Reseña: Elektra Asesina, de Frank Miller y Bill Sienkiewicz

elektraasesinaLos mismos autores cuentan que Elektra Asesina fue el fruto de un año y medio de duro trabajo. Los mismos autores que hoy en día son considerados grandes maestros del noveno arte. Frank Miller y Bill Bill Sienkiewicz…, ahí es nada. El siempre genial Frank Miller en 1985, había comenzado algunos proyectos en Marvel después de publicar Ronin en DC Comics. Miller y su editor entonces se enamoraron de los trabajos de un tal Bill Sienkiewicz, que aunque había aflojado en la serie de Los Nuevos Mutantes ( o eso dicen, por que a mí me encantaban); seguía mostrando grandes influencias de Neal Adams pese a que no mucho después se convirtió en alguien tan original, con sus diferentes acuarelas. Originales trabajos como dibujante alternativo. Sienkiewicz atraía a los ojos de muchos, no sólo a lectores, también a editores, guionistas y artistas pues adaptaba a los cómics, ideas visuales al estilo de Pollock o Andy Warhol. Un efecto bastante psicodélico pero innovador. Un efecto que a elektraasesina02Miller tentó para que adaptara esa obra que aún no había terminado llamada Elektra Asesina.

Y Panini Cómics lo vuelve hacer. Reedita un clásico que todo el mundo debiera tener ya en su cómicteca. Y si no, este el momento, pues el formato en que lo hace, la Colección Frank Miller (tapa dura, encuadernación holandesa…) diría que es perfecta con lo que aporta. Además de su precio, genial, la mires por donde la mires. Y es que parece mentira que este clásico que viera la luz en 1986, haya aguantado el paso del tiempo tan bien. Frank Miller y Bill Sienkiewicz crearon una obra atemporal. Estamos hablando de un argumento duro y transgresor, diferente desde el punto de vista elektraasesina01narrativo y visual. Años en los que Miller sorprendía con cada nuevo título.

En Elektra Asesina tenemos sangre, violencia, obsesiones sexuales, momentos oníricos y reflexivos, crítica política y social, más violencia y un sinfín de diálogos en los que leer entre líneas. Una lectura que sabes que repetirás en no mucho tiempo y por eso sabes que es una obra que debes tener sí o sí. Una vez que empiezas, quieres llegar al hasta el final y acompañar a Elektra en ese viaje.

Ese viaje que comienza con Elektra en una institución mental en América del Sur, tratando de recuperar su memoria. Un inicio algo inconexo, ya que Elektra junta recuerdos confusos que van desde el asesinato de su madre, abusos sexuales por parte de su padre (que según ella es en realidad un recuerdo inventado), hasta eventos más recientes como un asesinato que ella llevó a cabo. Esto la lleva a descubrir la existencia de La Bestia, un ser desgarrador que controla a las personas obligándolas a beber su leche…

elektraasesina00Al principio, los motivos de La Bestia no están claros, pero gradualmente se revela que está intentando provocar una guerra nuclear. Cuando sus planes iniciales fracasan, lanza la campaña presidencial de Ken Wind para usarlo de parapeto y volverlo extremadamente popular. A través de varios tópicos que disfrazan su naturaleza malvada. Cuando Wind se haga cargo, tiene la intención de lanzar un ataque nuclear contra la Unión Soviética, causando la destrucción asegurada mutuamente. Así que Elektra usa sus poderes psíquicos para escapar, corriendo en contra de un agente de S.H.I.E.L.D llamado Garrett (¿os suena?); un alcohólico en este caso que se siente avergonzado y se obsesiona con Elektra. Aunque ella se las arregla para estar siempre un paso por delante de él.

Elekta se propone detener a La Bestia, aunque para ello tenga que matar a varios subordinados o agentes de S.H.I.E.L.D en el proceso. Nick Furia enviará a todos y cuantos pueda para acabar con ella. Pero La Bestia logra que Wind sea elegido presidente, o eso parece, por que Elektra comienza el ataque con sus poderes psíquicos y habilidades ninja en una confrontación final digna de recuerdo.

elektraasesina03Elektra Asesina es de esas obras que cuando terminas de leer, sabes que has leído algo grande. Como autor, sientes mareos a lo síndrome de Stendhal (¡Ojalá pudiera crear yo algo así!); tienes en tus manos una obra de arte del noveno arte. Con un dibujo rompedor de Bill Sienkiewicz y un guión ágil, intrigante que provoca palpitaciones como sólo Miller y unos pocos más supieron hacer en los benditos años 80s. Un viaje de adrenalina salvaje con un trasfondo muy serio. Incluso ahora, está a la orden del día.

3 comments

  1. victor vega dice:

    Tengo ganas de leerla, ya la he ojeado en la tienda y la pinta no puede ser mejor.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *