Reseña: La canción de Cazarrabo, de Tad Williams

lacanciondecazarraboLos gatos son animales distintos a todos los demás y lo sabemos. Es un animal raro, independiente, de comportamientos extraños y pese a que el ser humano insista en adquirirlo como animal de compañía, siempre tendrán la sensación de que no lo es. El gato convive con el ser humano desde hace unos 9500 años, hay docenas de razas y existen en una amplia variedad de colores. Son depredadores por naturaleza, son capaces de asimilar algunos conceptos, y ciertos ejemplares han sido entrenados para manipular mecanismos. Son junto al perro una de las mascotas más populares del mundo y también uno de los animales a los que se le atribuyen más dotes o extraños sentidos para con lo paranormal…

La canción de Cazarrabo es un libro de Fantasía que puede deber su existencia a una cierta lógica cruda: ¿si las sagas de la Fantasía están de moda y los libros sobre gatos vende, por qué no escribir una saga de la Fantasía sobre gatos? Así es, poniéndonos en el lado del mal pensado. como se le debió ocurrir a Tad Williams esta novela. Situándonos donde debemos estar, en el halago de una obra original, podemos decir que Williams ideó un libro de Fantasía diferente, maravilloso y divertido. Una obra que se deshace en la manos como lectura rápida y apasionante que es. Recomendable para quienes les guste el género fantástico…, muy mucho. Y si son amantes de los gatos, obra indispensable sí o sí.

Os confieso una cosa: siempre fui de perro pero después de devorar (por que no se lee, se devora) La canción de Taparrabo, me han quedado unas ganas locas de tener en casa uno de estos felinos tan especiales. Seré más claro: este libro es un regalo para cualquier amante de la Fantasía que se precie. El personaje de Cazarrabo es maravilloso. Fritti Cazarrabo estaba destinado a ser un visionario, un gato dotado de extraordinarios poderes perceptivos, cuando de pronto un día su amiga desaparece como última víctima de los extraños desvanecimientos de la comunidad. Así Fritti toma la decisión de de abandonar su vida de holgazán para ir en auxilio de los desaparecidos. Comienza un viaje que le llevará hasta la Corte de la Reina de los Gatos y conocerá un mundo de otros animales antropomórficos que viven en sus ambientes naturales, pero los cuales tienen cada uno su propio idioma, mitología y cultura. La trama se centra más en que veamos el mundo como los gatos lo ven. Los gatos ven a los seres humanos como criaturas misteriosas y de miradas desconfiadas. Los gatos se ven a sí mismos como la primera y más importante especie. Esta idea del autor es genial. ¿Lo crees o no? La novela adopta el enfoque de que todas las criaturas consideran que su especie es la especie dominante del planeta, e incluso creen que los humanos proceden del gran “M’an”, una raza descendiente y deformada de los gatos…

La canción de Taparrabo es toda una experiencia. Leerla por primera vez (nunca tuve oportunidad de leerla a mediados de los 80s que fue cuando lo petó), hace que descubres todo un compendio de ideas, toda una serie de referencias a mitologías de ranas, zorros y cuervos, así como todo un desarrollo de un sistema que enmarca al gato como mito. Después de citar un poema de Christopher Smart, comienza la historia con una exposición de los elementos centrales de la historia de los gatos. El mito de su creación. Enmarca los desarrollos de la cultura del gato a lo largo de la historia y proporciona la base para la propia trama. Meerclar, la Madre Universal, se identifica como la creadora primordial de todos los otros seres, la cual trajo un par de gatos que son los progenitores de la especie entera, y con esta pareja crea dos figuras divinas. Harar Ojos Dorados el macho, y Fela Danzacielos la hembra. Que tuvieron muchos hijos pero de este par nace una camada de tres Primogénitos llamados Viror Viento Blanco, Grizraz Comecorazones y Tangaloor Pies de Fuego. Este último renunció a su reclamo al trono y huye de la corte por dolor a como es tratado. Después de ciertos conflictos divinos y familiares para indicarnos la procedencia de la raza, se inicia la historia de Fritti Cazarrabo. Un gato común, novato cazador de la Comunidad, el cual después de la Asamblea donde se debaten las extrañas desapariciones de la zona, decide partir en busca de su amiga Pata Suave. No puede esperar más. Decide actuar por su propia cuenta junto a Comebichos, un excéntrico y viejo gato pardo; y el hiperactivo gatito Saltarín, Fritti abandona su territorio para emprender un peligroso y mágico viaje que los llevará a los cielos, pero también al peor lugar donde las pesadillas gatunas se hacen realidad.

He oído decir que La canción de Cazarrabo es una de las joyas de Fantasía olvidadas a la hora de ciertos rankings o menciones de mejores títulos escritos de la literatura fantástica. Ahora veo que tienen razón. DEBE ESTAR como una de las mejores obras. Es un diamante en sí misma. Con un final que puede ser visto como el comienzo de una saga más larga, pero que hasta la fecha, treinta dos años después de su publicación, Tad Williams no ha decidido continuar. Una obra que dado todo lo que propone a nivel de folclore y lenguaje, que duda cabe que se la pueda comparar a la hora de recomendarla con la obra de Tolkien. Sin embargo, yo diría que es única en su estilo. Que aportó quizás un nuevo subgénero o por lo menos, seguro que fue muy original en la década de su primera publicación. Fue la primera novela que Tad Williams escribió y publicó. Quizás ahora que está siendo adaptada a película (saldrá en 2018), tenga el empujón a nivel mediático que merece. Que se la alabe como se le debe a esta joya del género.

One comment

  1. Antonio Moreno dice:

    Buena reseña, juanjo. Ciertamente un animal raruno, como yo comprenderé, je! Dicen algunas tradiciones magicotas, que camina entre dos mundos mundiales. Aunque algunos lo hacemos entre tres, je!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *