Reseña: We Stand On Guard (Integral), de Brian K. Vaughan y Steve Skroce

we stand on guardEl punto de partida es el inicio de una guerra entre Estados Unidos y Canadá. ¿Suena raro pero atractivo? Correcto. Con We Stand On Guard entramos de lleno en la historia con una familia delante del televisor, viendo cómo en las noticias hablan de un ataque perpetrado contra la Casa Blanca. Instantes después, a través de las ventanas de su hogar, esta familia canadiense observa cómo el cielo se llena de misiles americanos… Planeta Cómic nos trae un nuevo producto salido de la cabeza de Brian K. Vaughan (Y, el último hombre; Saga; Paper Girls), en esta ocasión el tomo integral de una genial utopía, una miniserie de seis cómics, que ya tuvo hace no mucho su publicación en formato grapa. Sinceramente, el integral es el formato preferido. Está bien eso de dar de vez en cuando a los nostálgicos ese formato grapa que tanto consumimos los más viejunos en su día. Pero los nuevos tiempos demandan nuevas acciones, ediciones y formas de disfrutar. El formato integral está de moda y nada como la sensación de devorar una historia tan chula así de we stand on guard01una vez. Casi de una sentada. ¿Netflix te pone las temporadas completas y tú consumes cuando quieres?¿Qué productora de series de TV tiene actualmente más éxito?, pregunto yo.

Como siempre ocurre con Vaughan, se trata de una historia con un punto de partida potente (muy potente), seguido de una presentación más o menos rápida de los protagonistas de la historia. Años después, la niña superviviente de esa familia se ha convertido en una joven solitaria y superviviente. Canadá es un territorio estadounidense vigilado por unidades robóticas que no toleran la menor desobediencia antes de usar la fuerza letal. Y en esas estamos, cuando aparece un grupo de guerrilleros para ayudarla. Personajes carismáticos, con una clara personalidad esbozada en apenas unas viñetas. De los que apetece saber bastante más y gracias al paso de las páginas se nos cuenta algo. Una historia prometedora en la que debido a su edición we stand on guard00original, casi que vamos a cliffhanger por cada final de capítulo. El suficientemente tenso como para dejarnos mordiéndonos las uñas a la espera de… Nada,. En este caso, sólo has de pasar la página.

En un futuro no muy lejano, We Stand On Guard cuenta la historia de rebeldes canadienses que intentan defenderse a sí mismos -y a su país- contra la amenaza de un Estados Unidos agresivo e imperialista que invade Canadá para conseguir su agua… ¿Una historia que describe al gobierno estadounidense como los malos, contada desde la perspectiva de canadienses decididamente descorteses, sin ningún estadounidense con cualidades destacables a la vista dentro de los límites de dicha historia? Jajaj, we stand on guard02dudaría mucho que esto lo viéramos algún día en televisión. Y eso que da para ello. Y eso también, que Brian K. Vaughan no escribe en realidad nada controvertido, es un escritor en muchas ocasiones convencional pero después de su maravillosa Saga, bastante popular en el noveno arte.

We Stan On Guard se esfuerza por responder a ciertos conflictos que se abrirían paso después de invasiones y luchas por recursos naturales indispensables para la vida. Estas cuestiones y más, se tratan en lo que en general conforman una novela gráfica distópica apasionante, realista y reflexiva de Vaughan, la cual sinceramente no esperaba que me hiciera pensar tanto. Una lectura maravillosa donde el guionista hace lo que hace mejor, al llevar la historia de forma muy realista. Esto significa que los personajes mueren, las personas son torturadas, nadie es perfecto, y no todo termina con las perdices en el horno como se desea. we stand on guard05Es lo bueno de estas tramas fuera de franquicia, no hay un “status quo” que proteger, por lo que puede hacer lo que quiera con los personajes.

Como habéis leído hasta ahora, intento contar muy poco pues con nada que diga haría spoiler. Y es maravillosa la trama como para evitarlo. Pero sí os contaré que We Stand On Guard contiene algunas escenas particularmente escalofriantes que le recuerdan al lector lo oscura que puede ser la humanidad (Amber tiene que matar por primera vez o McFadden está siendo torturado); cosas difícilmente encontrables en un cómic de DC o Marvel. Si te gusta we stand on guard04Saga, te alegrará saber que hay sensaciones similares aquí. Situaciones reales movidas en un mundo más o menos fantástico.

We Stand On Guard se hace muy corta. Las muertes de los personajes casi no significan nada porque solo las hemos conocido en cuestión de minutos o páginas. Termina antes de que puedas involucrarte demasiado emocionalmente con ninguno de los protas. ¿Eso es bueno o malo? De ti depende. Para mí es malo, porque me gustaría que hubiera más. Quizás en un futuro la retome, quién sabe. Con un arte además muy chulo que complementa totalmente a la historia. ¡Dadle un tiento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *