Reseña: Los Cuentos de Beedle El Bardo, de J.K. Rowling

Cuentos de Beedle el Bardo, Los_2017_130x200Menuda sensación de vacío debe sentir un escritor cuando su obra magna termina. Y digo termina cuando finaliza del todo y casi ya no se habla de ella apenas. Seguro que lo primero que piensa es DESCANSO pero después, con el paso de los años, sumando las miles de cartas de fans pidiendo más; el gusanillo de regresar a la obra que le dio vida, que le puso cara ante el resto del mundo, debe ser una oruga de casi veinte metros de alto.

Como gran autora inteligente que es J.K. Rowling, en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, el último libro de la saga, ya introdujo…, o mejor dicho, hacen mención a una especie de cuento de hadas que en su testamento el Profesor Dumbledore, deja a Hermione Granger. Un libro en cuestión llamado Los Cuentos de Beedle el Bardo. Una colección de cuentos infantiles, del que en el propio libro se narra uno. La Fábula de los Tres Hermanos. Tres hermanos que se enfrentan a la Muerte y ganan portando una Varita Mayor, una Piedra de Resurrección y una Capa de Invisibilidad. Como sigue, no lo contaré porque ese mismo cuento cierra el libro que hoy os reseño. Aunque obviamente la historia se refiere al peligroso deseo de vencer a la muerte, una preocupación muy alta en el último libro de una de las sagas más leídas de todos los tiempos.

Con una chula introducción, notas e ilustraciones de J.K. Rowling, una nueva edición, única y mágica, ve la luz en nuestras librerías de la mano de Salamandra, editorial encargada de traernos todo-todo lo referente al gran Harry Potter y su mundo. Los Cuentos de Beedle el Bardo es un pequeño tesoro en tapa dura a un precio genial, indispensable en toda colección dedicada a la fantasía y a la magia de Hogwarts. Un tomito que agrupa cinco historias donde las aventuras, las tretas, la congoja y por supuesto la magia, brindan casi página por página. Relatos traducidos del rúnico antiguo por Hermione Granger, con comentarios añadidos de Albus Dumbledore, cuentos considerados clásicos por los magos, que nadie, y digo nadie, debería perderse.

Un volumen no muy extenso pero con una enorme calidad. Una maldición se levanta, un hechizo se rompe. Rowling explica que en sus historias los héroes y heroínas ya están familiarizados con la magia. En el primer cuento, El Mago y el Cazo Saltarín, un joven mago hereda una olla mágica de su padre y tiene que aprender a usarla por el bien de los demás. En La Fuente de la Buena Fortuna, los personajes creen que sus vidas están siendo transformadas por la magia de una fuente pero en realidad es… Uno que me ha gustado muchísimo es El Corazón Peludo del Brujo, donde un mago siente frustración por todas partes y usa un horroroso poder como es robarle el corazón a… Y Babbitty Rabbitty y su Cepa Carcajeante y La Fábula de los Tres Hermanos contienen como referencia la muerte violenta o la amenaza de ella.

Aunque las ilustraciones de Rowling mezclan flores con emblemas y otros decorados que intentan disuadir de algún modo lo sombrío del asunto, son historias que tienen mucha psicología detrás. No obstante, el humor está en las notas de Dumbledore. Hay una cierta cantidad de diversión burlona en sus comentarios, donde se usa el doble sentido para comentar los relatos. Doble sentido que en ocasiones te saca una sonrisa inesperada.

Una joyita. Repito: cuentos considerados clásicos por los magos, que nadie, y digo nadie, debería perderse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *