Reseña: Jurgen, de James Branch Cabell

jurgenLectores experimentados, esos mismos que ya han leído bastantes novelas indispensables de su género favorito, encuentran un nuevo hobby en el arte de encontrar más. Como si de paleontólogos se trataran, se convierte en afición encontrar obras (la cabra casi siempre tira a lo clásico), o bien difíciles de encontrar en librerías de viejo, recomendaciones en foros y demás, o bien recomendadas por otros lectores empedernidos que andan en busca de más tesoros. Los “paleontólogos” se ayudan, se recomiendan títulos y sitios para buscar. Es un juego de mentes inquietas muy chulo en el que si entras, te metes en los foros y grupos de redes sociales adecuados, y tu ansia lectora no se disipa, lo puedes pasar realmente bien. Entre tanta recomendación y opinión, rara vez leerás algo malo que te haga perder el tiempo; una de las muchas heridas que puede matar tu pasión constante por la lectura.

En este juego de paleontólogos-biobliófilos fue donde oí hablar por primera vez de Jurgen: A Comedy of Justice. Un libro que busqué en su día, que me costó encontrar pero que no decidí leer y tirarlo al poco tiempo a la basura. Era una edición viejuna, rota, a la que se le caían las hojas amarillentas al pasarlas. Leí un par de páginas y decidí que estaba tan chulo como para no seguir si no lo hacía con una edición de calidad, o al menos pasable, en mis manos. Y el tiempo pasó. Y como en el Universo en el que vivimos todo se expande y se contrae, es decir, las cosas se alejan pero terminan por volver, me encuentro con que Ediciones Gigamesh edita este clásico en una edición como se merece (actual) y encima con unos detallitos en la portada y contraportada la mar de graciosos que podéis ver en algún vídeo que por corre por ahí en Twitter.

jurgen02Jurgen, y el héroe del mismo nombre, se considera a sí mismo un mal compañero y deleznable ser, pero inteligente. Emprende un viaje a través de reinos cada vez más fantásticos en busca de una versión parodiada de las novelas de amor cortés. Donde quiera que vaya se encuentra con excéntricos caballeros y doncellas, en una mordaz sátira de la historia contemporánea. Jurgen llama la atención de la Dama del Lago, la Reina Ginebra y hasta de la esposa del Diablo. Esto precisamente me encantó.

Jurgen es una novela de fantasía del escritor estadounidense James Branch Cabell, una novela que ganó fama (o notoriedad) poco después de su publicación en 1919. En realidad es un juego humorístico a través de un cosmos medieval, que incluye un resumen de la leyenda artúrica, excursiones al Cielo y al Infierno como en La Divina Comedia y otros tantos momentos que homenajean las novelas que dieron paso, o de algún modo influyeron a la primera época de la fantasía épica. Pero sin duda a quien más recuerda, y probablemente tuviera mucho que ver en inspiración como hito en la creación de la novelas cómicas de fantasía que creó, es al maestro recientemente desaparecido Terry Pratchett.

Y ahora cuento un poco más: Jurgen, el empedernido prestamista también se considera a sí mismo un poeta encantador, y se lanza a buscar a su esposa charlatana desaparecida, no porque le vaya la vida en ello, sino porque su familia y amigos dicen que es una decisión varonil. Su nombre era Adelais pero se hacía llamar Lisa. Mientras la busca, Jurgen ingresa en una tierra extraña y es encantado por Madre Sereda para que temporalmente le devuelva su juventud y buena apariencia. Luego usa su vigor renovado para mentir y flirtear a través de un paisaje mágico. Lidiando “justamente” con todas las mujeres que conoce, mientras busca -a medias- a su esposa, en el largo camino se encuentra con docenas de criaturas y personajes históricos y míticos (incluida la reina Ginebra); a la que se presenta como duque, luego se promociona como príncipe, rey, emperador, papa, y jurgen03finalmente, por un momento, incluso se refiere a ambos como posibles dioses llamados Jurgen y Ginebra.

A pesar de ser un vago e hipócrita pícaro, Jurgen tiene un corazón sentimental (aunque no parece ser fiel). Pero él nunca está contento, y esto le llevará por una hilera de caminos de la amargura durante toda la novela. Por lo tanto, diría que, la historia de Jurgen trata de la búsqueda del hombre por el significado, el placer y el propósito. Jurgen está lleno de perspicacia humana y divertida sátira social. Es una novela escrita en 1919. Tiene textos que puede que se considerasen obscenos o algo descortés. Gran parte del simbolismo y la metáfora son crudos y el doble sentido de frases como mi “gran lanza vertical” o el uso de “poderes de penetración”; son hechos que marcan el libro. Uno recomendable con el que reirás, pues todos estos términos usados hoy en día, invitan a la risa. Jurgen representa una voz irónica que ofrece una ingeniosa y divertida historia con la que reír con cada momentazo que trae.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *