Reseña: Los Pequeños Hombres Libres, de Terry Pratchett

lospequeñoshombreslibresViví aquellos gloriosos años en los que se esperaba con ansia una nueva publicación en español del maestro Terry Pratchett. Me emocionaba. Sobre todo, si el nuevo libro no pertenecía la saga de Mundodisco (me encantan esos libros también) pero ciertas historias alternativas me encantaban aún más y puedo decir que son las obras con las que más he disfrutado… Quitando una o dos de Mundodisco como Dioses Menores o Mort. Desde que me enganché a la lectura (ni recuerdo cuando), he intentado estar siempre estar al tanto de las novedades porque como seguidor de este autor y de su estilo tan característico, cada llegada a nuestro idioma de un nuevo libro era claramente un soplo de aire fresco a lo que había en el stand de novedades de la librería más cercana. Algo que me daba rabia era que los libros que se daban por hecho que no pertenecían a Mundodisco, solían promocionarlos como literatura infantil, y eso no siempre era cierto. De hecho, casi nunca. Ocurría con Perillán, por ejemplo…

Pero no os asustéis, aunque os hable en pasado, no hace tanto tiempo de esto que cuento. Lo que sí que es triste, es saber que todo esto se acabó pues el señor Terry Pratchett nos dejó en marzo de 2015. Así que la espera de nuevos títulos deja de ser posible. Alguien me dijo una vez: «Nadie desaparece eternamente si se le recuerda». Y eso precisamente hago yo con uno de los mejores escritores británicos que ha dado el fantástico. ¿Y cómo? Pues continuando cada no mucho con la lectura de sus obras. Leyendo las que tengo aún pendientes. ¿Me conoces? ¿Sabes que tengo otra buena noticia? Pues sí, me conoces bastante bien. Aclaro algo: No todas sus obras han sido traducidas al español aún. ¡Toma!

Cuando comienzas una nueva serie, a menudo esperas que el segundo libro sea mejor que el uno, y así sucesivamente. Tiene sentido. El escritor va a mejorar a medida que avanza. Lamentablemente, la vida no siempre es tan ordenada. Hay escritores que rompen el molde. Esto le sucedió a Pratchett cuando escribió Los Pequeños Hombres Libres, el primero en un cuarteto de libros. Los Pequeños Hombres Libres comienza con un viaje, el de Tiffany Dolorido, niña de nueve años de edad, la cual posee la inteligencia y agudeza mental de un señora de noventa y uno. Un personaje que no sé por qué me recuerda a otro grande del autor llamado Sam Vimes, y que si un día Pratchett hubiera unido a los dos, podría muy bien significar el final del Mundodisco con una espectacular explosión si tocaran cabeza con cabeza…

En fin. Tiffany Dolorido, una niña de nueve años que ha decidido que quiere ser una bruja cuando crezca, a pesar de estar encasillada con un nombre que sospecha que nunca funcionaría para tal oficio. Y comienza una obra con la que reirás de lo lindo. Aunque no es una de las obras más cómicas que he leído del autor, no obstante, ya en el primer capítulo, Tiffany utiliza ingeniosamente a su pegajoso hermanito como cebo para golpear un monstruo de mar, verde, dentudo, en toda la cara como si de una sartén se tratase. ¡Ahí lo llevas! Y es que ha dicho el sapo que la granja de los Dolorido corre peligro. «Otro mundo está chocando con éste. Los monstruos vuelven». Por las colinas se abalanzan pesadillas que amenazan a la familia. A ello se suma la desaparición del hermanito tan pesado que tiene, después del curioso encuentro… Estos acontecimientos atraen la atención de ciertas brujas (de pleno derecho) que le dan a Tiffany algunos consejos sobre lo que realmente es ser una bruja: «Las brujas no usan magia a menos que realmente tengan que hacerlo. Es un trabajo duro y difícil de controlar… ¡Tú verás, niñita!» Mientras Tiffany analiza todo esto, conoce a una banda de hombres azules que se hacen llamar Nac Mac Feegle (o Pequeños Hombres Libres) de seis pulgadas de alto, que hablan constantemente de su amor por el robo y la lucha con su cerrado acento escocés. Más tarde, cuando Tiffany decide probarse a sí misma y rescatar a su hermano de las garras de una reina malvada de otra dimensión, los Nac Mac Feegle y un sapo hablador irritable con toques de terminología jurídica; servirán como guías y compañeros en esa desesperada búsqueda por tan tierra extraña…

weefreemenCon ese ingenio irónico y la conexión mística a la vez que mundana que Pratchett dotaba a sus libros, en pocas páginas ya estás atrapado. Devoras el libro de un tirón. Una novela que hasta hace poco era casi imposible de encontrar debido a que fue publicada en la colección Toro Mítico de Almuzara y se descatalogó poco después. Era curioso ver que la primera entrega de la serie protagonizada por la joven bruja Tiffany Dolorido no se podía conseguir pero sí sus secuelas. Ahora tras una impaciente espera, Debolsillo consigue los derechos y la acaba de reeditar en el formato al que nos tiene acostumbrados. Además con las ilustraciones a lápiz de Paul Kidby. Un libro de bolsillo de lo más completo. Una obra que lleva tiempo rumoreándose que será adaptada a la gran pantalla por Rhianna Pratchett, con la producción de The Jim Henson Company.

Ha sido genial atar cabos. Pratchett nunca decepciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *