Reseña: Heloise de Montfort, de Richard Marazano y Alfonso Font

HeloisedeMontfortCon el paso del tiempo, cuando profundizas cada vez más en tu hobby lector, empiezas a interesarte por los autores. De hecho, si te gustaron, sigues a esos autores. Muchos intentan evitar eso, pero es historia de nuestra historia seguir a la persona antes que a su obra. Por una parte de alcahuete que tenemos todos, por otra, si esa persona con ese don te hizo vibrar de algún modo con lo que creó; piensas que lo conseguirá más veces. Seguir al autor antes que al titulo es inevitable. Pero el mundo del cómic europeo es algo diferente con la cantidad de titulos que se publican, diría que estos mismos siempre estarán por encima de los autores. Y eso me lleva a recordar aquellos años cuando se le llamaba a este tipo tomos Cómic para Adultos. Qué tontería. ¿O eso no lleva a la gente a pensar en lo erótico antes que en otra cosa? Lo que quiero decir en definitiva es, que con el paso del tiempo, cuando profundizas en el cómic europeo encuentras autores (tanto guionistas como dibujantes) que decides seguir, pero al final ante lo que caes rendido es al formato en sí. A sus historias. Por que el nivel de calidad es muy alto, y al menos HeloisedeMontfort01a mí, rara vez me defrauda. Como todo en este mundo, tendrán su oportunidad, te decepcionarán o probablemente no. Pero amas el formato.

Richard Marazano (The Chimpanzee Complex, Dusk) recurrió a los pioneros del género para atacar esta nueva serie de álbumes independientes llamada Heloise de Montfort, ahora recopilados en un integral por Yermo Ediciones. Medievo del bueno. Una heroína con gran portento físico, un grupo de mercenarios en la letanía, un encapuchado que patrocina una misión imposible, un forcejeo inevitable que comienza en un hostal. Manzanaro crea en esta historia, primero un marco acordado donde te sientes cómodo dentro del género fantástico y de aventuras. Tiene el mérito (o la facilidad) de hacer que eches a correr junto a los protagonistas de la trama. HeloisedeMontfort02De hecho, Marazano vuelve a hacer aquello que hace muy bien; desde las primeras páginas, te sumerge en la acción, aunque hay detalles que no cuenta y deja las explicaciones para más adelante. El pasado, obviamente, el problema de Heloise solo se revela en las últimas páginas. Más allá de la trama en sí, el escenario puede vacilar de unas buenas pautas en cuanto a construcción de sucesos. También hay que decir que varios elementos introducidos durante la narración, como, por ejemplo, Jakobus y la voluntad de traición de Aznar, no se llegan a resolver nunca y piensas si Marazano hizo esto a conciencia.

HeloisedeMontfort03En Heloise de Montfort, la misión parece simple: cinco arqueros-aventureros han sido contratados para llevar consigo un volumen misterioso con tapa roja. Un pequeño detalle. Aún no lo tienen. Este precioso tomo actualmente descansa en la biblioteca de la Inquisición en Milán… ¿La Edad Media? ¿Una historia de hombres? Heloise de Montfort demuestra que no. Una heroína capaz de manejar el arco con mayor habilidad que los arqueros más experimentados, no teme enfrentarse a los más terribles enemigos ni a las misiones más mortales. Siempre, siempre, llevando la esperanza a las tierras que visita. Y ahora junto a esos desafiantes arqueros-aventureros decide hacerse con dicho libro que según dicen, cuenta con tanto contenido secreto que haría temblar los cimientos del mundo.

Cuatro hombres y una mujer. Heloise de Montfort (la reina de las flechas precisas), en pos de él. Después de la sorpresa de sus cuatro compañeros, incómodos al pensar en trabajar con una mujer, los cinco arqueros toman tranquilamente el camino de una misión aparentemente fácil y bien pagada. ¿Pero no es HeloisedeMontfort04quizás una misión demasiado simple robar un libro en el corazón de una biblioteca? En compañía de Marazano y Font, verás que no. Además de presentarnos una trama comedida e intrigante, recrean a su vez una Edad Media (amante soy yo de esta época, por supuesto), llena de misterios, elegancia y acción que se abren con el paso de las páginas. A los pinceles, el veterano Alfonso Font (1946). Un barcelonés de renombre, un paisano del que debemos estar orgullosos, conocido sobre todo por su serial western Tex. Pero con toda una cantidad de títulos que le preceden, además, de ser partícipe en su día en revistas “para adultos” tan míticas como Totem, Creepy o 1984. Uno de nuestros grandes que vio en su día bastante de su obra publicada en editoriales como Norma o Glènat. Un autorazo como la copa de un pino del cual me alegro que siga en activo. En Heloise de Montfort daréis buena cuenta de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *