Reseña: Catamount, de Benjamín Blasco-Martínez

catamountUna nueva adaptación literaria al cómic europeo que me hace vibrar y descubierta en Yermo Ediciones. Catamount es la adaptación realizada por Benjamín Blasco-Martínez de una famosa saga de novelas galas que reproducen toda la épica y violencia de las grandes producciones de Hollywood y lleva el western a nuevas cotas de dinamismo y expresión gráfica. Así se describe en la editorial, aunque hay mucho más que aportar. Sobre todo, cuando has leído está genial obra y ves a donde te lleva. El diseño es impecable y la historia está bien escrita, los personajes no son tan caricaturescos como otros que tratan el tema western. Los códigos de Occidente son respetados, pero vas a disfrutar de esta historia si tu corazoncito se encuentra más afín a Bailando con los lobos que a Río Bravo. Mi caso, por ejemplo.

catamount00De hecho, debido a la acción que se propone en Catamount, diría más todavía: En ciertas páginas y líneas de argumento…, ¡es Sam Peckinpah! Ultra violento, negro a negro, se lee y se devora con obvio placer y cuando llegué al final de la segund historia me… Bueno, no me lo lo esperaba. Pero vamos al lío. ¿Qué se cuenta en Catamount? Nos trasladamos a aquellos años de colonización del Oeste americano. La familia Osborne recoge a un recién nacido, el único superviviente de una caravana de colonos asesinados por los indios cheyenne. Al niño le llaman Catamount, el gato de las praderas. Años después, Catamount se convierte en un vaquero y un certero pistolero gracias a las enseñanzas de un viejo trampero… Pero el deseo de vengarse de los asesinos de su familia lo llevará a alejarse de la vida en el rancho y adentrarse en las praderas del Lejano Oeste…

catamount03Esta es la base. Los inicios. Pero como mola cuando entre el primero y segundo tomo te llevas sorpresa tras sorpresa. En 1870, Catamount cumple veinte años. Este año quedará grabado en su memoria por otra razón, una donde la alegría y el descuido dieron paso a la ira y el odio. ¿Debido a qué? Dinero por supuesto, dinero siempre. Los ferrocarriles están en pleno desarrollo y representan una inversión prometedora. Eso es lo que el acaudalado empresario Berton trató de explicarle a Samuel Osborne, el padre de Catamount. Sin embargo, frente a la obstinación del anciano, el empresario no dudará en utilizar medios extremos para lograr sus fines. Y Catamount entonces rompe con todo.

catamount02Indagando (por que los buenos cómics provocan eso), el segundo álbum de CatamountEl tren de los malditos es la adaptación al cómic de la segunda aventura, un western literario como he comentado antes creado en la década de 1950 por Albert Bonneau. Una colección original de casi setenta episodios así que: ¡Benjamin Blasco-Martinez tienes mucho material! Al mismo tiempo guionista y dibujante, este completo autor que acabo de descubrir, se inspira libremente en dichas novelas por lo que he podido oír. Aunque imagino que habrá más maniqueísmo que sutileza, como lector he conseguido entrar fácilmente en un mundo de buenos, malutos, brutos asesinos y gángsteres con cara de cowboys. Y eso que curiosamente (para aquellos años) en los álbumes que trae el tomo de Yermo Ediciones y que contiene los dos primeros; hay personajes femeninos presentes y no solo aportando un toque de dulzura, también dando leña al mono cuando toca.

Catamount retrata la historia de un chico nacido para cambiar el curso de algunas vidas que le rodean. Si el curso es predecible, los giros provocados por los ecos del pasado inculcan un suspense necesario para catamount00001mantenerte en vilo hasta el final. Los diálogos son efectivos. Y ahora me paro en lo mejor de lo mejor: los gráficos se adaptan al género pero madre de Dios qué manera de ilustrar. Hermosas planchas rinden homenaje a grandes paisajes de bosques nevados, duelos febriles y jinetes solitarios. El buen control del encuadre, los ángulos de visión (primeros planos, panorámicas) y el corte cinematográfico componen un álbum que se lee como quien visita un museo. Además, el entintado juega lo suficiente con la luz, mientras que la paleta de colores (entre los tonos fríos y cálidos) ilustra perfectamente la violencia de los sentimientos y los actos.

¿Querías un mundo despiadado y salvaje? ¿Querías un héroe de corazón puro? Sin ser excepcional ni completamente original, la serie Catamount aporta más de lo que promete.

One comment

  1. victor vega dice:

    Pinta muy bien, estaré atento por si cae por alguna biblioteca.
    Un saludo

Responder a victor vega Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *