Reseña: Patsy Walker alias Gata Infernal, de Kate Leth y Brittney L. Williams

gatainfernalEl culto a lo nuevo induce a pensar que ciertos personajes así dicharacheros, a la moda y con cierta personalidad moderna, son nuevos. Sin embargo, en el mundo del cómic superheroico pocos personajes no provienen de una creación del pasado. De la gran época dorada donde salían estereotipos nuevos como salchichas salen por segundo de una fábrica de longanizas.

Patsy Walker siempre había idolatrado a los superhéroes y como cualquier fan que se precie, en cuanto tuvo la oportunidad se convirtió en uno de ellos. Gata Infernal no es nueva como he oído por ahí, no, Gata Infernal es uno de los personajes más antiguos de Marvel. Data su primera aparición de algunos cómics románticos de los años 40. De hecho, tuvo su sitio en ciertas tramas junto a Los Defensores y Los Vengadores. Patsy nació en un pequeño pueblo llamado Centerville. Allí creció con su amigo de la infancia y poco después rival Hedy Wolfe. En su adolescencia comenzó a salir con Robert “Buzz” Baxter, a quien también conocía de la infancia. gatainfernal02Cuando Patsy tiene edad suficiente, ella y Hedy alquilan su propio piso y ambos viven juntos durante algunos años. No sin problemas, claro. Hedy era un buen amigo, pero podía llegar a ser excesivamente celoso de lo que Patsy acarreaba, en especial, el chico con el que salía, Buzz… Cómic romántico, ya os lo dije. ¿Esto significa que dentro del Universo Marvel había cómic-libros de esos que llamamos de amoríos? Sí. Un “sí” rotundo. Algo que apenas se menciona pero que está ahí. Luego vinieron más líos costumbristas del tipo: Patsy se casa con Buzz, Buzz se une al ejército y tiene problemas en Vietnam, regresa irrritable y ella busca consuelo en Hedy… Ya sabéis, lo típico. Pero no tan típico es, cuando hay una situación donde Baxter está molesto por la presencia del mutante La Bestia al cual conocen en una instalaciones, sin darse cuenta de que es el gran investigador de genética Hank gatainfernal04McCoy. ¿Molesto? Patsy trabaja con McCoy y se entera de su alter-ego. Promete mantener su secreto a salvo, siempre y cuando el mutante le ayude a convertirse en una superhéroe…

Marvel retoma este personaje con un look actualizado y reciente. Una nueva serie limitada llevadera, amena, cómic de entretenimiento puro para el nuevo lector. Panini Cómics nos lo trae en formato TPB el cual contiene los primeros seis números de la serie (Patsy Walker AKA Hellcat! 1-6 USA), gatainfernal03una forma ideal para ir devorando varias historias de un tirón.

Patsy Walker ha conseguido escapar de sus enemigos, de su pasado e incluso del infierno (literalmente). Pero nada de eso se puede comparar a buscar trabajo en Nueva York. Tampoco a intentar pagar todos los meses el alquiler mientras esquiva balas (literalmente también). A Patsy se le agolpa todo, tratar con los cómics románticos que su madre escribía y que le recuerdan a su vida en el pueblo, a medida que pasa de vivir una vida doble, a una triple… Está confusa. La vida en Nueva York es una locura si quieres estar al día. Amistades, hamburguesas, monstruos y cheques que pagar por doquier. Además de un fantasma del pasado con motivos cuestionables. Gata Infernal tiene bastante con luchar contra el crimen. Entonces, ¿por qué ser Patsy Walker tiene que ser tan difícil también?

Una serie ligera, juvenil, sin dejar de lado el carácter alegre y gracioso para pasar un rato ameno de lectura. Con humor, donde uno sonríe por lo bajo al encontrarse cameos como la aparición del famoso gatainfernal06investigador Howard El Pato, la abogada Hulka o la respondona Valkiria. Una nueva serie donde Patsy Walker trata de desmarcarse de su pasado, sin olvidar el mismo. Pero con intención de forjar una identidad propia de una vez por todas. Un dibujo amerimanga de Britney L. Williams, coloreado de Megan Wilson bien complementado con un guion ágil y palomitero de Kate Leth.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *