Reseña: El Hombre Menguante, de Richard Matheson. Adaptado por Ted Adams y Mark Torres

elhombremenguante IDW Publishing en USA y ahora Planeta Cómic aquí publican la adaptación al cómic de la famosa novela El Hombre Menguante con un insecto gigante en la portada, quizás uno de los peores momentos por los que pasa protagonista en la historia. En la portada, así sugeridos, los peores momentos por los que pasa el atormentado prota. El Terror, es síntomatico de atractivo y por eso aparece en primera plana de este cómic basado en una de las historias más orignales del maestro Richard Matheson, esa araña que verás con otros ojos después de leer el tomo.

Toda una concatenación de argumentos, una exploración total que hizo Matheson en esta historia de la contracción de la virilidad que se traduce en una aprovechada vida, que ahora todos podéis disfrutar en formato cómic. Donde el pobre Scott Carey mientras disfruta de un día descanso bajo el sol y sobre el mar, mientras está a bordo de su barco, descubre una niebla misteriosa y… Algo que le pone los vellos como escarpias, una niebla elhombremenguante00tenebrosa que seguro no trae nada buena; la cual no mucho después, dicho encuentro le lleva al terrible descubrimiento de que su cuerpo se va reduciendo al paso de 1/7 al día. Una situación desastrosa para un hombre que tiene que lidiar con una familia que ve como el cabeza de familia se “aniña”, aparte de lo que sucede cuando llega a tener una altura tan ínfima que su propio sótano se convierte en todo un nuevo universo para él. Aterrador, por cierto.

No es el tipo de cosas para las que uno está preparado normalmente.

El Hombre Menguante es una adaptación de la novela de Richard Matheson que también se convirtió en película en 1957. La historia ofrece una visión única de cómo el personaje elhombremenguante02principal Scott Carey se enfrenta al hecho de que está encogiendo y lidia con temas de la pérdida del dominio masculino en una relación que en los años 50 habría sido todo un gran problema. La forma en que trata a su esposa es interesante y embarazosa a la vez. Empeora el tema el eterno problema estadounidense de tener que pagar los sistemas sanitarios. En esta obra, también se puede ver que era un problema a tener en cuenta en USA allá por entonces. No obstante, las aventuras que a partir de su reducimiento comienzan; son situaciones de lo más inquietantes a la vez que atractivas para el lector.

El Hombre Menguante contiene escenas e imágenes de un mundo minúsculo pero muy cercano. Ese mismo en el que jamás pensamos en nuestro día a día, pero en cuya situación de tamaño, sin duda, tendríamos los terribles problemas que sufre el protagonista. Ted Adams ha restaurado fielmente la historia lo más cerca elhombremenguante04posible de la novela pero también algo actualizada a nuestro momento actual. El arte de Mark Torres y Tomi Varga ayudan bastante a recrear un gran trabajo, una trama donde se brinda mucho por las emociones para con el entorno en el que se mueve Scott Carey, el sufridor total de esta historia. Una adaptación que recomienda con muy buenas palabras un grande del cómic como el maestro del cómic de Terror, Steve Niles.

El Hombre Menguante muestra la influencia que Richard Matheson tuvo en la cultura popular y en Hollywood, en los 70s y 80s, cuando sus libros se vendían como churros. Sí friends, hubo un antes a elhombremenguante01Stephen King. De hecho, el de Maine considera a Matheson su mayor maestro inspirador. Toda una serie de novelas que han sido llevadas al cine le muestran como uno de los mayores iconos del fantástico. Soy Leyenda, El Increíble Hombre Menguante, El Último Escalón, La Casa Infernal, Más Allá de los Sueños…, incluso de un famoso relato de Matheson llamado Duelo, hizo una película un jovencísimo Steven Spielberg. La conocida El Diablo sobre Ruedas.

Tener a los mejores y a las mejores historias en formato cómic siempre es más que recomendable.

2 comments

  1. victor vega dice:

    Me tope con el una de mis vistas recientes a tiendas de cómics y me llamó la atención. Me encanta el film, la novela no la he leído. Y estoy pensando hacer con este cómic.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *