por esos problemas acaecidos en ciertos territorios donde la fe cristiana seguía sin expulsar viejas creencias. Dos jóvenes herederos de los señores celtas corrían por entonces en pos de un objeto mítico, una piedra Fal, lo que les debería dar lugar a conseguir la Espada de Nuada, un arma forjada por los dioses que permitiría la unificación de todos los clanes y así convertirse en seres poderosos ante el mundo. Poder enfrentar así a un oponente formidable como es Germán Auxerre, potente emisario de Roma, un ser también interesado en dicho talismanes. Pero con otras intenciones. ¿La stonehenge02principal? Usarlos para establecer la autoridad de la Iglesia.

Amante empedernido de la Edad Media y todo lo que la concierne, os decía antes que he caído rendido sobre todo por las ilustraciones y el ambiente conseguido del amigo Ugo Pinson. Ilustrador, del que encima me entero que Stonehenge es su primer trabajo para el mundo del cómic. Con un desempeño como mínimo notable, ofrece imágenes realistas como si de pinturas al óleo se tratasen. Aunque me da que realmente lo son. En especial, ciertas viñetas y portadas. Pero un momento, cuento más del guión, que está bastante trabajado como vais a ver.

Eric Corbeyran, asistido por Thierry Jigourel (conferenciante y especialista del mundo celta) al que consultó ciertas reminiscencias de la trama, se embarca en una aventura basada en un contexto stonehenge03histórico bastante sólido. Sabemos que Roma cayó bajo los ataques visigodos en el 410 d.C, así que la influencia del imperio en Gran Bretaña desde la Antigüedad (Escocia, Inglaterra y Gales en la actualidad) desaparece. Las olas de conquistadores comienzan entonces a someter la isla. La Iglesia, muy puesta en todo en esta época, envía emisarios para ayudar a los invasores paganos y así mantener su influencia en Britania. También debe luchar contra el pelagianismo, una doctrina de un monje bretón declarado herético. La doctrina de Pelagio negaba el pecado original y afirmaba que la gracia divina no era necesaria, ni gratuita, sino merecida por un esfuerzo en la práctica de la misma…

En este contexto político y dogmático tumultuoso, nos introducen los autores en este primero álbum llamado Erin. Donde el autor se centra en introducir cuestiones relacionadas con la mitología irlandesa stonehenge01celta de un modo tan atractivo que provocó en mí desazón y quisiera estar toda una tarde navegando e indagando en ello.

En Stonehenge, todos estos elementos se combinan perfectamente para formar un cómic portador de una gran intriga narrativa, en la que los personajes y el funcionamiento de la trama se revelan poco a poco y esto en parte hace sufrir al lector inquieto. Es por ello que recomiendo leerlo tal y como lo hice mi segunda vez, dejándome llevar por stonehenge04cada ilustración y entorno logrado. Disfrutar de las atmósferas, beneficia mucho la lectura de esta historia.

Así es como he disfrutado de esta nueva serie de la que obviamente estoy deseando saber más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *