Reseña: Flash. Nacido para correr, de Mark Waid, Greg LaRocque y VVAA

nacidoparacorrerNacido para correr es uno de los grandes arcos argumentales de Flash. Una serie de historias escritas por Mark Waid con enormes ilustraciones de Greg LaRocque, las cuales con el paso de los años, los aficionados al Corredor Escarlata hemos requerido tener recogido en un tomo grupal. En Absolute, por supuesto; lo que ahora llamamos integrales. Además, fue el primer argumento que propuso Waid para el personaje cuando tomó el relevo tras la salida escopeteada de Bill Loebs. Así que vio la luz unos años después de la última historia, recogiendo así los números de Flash del #62 al #65 del Volumen 2 más Speed Force #1, Flash 80-Page Giant #1 y el Flash Annual #8. Aunque en esta reciente publicación de ECC Ediciones, en el formato maravilloso que le caracteriza, se han portado bastante mejor introduciendo siete números más de la serie regular, más un inicio de tomo con el Flash 50th Anniversary Special 1 y un colofón que también tiene mucho de la trama como son los nacidoparacorrer00números de Green Lantern #30 y #31.

El guionista Mark Waid dijo sí en 1992 a manejar el barco que navegaba un poco a la deriva. Entonces, la serie se volvió nuevamente fresca, con aventuras ideales para el personaje que se hacía o se sentía mayor de algún modo y necesitaba que su legado prosperase. El comienzo de una nueva etapa, el comienzo de la recuperación, se inició con Nacido para correr. Donde algunos ya sabíamos pero otros descubren que Wally West era el fan número uno de Flash y que, cuando por fin conoció a su ídolo, sufre un accidente similar al del Velocista Escarlata y se convierte en Kid Flash. El joven más rápido del mundo. Y así vivimos juntos sus primeros pasos para este chico que parece nacido para… Ya lo he dicho, ¿no?

Os decía que el tomo abre con Flash 50th Anniversary Special 1, una buena aventura larga, el Flash más clásico (un anual maravilloso de los que gustaba comprar a finales de año) donde hacen aparición cantidad de autores y personajes. Una introducción indispensable donde nos encontramos con Generaciones, que nos traslada a la Central City del lejano futuro del Año 2645 donde conocemos a John Fox, historiador que para nacidoparacorrer02solucionar la terrible situación en la que se encuentra su pueblo, marcha en un viaje al pasado para poder entrar en contacto con los anteriores Flash. Y así le vemos dar saltos en el tiempo viviendo aventuras con Jay Garrick, Barry Allen y el propio Wally West en las que se enfrentan al Dr. Mota, un villano obsesionado con la energía nuclear. Fox regresará a su tiempo para descubrir que este viaje quizás no le haya servido… O sí, pues percibe que tiene acceso a la Fuerza de la Velocidad y se convierte en el nuevo Flash de su época. Un arco imprescindible que deja un maravilloso sabor de boca.

nacidoparacorrer01Y llegamos a la trama que da nombre al tomo. Donde Wally West va sufriendo una serie de flashbacks donde recuerda sus primeras aventuras junto a Barry Allen, rememorando sus inicios de aquel verano en el que de visita a su querida tía Iris West, adquiere sus poderes. Se dan entonces toda una serie de enfrentamientos contra villanos clásicos como Mr. Elemento o Azul Cobalto. También vemos a Wally un poco torpe intentando dominar su poder y poniendo en unos pocos aprietos al veterano Barry Allen. Una especie de Año Uno narrado con maestría donde me encantó sobre todo una pequeña aventura en la que aparece Aquaman enfrentándose a la Merodeadora Marina. Y más saltos temporales y más guiones con villanos clásicos como Abra Kadabra dando por saco, el cual muestra la nacidoparacorrer03cuestionable moralidad del Siglo LXIV del cual proviene…

Y más. Líos en colaboración con Green Lantern cuando Hammon y Gorila Grodd colaboran en un malévolo plan evolutivo que llevará a los dos héroes a viajar a África. O una aventura en solitario donde Wally tendrá que desenmascarar los planes de El Alquimista. O un cierre de tomo preciosista con una sentimental situación con Linda que muchos llevábamos tiempo esperando.

Rodeado de Gerard Jones, Tom Peyer, William Messner-Loebs, junto a toda una amalgama de grandísimos dibujantes como Carmine Infantino, Greg LaRocque, Humberto Ramos, Irv Novick, Jim Amparo, M.D. Bright, Mike Parobeck, Paris Cullins, Pop Mhan y Sal Velluto; Mark Waid brinda por uno de los mejores personajes DC. Y lo encumbra. Los fans pedíamos lo mejor del cómic clásico de superhéroes y ECC Ediciones continua dándonos vida. Una última cosa: si vas a la par con la serie de TV, si la llevas al día, quiero decir, este tomo te viene ahora que ni pintado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *