Reseña: Mosaico Integral, de Geoffrey Thorne, Khary Randolph y Bruno Oliveira

MosaicoCOVER_provisional.inddSon este tipo de historias las que yo busco con ahínco dentro del pijameo. Originalidades que me trasladen a aquellos tiempos en los que un personaje era nuevo en sus aventuras como superhéroe. Era eso lo que molaba: ir con ellos de la mano desde el principio descubriendo sus nuevas habilidades y disfrutar con sus logros. Sinceramente, esto se echa de menos. Los inicios. Creo que ese por ejemplo es uno de los secretos de titulos tan exitosos como Invencible, Robert Kirkman. El inicio. El Año Uno. Maravillas como comienzos. Y nosotros junto a ellos viviendo los primeros encuentros y los primeros momentos de probar sus poderes ante el mundo. Y mejor aún: ante villanos y otros superhéroes.

Panini Cómics nos trae Mosaico, un ejemplo de todo lo ante expuesto, y lo trae como un TPB Integral de una miniserie que contó con ocho números la mosaico05mar de chulos. Yo definiría al personaje de Mosaico como una mezcla entre Deadman y Carmelo Anthony, el ex-jugador de los New York Knicks. Aunque desde un primer momento sabes que con Mosaico la inducción por excelencia de Marvel está sobre el papel, jugando como os decía con los mismos conceptos humorísticos que siempre encontramos en los cómics a Peter Parker o los más recientes de Tony Stark en cine. Por eso Morris Sackett es un hombre con presencia, un hombre con talento, un hombre con un ego que está listo para ser aplastado por su propio caos particular interior. Sackett es un famoso jugador profesional de baloncesto y querido por millones de personas en todo el mundo. Pero después de entrar en contacto con la Nube Terrígena, consigue la habilidad de saltar de persona en persona, como si fuera un fantasma. Yy estas nuevas habilidades le harán cambiar su arrogante forma de ver el mundo. Pues desde el principio, Morris es un personaje que está más allá de la confianza, más allá de lo arrogancia, y se acerca a ese reino sin retorno de la arrogancia total. Y es aquí donde el guionista Geoffrey Thorne hace un excelente trabajo y nos lleva a la cabeza de Morris mientras deslumbra una emocionante secuencia del pasado cuando en la cancha de basket mosaico01del barrio, el protagonista recuerda a ese héroe al que llamaban “el Mago”…

Thorne nos da una idea de una dinámica divertida con el padre de Mosaico, por ejemplo, a quien Morris parece desesperado por complacer a toda costa. Sin embargo, estos momentos de humor se verán truncados por una fuerza interior que azota a Sackett cuando sus poderes se sienten liberados y desenfocados. Dado que Mosaico tiene habilidades al estilo Deadman (saltar de cuerpo a cuerpo y de paso recoger todas sus habilidades), se vuelve sin duda y desde el principio un personaje muy dificil de guionizar. Demasiado poderoso, hecho que al lector puede llevar a poner pegas: ¿y por qué no hizo esto, si puede…? ¿Qué le impide a Morris saltar a otro cuerpo o encontrar un conjunto conveniente de habilidades para ayudarlo a salir de ese aprieto? Thorne rebotea esas dudas con la siguiente viñeta y ya sea con una ilustración de Randolph o una frase, lo solventa. O al menos le resta mosaico02importancia a las ideas “raras” que empiezan a sobrevolar tu cabeza.

Y hablaba del ilustrador pues si Mosaico goza de una verdadera superpotencia visual, es gracias al artista Khary Randolph. Cuyos personajes angulares tienen un ambiente animado pero cada vez que Mosaico “sale en pantalla”, todo se paraliza. Y al momento Randolph lo clava cuando influye movimiento. Provocando que Morris en escena tenga su propio ambiente único. Esto es maravilloso.

mosaico04Cuando Marvel anunció por primera vez que Mosaico tendría una serie independiente, creo que justificaba una saludable dosis de escepticismo, pues sin personajes de renombre una serie así, hoy en día (que la gente tira hacia el mainstream más que nunca), tendría los días contados. ¿Y cómo se arregla? Pues ahora vemos que en Mosaico encuentras intervenciones de Los Inhumanos, Capitán América y Spiderman. Pero tranquis…, por mi parte, ningún rencor. Le viene bien. Es como cuando un cantante novel hace un dueto con el famoso de turno para captar la atención… En fin. Mosaico es el Inhumano más nuevo del Universo Marvel. Descubre sus nuevos poderes y qué diablos hará con ellos. Pues su tiempo de aprendizaje se reduce considerablemente cuando un grupo misterioso aparece siguiendo su rastro. Y ahora Mosaico debe elegir: ¿luchar para sí mismo o convertirse en héroe para todos? Lo que está claro es que sus acosadores ya han hecho su primer movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *