Reseña: La Muerte del Capitán Marvel, de Jim Starlin

lamuertedelcapitanmarvelEntre los friki-cómics, cada vez más, hay una pregunta frecuente que nos hacemos: ¿Cuál es el título del que más ediciones cuentas en tu cómicteca? Es una pregunta friki no, lo siguiente. Pero el que está dentro de nuestro mundillo sabe de sobra que ser frikicómic nos da validez para tener un cómic repetido (obviamente uno que nos encanta), y en varias ediciones. Por el sólo hecho de tenerlo, valorar de un ejemplar a otro y ver cuál está mejor en cuanto a traducción, formato y diseño de páginas. No nos miramos raro unos a otros por ello. Aunque muchos somos conscientes de que este tema está a una zancada de ser una enfermedad…, si no fuera por que le pasa a todo fan de algo; desde el que ama la música y sus discos y CDs, libros, juegos de mesa, accesorios de bicicleta… En fin, le ocurre a cualquier fan acérrimo. Por lo tanto, no cuenta como afección. Y a la pregunta, yo lamuertedelcapitanmarvel00respondo: La Muerte del Capitán Marvel. En varias ediciones lo tengo y no me canso de obtenerlo. Lo tiene todo. Una historia diferente, no muy extensa, que se cierra en un solo tomo ligero, formato novela gráfica con el suficiente contenido dramático y variado de personajes Marvel. En mi opinión, no tener esto en tu cómicteca si eres fan de los superhéroes, es cometer sacrilegio a tus gustos. Y alguno dirá: ¿y por qué no lo reseñaste aún después de tantos años reseñando títulos casi diariamente? Responderé a eso con un: «Esperaba el momento adecuado». Sabía que una de los dos grandes joyas de Jim Starlin llegaría de nuevo a estar disponible. Y como recientemente Panini Cómics está publicando la primera joya (El Guantelete del Infinito); dos más dos suman cuatro.

Las muertes en los cómics para muchos de nosotros siempre fue un “hasta luego”. Nos lo confirmó del todo el enorme revuelo mundial que tuvo La Muerte de Superman. Para quedarnos atónitos al ver que en no mucho tiempo, volvió. Pero lo morboso vende, y aunque yo soy de los pocos que me encanta ese cómic y como está elaborada la estrategia de la obra, no deja de ser un golpe a mis ideales que vendan por todo lo alto algo que se queda en agua de borrajas. Por que sencillamente nadie mata a la gallina de los huevos de oro. Y su resurrección quizás pueda vender aún más. Sin embargo, yo me levanto en mi sofá lector y aplaudo cuando algo se cumple y la ficción llega al final de forma…, eterna. «Lo que está muerto, permanece abajo», como escribiera en su día Clive Barker. Que eso se mantenga, en mundos ficticios de cómic, libros y cine tiene mi aplauso. Por mucho que duela.

lamuertedelcapitanmarvel04La Muerte del Capitán Marvel es diferente. Estancó. Y resuena hasta hoy en día. Y tiene mi aplauso eterno por ello. Para algunos lectores recientemente nuevos a lo mejor no, pero para los que ya lo eramos en los 80s, el Capitán Marvel era uno de los personajes cósmicos más respetados. No era un personaje de tercer nivel, salía poco pero en las historias que lo hacía, brillaba. En especial, sagas cósmicas con Los Vengadores o Spider-Man, luchando contra enemigos como el Titan Loco Thanos. Incluso en manos de Jim Starlin, quien tejió un tapiz cósmico que se convirtió en un ala completamente nueva de la arquitectura ficticia de Marvel, y eso que este cómic al principio apenas se valoró. No obstante, poco a poco se fue conviritiendo en uno de esos títulos que van ganando sabor con el paso del tiempo en la bodega.

El maestro del espacio exterior en tema cómic llamado Jim Starlin, crea una obra de arte. Podría catalogar toda la historia como un largo funeral vikingo, que suaviza la vida de un héroe alienígena de una manera lamuertedelcapitanmarvel03maravillosamente humana. Y aunque ya el título es un enorme spoiler, cuando lo lees sabes que algo dentro de ti ha cambiado. Al volver a leerlo años después de comprar la última edición, veo que sigue produciendo ese sentimiento nostálgico y duro al corazón con una trama que para mal del ser humano sigue en boga aún hoy en día. Y el nuevo tomo lanzado recién publicado por Panini Cómics cumple su cometido. Sigue siendo tan emocionante como cuando lo leí por primera vez.

La trama comienza de una manera bastante humana. Mar-Vell dicta sus pensamientos para la posteridad, desde el guerrero Kree que fue hasta el presente, aunque al principio no queda claro por qué. Se encuentra semiretirado, luchando contra amenazas galácticas cuando quiere, pero sin tener costumbre de buscar lios lamuertedelcapitanmarvel05por sí mismo. Cuando él, Eros y Mentor viajan a la antigua nave de Thanos para recuperar el cadáver petrificado del Titán Loco, unos espasmos le hacen toser violentamente. Así que decide de vuelta a Titán, revelar su “secreto terminal” a un Mentor preocupado y sospechoso. Años antes inhaló un gas mortal (un evento real que sucede en cómics antiguos que podéis buscar), y lentamente ha mutado y metastatizado en sus supercélulas. Mentor promete ayudar, pero no parece haber mucha esperanza…

Con este golpe en el pecho, entras en la historia. Y lo demás tendrás que leerlo/vivirlo por ti mismo. A partir de aquí, una de las despedidas más conmovedoras del mundo del cómic por la que he pasado. No, no, esperad. La que más.

One comment

  1. victor vega dice:

    Tengo ganas de ponerme con este. No se si esta nueva edición trae extras.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *