Reseña: Marvel Saga. The Punisher. Madre Rusia, de Garth Ennis, Braithwaite, Reinhold y Treviño

Punisher_madre_rusiaCiertos desconocidos creen que cuando recomiendo algo con tanta ansia, con tanto ímpetu, es por que soy así de entusiasmista, de forofo, de influencer… Es en esos momentos cuando (mi madre siempre decía: «tienes tan buena memoria, de lo rencoroso que eres»), y les recuerdo a esos sin fe: “Eh, ¿y qué tal con el Punisher MAX, de Ennis, a ti que nunca te gustó el personaje que incluso lo odiabas y decías que estaba sobrevalorado?”.

¿El Castigador, de Garth Ennis, ahora en la económica y genial edición Marvel Saga? Buah…, indispensable no, lo siguiente. Hace varios años, el personaje estaba totalmente acabado, los guionistas encargados de escribir sus historias no sabían muy bien que hacer para “salvarlo”. Incluso decidieron (¡viva la pepa!) otorgarle una especie de súper poderes donados por unos ángeles que… Bah, no tiene sentido ni mencionarlo. Fue entonces cuando alguien con dos dedos de frente decidió atar cabos y decir: «Eh tío, conocéis a Garth Ennis, ese tío…, sí ese tío, macho. ¡Ese Punisher_madre_rusia02tío!». Y ese tío, resulta ser perfecto para la colección.

Garth Ennis, un guionista no demasiado aficionado al genero súper heroico que vio algo en el viejo Punisher, algo viejo a lo Caballero Oscuro. El tipo de personaje que mola, sin moral, despiadado y violento, que ya está de vuelta de todo. Y empezando de cero (nada de mierdas de arcángeles con el dedito alzado) regenera a un tipo cabreado con todos dispuesto a matar…, mejor dicho, asesinar con vehemencia a cualquier criminal que se cruce en su camino. Armas por doquier. Lo primero que noté en estos volúmenes es como Garth Ennis se siente libre (más aún) para contar historias. Un mundo sangriento en el que se mueve como pez en el agua. Un lugar sin reglas. Aquí encuentras a un personaje impertérrito que atiende a su amor por la violencia, la locura, el lenguaje asqueroso Punisher_madre_rusia03y las historias de guerra son para él, cuentos de niños…, que desea rememorar. Un Frank Castle envejecido en tiempo real. Para mí, esto hace que gane bastante el personaje.

Madre Rusia es el cuarto tomo dedicado a englobar la consagrada serie que partió del sello Marvel Knights y que desembarcó en la llamada Línea MAX, una línea enfocada a lectores adultos donde poder guionizar con mucha más libertad, a este Punisher que desde luego no es para todos los públicos. Pero mola. Hoy en día, de qué nos vamos a asustar. Todo lo contrario. Mola. Una serie que tanto éxito tuvo y que tantas ganas teníamos los comiqueros que se reeditara en un honorable formato.

En Madre Rusia se cuenta como una noche Frank persigue a un viejo criminal que una vez escapó de él hace años y fue a la cárcel en su lugar. Fue un asesinato y se ocupó de la prostitución infantil y salió de la Punisher_madre_rusia00prisión después de sólo dos años. Después de acabar con él, Frank se encuentra con un viejo conocido, Nick Furia. Le revela que fue él quien estableció la liberación del hombre que Frank mató para contactarlo. Revela también que está trabajando para el ejército y ofrece a Frank un trabajo: en las montañas Byrranga de Rusia hubo un científico llamado Stenkov que creó un virus carnívoro llamado “Barbarroja”. Un virus capaz de devorar la carne humana en cuestión de minutos. El científico fue capturado y encarcelado, pero murió, y su hija Galina Stenkov posee el virus en su cuerpo; pero es inmune debido al Punisher_madre_rusia01constante bombardeo de antídotos a la que fue sometida. Ahí que recuperar a esa chica.

Esta serie es la prueba irrefutable de que Garth Ennis estaba destinado a escribir El Castigador. Y mientras unos pocos se han acercado (Jason Aaron, por ejemplo), creo que ya nadie le quitará el trono al que realmente definió al personaje. Garth Ennis llevará por siempre esa corona. Lo mejor es que me dicen que la serie tiene una gran comienzo pero que después se pone aún mejor. Y digo yo, ¿es eso posible? De momento, lo es. Y todo el camino ya ha valido mucho la pena.

Que me quiten lo bailao.

One comment

  1. Antonio Moreno dice:

    Bueno, juanjo! Bueno!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *