Reseña: Batman. Gotham Maldita, de Doug Moench, Kelley Jones y John Beatty

batmangothammalditaUno puede no estar de acuerdo con una reseña y leerla de principio a fin. Cada uno tenemos nuestra opinión sobre diversas cosas en la vida, pero ni mi opinión es superior a la de nadie, ni viceversa. Aun así, pienso que si el tema a tratar es “de los míos”, la leeré hasta el final -y aunque fallo vea- no se lo recriminaré. Quizás es mejor a nuestra edad que uno se de cuenta de sus errores solo. Decía el colega reseñador que lo mejor que había escrito en su vida el maestro Doug Moench era sin duda Shang-Chi… Comentaba y comentaba sus otros trabajos y apenas hablaba de Batman. Con cada párrafo me ponía más y más de los nervios, pero la leí al completo y aguanté el tirón como si fuera jugador de Brasil y estuviera viendo como Alemania me mete siete goles.

batmangothammaldita02Este compañero puede alucinar con Shang-Chi y gustarle todo lo que creó con ese personaje, del que también fui seguidor en su día, no creáis. Esos días en que yo apenas ponía el ojo en el orejas picudas, cuanto menos curioso. Pero no comentar todo lo que ha aportado Moench al tono terrorífico y maravilloso del que una vez gozó el Caballero Oscuro… Y más, siendo un personaje sobre el que Moench ha escrito tanto… Buah, eso casi duele. O quizás simplemente no sea devoto del personaje (que no hay que serlo para disfrutar de estas grandes historias), o no haya leído apenas nada de estos grandes cómics que normalmente crea junto a un grande de la ilustración como es Kelley Jones. En fin, yo desde luego me centraré en eso. Y con la idea, uno más. Gotham Maldita, un aventura terrorífica de cuatro numeritos que ECC Ediciones recopila en un solo TPB. Con el popular tandem del que os hablaba, creadores de la maravillosa Batman y Drácula: Lluvia Roja, entre otras.

Lo cierto es que en su día hubo expectación por la publicación de Gotham Maldita, ya que volvía reunir al equipo que ha creado las mejores historias que podáis ver con Batman, vampiros y monstruos dándose de leches. Es lo que usó DC para promocionar este Elseworlds (ya sabéis el aquí llamado Otros Mundos), historias que se alejan de la batmangothammaldita01continuidad real y toman otras alternativas para los personajes. Y aquí, esto se cumple de todas-todas ya que el Bruce Wayne que encontramos ha llegado a la edad adulta antes de acompañar a sus padres en su fatídico viaje final al otro mundo. Un tema un tanto perturbador por lo que viene después.

Gotham Maldita habla de un Caballero Oscuro terriblemente humano y eso quizás no pueda gustar a ciertos fans aquí. Bruce Wayne es de los pocos mortales que quedan en la ciudad. Gotham se ha convertido en una especie de coto de caza a lo Manhattan en el film Soy Leyenda. Un margen, donde aislado del resto del mundo se enfrenta a seres sobrenaturales gobernados por las fuerzas oscuras. Wayne solo ante un ejército de batmangothammaldita03criaturas retorcidas, hombres lobo, fantasmas, demonios, zombis y un Joker (¡llevando la cabeza de papá Wayne!) entre sus miembros. A medida que Batman aprende más sobre las fuerzas oscuras que controlan Gotham City, un nuevo monstruo acecha las calles, un hombre hecho a retales con partes del cuerpo de los muertos. Ese Joker eterno que comento se arrastra y deja baba maléfica por donde pasa. Pero, ¿debe Bruce Wayne sacrificar las almas de sus padres para destruirlo? Momentazo en el que en un intento por descubrir las fuerzas oscuras que atormentan la ciudad, Batman le pide a Cat Majik (Catwoman) que realice una sesión de espiritismo en Wayne Manor. Ni que decir tiene que la vieja mansión se convierte en un edificio de pesadilla del que pocos saldrán.

Sinceramente, es una historia de la que se espera más. Moench toma la opción fácil, justo y cuando tiene entre manos un enorme caldero sabroso con los mejores ingredientes. Sin embargo, aquí ayuda bastante la ambientación. Donde Kelley Jones adopta un enfoque gótico literal para con su arte y batmangothammaldita04lo borda creando un entorno de relámpagos que iluminan las sombras oscuras. Maravilloso. Ayudado a su vez por el entintado glorioso de John Beatty.

¿Lo recomiendo? Yo sí. A esto le pillaran el gusto sobre todo los amantes del Terror. Esos mismos que nos dejamos llevar más por la ambientación y algunos momentos inquietantes, que por la lógica de la trama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *