Reseña: Flash. Velocidad Terminal, de Mark Waid, Greg LaRocque, Carlos Pacheco, Porter y VVAA

flashvelocidadterminalLo cuento, no hay problema, en casa somos fans de la serie de TV de Flash. Mi family ve entusiasmada cada capítulo. En mi caso, la veo de reojo a la espera de que no puedan estropear nada de lo que leo, pues si algo tiene de bueno tiene esa serie que ya va por su cuarta temporada (no son extraordinarias pero bastante superiores a la mayoría de series de superhéroes hechas hasta el momento); lo bueno que tiene, es que desprende comiqueo. Se huele que los guionistas tienen muy al tanto el Universo DC en el que se mueve-se desliza-flota-vuela Flash. En ocasiones, mola ver como introducen y lo bien que están representados algunos villanos. Actualizados sus trajes, por supuesto. Es algo lógico. Un pijama desmerece bastante en el cada vez más potente reino del HD… ¿Y el por qué? Cada capítulo, con cada avance, me da que si están teniendo muy presente un personaje en especial (¿de ahí su éxito?), uno flashvelocidadterminal03como referencia como es el Flash, de Mark Waid. Cantidad de paralelismos. Por eso la miro con recelo, me gusta y de reojo no quiero enterarme de más. Sobre todo, sí en esos momentos tengo a medio acabar mi tomo de aventuras del mes del Corredor Escarlata; mientras devoraba Velocidad Terminal, casi que tuve que dejar de comer al mediodía con la family, que es a la hora que la ponemos. No quería saber nada de ciertas cosas. Soy así. Por eso no veo trailers de films de pelis a espuertas, de las que espero mucho.

Es sencillo. Cada tomo de Flash que ECC Ediciones está editando cada poco, son auténticas maravillas. No joyas indispensables, pero sí súper recomendables para quién como yo disfruta del cómic más clásico de pijameo. Es decir, aventuras sin mucha complejidad, alguna que otra idea original de vez en cuando con un villano de por medio. Y acción, mucha acción. Y villanos. flashvelocidadterminal01Villanos por un tubo. El que siempre fue el fuerte del personaje de Flash. La cantidad de villanos curiosos que posan en la galería a la espera de que un autor grande los coja para crear tramas donde poner en peligro al Corredor Escarlata y a los que le rodean. ¡El Amo de los Espejos! ¡Magenta! ¡Mongul! Los peligros se suceden y aún falta el peor de todos, uno que no conocía y que hace aparición en este tomo de Velocidad Terminal: ¡el Demonio Nerón!

Para meternos en vereda, Flash: Velocidad Terminal comienza con el Flash Annual #8. Un reconocido Año Uno de Wally West y Barry Allen juntos. Sus primeras batallas y sus primeros errores. Para acto seguido comenzar el arco argumental que da flashvelocidadterminal04nombre al tomo. Y es que después de los acontecimientos de Hora Cero, Wally West vislumbra el futuro y no le gusta lo que ve. Mientras tanto él e Impulso inician su propia revancha contra las fuerzas de Kobra. Sin embargo, el problema que existe con la velocidad de Wally lo ponen en desventaja, incluso a la hora de lidiar con sus propios problemas personales. Así que decide solicitar la ayuda de Max Mercury… (un superhéroe de DC Comics basado en el Quicksilver de Quality Comics. Otro gran velocista, personaje que Mark Waid trae de nuevo a la actualidad con la idea de que sea mentor de Wally West).

Esta parte mola muchísimo, en plan Señor Miyagi y Daniel San. Con Max Mercury recitando “conocimientos de velocidad”, y el resto del grupo percibiendo que fue uno de los primeros velocistas que viajó en el tiempo después de no poder fusionarse con la fuerza de velocidad. Y es entonces cuando se enteran que un villano ha congelado la ciudad y en ello ven cierta clave para rastrear a Kobra. ¿Pero a qué costo, Bart será flashvelocidadterminal02de nuevo Flash? ¿Wally desaparecerá? ¿Alguna vez Linda dejará de esperar? Demasiadas preguntas y tan poco tiempo.

Y más. Cantidad de aventuras que te llevan de un lugar para otro y no te sueltan. Flash, Impulso, Max Mercury y Jesse Quick contra Kobra. Jesse Chambers corriendo para salvar la vida de su amor. Linda Park y…, la negación de Wally a revelar la verdad incluso con el terrible precio a pagar. Wally enfrentándose a la Speed Force, una poderosa y al parecer ilimitada fuente de energía. Iris incitando a Wally a regresar al futuro. Batallas de velocistas contra Mongul. Wally (no para) investigando junto a Linda un caso que involucra a su exmarido y algunos demonios. El Amo de los Espejos al acecho. Frankie Kane regresando y exigiendo que Wally elimine sus poderes. Linda Park como rehén. Wally y Linda en un complejo turístico que abrirá en breve y encontrándose allí con el periodista Billy Batson (alias Shazam), los cuales se unen contra el saboteador industrial Carl Sands, quien hizo un trato oscuro con Neron…

flashvelocidadterminal05Como veis, grandes tochales llenos de aventuras. Un considerable material. Bastante cantidad de carne y verduras para saciar el hambre. Además, de que este volumen incluye también la saga de 1995, Inframundo Desencadenado, crucial para algunos adversarios de Flash.

Mark Waid tomó las riendas del tercer Velocista Escarlata en 1992. Su etapa, cuya recuperación sigue adelante en el presente volumen, es la continuación de Nacido para correr, El Regreso de Barry Allen y Flash: Impulso. Una gloriosa etapa del personaje, que devoro con hambre como el niño que fui, que llevo dentro y que jamás hasta ahora, había conseguido leer todos estos sucesos en continuidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *