Reseña: Bravo for Adventure, de Alex Toth

bravoforadventureAlex Toth escribió muy pocas historias durante su carrera y quiso que  esas mismas llegaran a todo el mundo. Sin embargo, todo aquel que le leyó sabía que iba a ser uno de los grandes del mundo del cómic. La calidad de sus trabajos eran excepcionales.

Comenzó su carrera dibujando historietas entra las que destacaba su versión de las aventuras de El Zorro para Disney. Trabajó como diseñador para varias series de dibujos animados de la gran productora Hanna-Barbera durante las décadas de los 60s y 70s. Conocéis algunas de ellas seguro y se os pondrá el pelo de punta al recordarlas si sois más o menos de mi misma edad: ¿o no recordáis Fantasma del Espacio, Los Herculoides, Shazzan, Sansón y Goliat o Dino Boy? Incluso participó en varios diseños de Scooby-Doo o Thundarr, el bárbaro. La industria televisiva le hizo muchos reconocimientos y en el mundo del cómic tampoco fue para menos. Sencillamente para mí, es uno de los grandes por que también tuvo su época dentro del cómic de Terror, en la mejor época que ha existido, aquellas gloriosas décadas de los 70s-80s.

bravoforadventure02Alex Toth fue un narrador brillante. Ejercía un estilo dinámico, minimalista, un autor consagrado por ser un maestro en el campo de la narrativa, la animación y el diseño. Planeta Cómic es consciente de su enorme calidad y cada no mucho alguna obra nos saca del maestro nacido en mi amada Nueva York. Gran momento fue aquella publicación Creepy presenta a Alex Toth, que aportaba todas sus siniestras historias donde el misterio brindaba por encima de todo. Una genial recopilación.

Ahora nos altera nuestro deambular con la publicación de Bravo for adventure. Un grandioso tomo (a lo alto y ancho) de las magnificas vivencias del aguerrido piloto y aventurero clásico que tan buenos momentos dio al bravoforadventure01aficionado al cómic. La considerada obra maestra de Alex Toth, recopilada en su totalidad por primera vez, después de años de olvido. Una edición de lujo en tapa dura pero a muy buen precio que contiene las tres únicas historias que fueron protagonizadas por Jesse Bravo, cuarenta años después de su creación. Aventuras llenas de acción, unos divertidos guiones que rememora a aquellos héroes de los años 30, donde se vanagloriaban los desafíos y adornos visuales de personajes intrépidos que sin tener poderes especiales eran capaces de atrapar al más desafiante de los villanos. Una serie que nació como un divertido homenaje a las películas de Errol Flynn y sin duda a los clásicos del cómic creados por Caniff, Sickles, Will Eisner y Roy Crane.

Aunque a ciertos individuos quizás no les suene mucho (sobre todo a jóvenes lectores), Alex Toth es uno de los grandes del cómic. Pero de los grandes de verdad. Al nivel de maestros del noveno arte como Jack Kirby o bravoforadventure03Will Eisner. Un autor que impresionó al mundo con su carrera en la Edad de Oro de Flash, Atom o Green Lantern. Con un extenso trabajo que fue inmortalizado en obras de animación televisiva. Estuvo en la onda, como se suele decir. Magníficos además sus trabajos en mis amadas Creepy, Eerie o Vampirella.

Bravo for adventure es un tomo recopilatorio muy especial. Se ha publicado mediante un acuerdo especial con la familia Toth. Además incluye bocetos, borradores a lápiz, pruebas a color de Toth para dicha obra… Estamos hablando de una de las obras preferidas del autor, en la que pudo escribir sus propios guiones, lo que consiguió en muy contadas ocasiones a lo largo de su carrera.

Bravo for adventure narra las aventuras de Jesse Bravo, piloto, aventurero y empresario y son la mar de interesantes. Una serie donde podréis ver como Toth consigue transmitir una amplia gama de emociones, ambientes y situaciones de lo más explosivas. Y con “explosivas” me refiero a las onomatopeyas, de cuyo uso bravoforadventure00Toth era todo un maestro. Además su dibujo evoluciona con el paso de las páginas como podréis comprobar en este fantástico e imprescindible volumen. Un elegido del noveno arte al que le debeis una oportunidad si es que aun estáis blasfemando por no conocer nada de él.

Historias con un poderoso comienzo y un dichoso final. Toth fue incluido en el Salón de la Fama de los Premios Eisner en 1991. Y ya iban tarde…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *