Reseña: Sweeney Todd. El Collar de Perlas, de James Malcolm Rymer y Thomas Peckett Prest

sweeneytoddTal vez os suene de una famosa película y musical, pero yo voy hablaros del libro. Antes de ser una novela, la historia que vais a leer se publicaba por entregas en la Inglaterra de mediados del siglo XIX. En el año de nuestro señor 1785, Sweeney Todd, el barbero de la calle Fleet abría su barbería con un curioso pareado:

“Un afeitado rápido por un penique,

no hallará a nadie que lo replique”.

Vais a leer una historia de misterio con cierta dosis de horror. No esperéis pasar miedo, como ya dije más arriba, se publicaba por capítulos por lo tanto estaba destinada en sí a todos los públicos. Los autores intentaban acabar cada episodio dejando dudas e intrigas, de esta forma se garantizaban público fiel que siguiera la historia… Vosotros lectores tendréis la misma sensación al finalizar cada capitulo.

Sweeney Todd: El Collar de Perlas, es una famosa novela del pasado que regresa de nuevo de la mano de la editorial La Biblioteca de Carfax que se dedica a editar verdaderas joyas literarias olvidadas. Una novela que siendo del Siglo XIX parece moderna, por ello su lectura se me hizo fácil. Además, su traducción por parte de la editorial es magnífica, sobresaliente, me ha dejado gratamente impresionada.

Como ya dije antes quiero hablaros del libro. Comienza con la descripción del barbero Sweeney Todd, personaje principal. Pronto lo odiaremos, sus creadores quieren que lo odiéis desde un principio, está claro que no desean que simpaticéis con él. Nada más empezar sabremos de lo grotesco de sus formas humanas y de la negrura de su alma.

Algo ocurre en esa barbería, algunos que entran por un buen afeitado desaparecen sin dejar rastro. Todo parece irle bien a nuestro barbero hasta que un día llega un viajero que viene de la India con un collar de perlas. Su desaparición hará que tanto su prometida Johanna como su amigo el coronel Jeffrey investiguen por separado qué pudo haberle ocurrido y la última pista que tienen es la barbería. Por lo tanto cada historia está unida a la otra como si fuera un engranaje: el misterio del barbero, la desaparición del joven y otras tramas menores pero no por ello menos importantes pues cada nuevo personaje estará ligado al desenlace de la trama. Y dentro de todo este entramado, sabremos de la señora Lovett y su famosa pastelería de pasteles de carne y su curiosa amistad con el barbero.

Una novela que se lee de una sentada por la comodidad con que fue escrita. Donde no faltan las críticas a las clases sociales sobre todo a las más bajas. Debemos tener en cuenta que se vendía por entregas y a un penique, directa para los más fieles lectores. Los autores se recrean en lo que era el pillaje y los robos de ese tiempo; por esas callejuelas estrechas londinenses que nos recuerdan al nacimiento de otro mítico asesino que llegaría unos años más tarde.

Horror, manicomios y misterios que de vez en cuando dejan paso a situaciones divertidas con un cura ganando la historia en diálogos muy irónicos . Secretos que poco a poco irán viendo la luz según nos acerquemos al final donde todo acabará revelándose para que esos lectores semanales quedaran satisfechos y vosotros ahora también. Yo he disfrutado leyendo esta joya literaria, no puedo hacer otra cosa que recomendar esta grata lectura traducida con gran precisión al castellano. La historia de un barbero que no caía bien a sus vecinos pero del cual siempre comentaban que era un tipo cordial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *