Reseña: Música Nocturna, de John Connolly

musica-nocturnaLo último leído en un artículo americano dice que Connolly sugiere «la efectividad de una obra de ficción sobrenatural y es inversamente proporcional a su longitud». Sin exigir explicaciones adicionales, debilita tu impacto, tu muro de defensa lector, y con frases, párrafos, capítulos los va agrietando. Esto ya último es de mi cosecha. Así traduzco yo ese comentario/halago.

John Connolly es a día de hoy un autor consagrado en el panorama actual de la novela negra y se merece que seamos claros cuando se hable de él pues en nuestro país todavía no es conocido en los grandes circulos. Y eso es como mínimo, pecado. Con muchos (muchísimos) fans gracias a su serial detectivesco, la serie de libros que tiene como personaje principal el detective Charlie Parker; lo petó con un primer volumen, Todo lo que muere, que a muchos os sonará. Una mezcla de la fórmula «hard boiled» y el trasfondo «american gothic» que consigue en cada una de sus novelas de esta serie, que mola bastante pues consigue con muy poco un “agradable” panorama en pueblos perdidos de la América profunda con un seductor aroma sobrenatural que te mantiene apretado en tu sillón de lectura. Algunas de sus novelas, para un servidor, son las tramas con más asesinatos concentrados en una misma historia. Pero siempre con el criterio que exige la trama. Lo que me gusta de él, es que la atracción del autor por el género de Terror no sólo esta presente en ciertos momentos de las aventuras de Charlie Parker. Cuando le da al relato, muy constantemente se deriva hacia mi amado género. Dentro de las historias cortas, el autor desarrolla esa pasión por relatar lo oscuro del alma humana a través de los ojos de un niño…, por ejemplo. Lo demostró con crece en su anterior antología Nocturnos. Demostró que el mejor género de todos, le observa por encima del hombro cuando escribe. Se cerciora de su protagonismo.

Tusquets Editores es la principal culpable de que actualmente podamos encontrar muchos de los títulos de este autor en nuestras librerías. Incluso sus añoradas antologías, están llegando. Así, a día de hoy, ya tenemos Música Nocturna (Night Music). Una joya que he devorado con ansia, como un lobo que se encuentra una oveja en el bosque en invierno. Así a grandes rasgos (no soy muy partidario de hablar mucho sobre relatos que se spoilean en nada), Música Nocturna habla de rencor, venganza subliminal, oda a los grandes clásicos detectivescos, el amor y obsesión por los libros, y seres del más allá que se pasean por el más acá más de lo que debieran. Música Nocturna contiene 13 relatos y unos Agradecimientos la mar de interesantes como suele hacer el autor de Maine al final. Pese a ser irlandés, John Connolly es considerado “el otro” gran autor de Maine. ¿Qué tendrá ese estado que tanto terror aporta al mundo literario?

La Biblioteca Privada y Depósito de Libros Caxton abre la antología. Ganó un Edgar Award en 2013. Un funcionario que descubre en una biblioteca una mujer con una bolsa roja que se arroja frente a un tren y luego desaparece… Os suena de algo eso, ¿no? La Lamia detalla la venganza de una víctima por violación. Una venganza que puede durar toda la vida. También encontramos un matrimonio centrado en ayudar a su hija dotada de alarmantes poderes. En Una aparición, un hotel visitado por un viudo en su aniversario donde se refuerza su sensación de dolor. Una historia de las más simples del volumen, aunque para mí de las mejores.

Reescribir la realidad, es un tema recurrente en esta recopilación. Un tema que se aborda con afán en la colección de fragmentos llamado El Atlas Fracturado. Con una trama muy curiosa donde un hugonote refugiado en Amsterdam, encuentra un libro con el que “estar con él, es como estar en contacto con un ser vivo”. Huele a sangre. Cada uno de los cinco fragmentos explora el maléfico potencial del libro. Maravilloso-maravilloso-maravillosa esta historia. Y más. Un veterano de la Primera Guerra Mundial que sufre un trauma. O una historia inspirada en el folclore de los grandes Bosques del Norte en la que Connolly acude a la famosa leyenda del Wendigo. O un regreso al universo de El Libro de las Cosas Perdidas con El Rey Hueco

Una colección engordada de inventiva y ambición. En medio de una colección de historias donde lo sobrenatural horroriza, y a veces te hace sonreír… lento y con maldad; donde el elemento fantasmal puede ser incluso la zona más reconfortante de todas. Un autor a seguir, con cada novedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *