Reseña: EL Bazar de los Malos Sueños, de Stephen King

elbazardelosmalossueñosStephen King a lo largo de su extensa bibliografía ha tenido vaivenes. Es normal. A mayor tramo, más posibilidad de desniveles tendrá el terreno. Aunque ya sabemos que sus comienzos fueron de órdago, toda una serie de grandes obras las cuales gozaban de un enorme enganche, ideas originales, el género de Terror de moda, un carrusel que bajaba a todo meter como si descendiera desde el pico más alto de la Tierra hacia la misma orilla del mar. Fue gloriosa aquella época en la que muchos nos enganchamos al de Maine y esperabamos como gatitos en la puerta de una tienda de salchichas, un nuevo asome del dueño. Grandes titulos emergieron allí, y bastantes escritores partimos en ese barco. King se merece todos los halagos y más. Llegué a ver gente de todas las edades leyendo sus libros. Gente que huía del Terror en un principio por el solo hecho de que el género se llamará así y/o lo criticaban por que no querían historias sin sentido con sangre a borbotones. Eso decían. Hay que entenderlo. Fueron los principios del miedo moderno. Ya sabéis: un perro con rabia, una chica con poderes vengandose del bullit en el instituto, malvados payasos por los desagües o automóviles poseídos…; premisas en principio ridículas convertidas en lo que acabo de decir. Miedo moderno atractivo.

Stephen King es culpable de todo eso y también de un gran poder nunca antes visto por mí. Tremendo poder de enganche a su lectura. Te habla de tú a tú, sus historias te agarran hasta el amanecer, de hecho, no recuerdo a ningún autor que me haya tenido despierto toda la noche hasta acabar su libro. O que estuviera en alguna fiesta con colegas y estuviera deseando llegar a casa para seguir leyendo… Todo un repertorio, una grandísima época con chispa, magia, un nivel tan alto que tuvo que descender. Pero nunca descendió hasta ser infame, sin embargo, algunos lo criticaron, la gente no lee lo bastante, no sabe lo que es escribir, habla sin conocimiento de causa. Es NORMAL el descenso. Cuando estás en lo más alto sólo queda bajar. No existe nadie con un don tan potente como mantenerse en su legado a un nivel tan glorioso desde que comienza hasta que la parca se lo lleva…

Con sus relatos me ocurre que, me desilusiono (por no decir otra palabra) fácilmente. Me fastidia, me da coraje, como se dice aquí en el sur; pues encuentras ideas muy buenas y te cagas en todo diciéndote por qué demonios no lo convirtió en novela. Una novela clásica del rey de las que hacen época. De Terror. Al que ya casi nunca recurre. Parece más centrado en el thriller, la novela negra o histórica, dejando de lado de forma alarmante, lo que le llevó hacia la cumbre. El Terror. Es por ello que las antologías que publica ahora como El Bazar de los Malos Sueños tienen valor doble. Aquí sí encuentras historias que se acercan más al gran King que nos marcó a muchos. Aunque algunas se enmarquen en la Ciencia Ficción como las fascinantes casi sesenta páginas de Ur, por ejemplo…

El Bazar de los Malos Sueños es el último titulo del maestro llegado a nuestro país. Publicado como es habitual por la genial Plaza & Janés, eterna editorial encargada de ponernos en bandeja lo mejor del tito King. Veinte relatos, veinte tramas, la mayoría de Terror sugerido o intentando explicar de algún modo ciertos casos extraños sucedidos a los personajes. Un estudio social con la incógnita como eje central. Además, con una pagina de introducción a cómo se le ocurrió la idea o de donde cree King que proviene el hecho de que la escribiera. Por criticar algo, me gusta más que esto venga después del relato. Pero no sé si esto iba así en la edición original.

¿Y qué hay en El Bazar de los Malos Sueños, un lugar donde King es el tendero y nos ofrece la venta de sueños malvados, de cuentos que nos mantendrá intrigados de principio a fin? Pues un matrimonio que se plantea aceptar un extraño trato sugerido por un anciano al que ella cuida. Una arenosa isla donde hay una duna en la que aparecen escritos nombres de gente que va a morir en breve. Un hombre ajusticiado por matar a una niña solo para robarle una moneda de plata. O un coche totalmente cubierto de barro, donde dentro de él ocurren cosas terribles. O un maldito viaje en coche de un matrimonio y su perro en pleno agosto. O un hombre que sufre de alzhéimer y es un poco cleptómano que recibe la visita de su hijo y se ven envueltos en una enorme pelea. O una historia muy King, de las buenas, la historia de un hombre condenado a muerte por matar a un niño que a lo largo de su vida ha ido destruyendo a todos aquellos que le rodeaban…

Y más. Cuentos que brillan unos más que otros pero que todos aportan y son gustosos de leer. La moralidad, actos pecaminosos, venganza, el mal de la rutina, exigencias de querer vivir con tranquilidad. King mostrando pese a sus años, pese a su extensa bibliografía, que todavía está entre los grandes. Entre los recomendables. Entre los pocos, de los que jamás me pierdo un nuevo titulo que publica.

One comment

  1. Mauro Vargas dice:

    Es natural que King ya no escriba obras como las de sus primeros años como novelista: es un tipo que ha madurado, que piensa y le preocupan cosas diferentes, mas no insignificantes. Hay que aceptar el hecho de que no se puede andar escribiendo sobre vampiros y carros poseídos a los 69 años, es como no madurar nunca. Y no digo que escribir terror sea de inmaduros, sino que vivir 69 años te da para pensar en cosas mucho más complejas y querrás escribir sobre ellas. Cuando escribió obras como las que incluye “Las cuatro estaciones”, se ganó un montón de críticas de sus lecttores, pero también aplausos. Asimismo debería ser con sus obras más recientes. Se acercan más al thriller porque es lo que se está leyendo y vendiendo ahora. Es la tendencia, así como el horror fue tendencia en los años setentas y ochentas. Pero más allá de hablar de géneros, lo importante es que el tipo siga escribiendo bien, y si ha de reciclar contenidos para escribir terror (como hizo con Doctor Sueño), mejor que nos ofrezca cosas nuevas en géneros distintos, y que si vuelve al terreno del horror, sea porque nos ofrecerá algo muy, muy bueno, como lo parece esta nueva colección de cuentos.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *