Reseña: El Boxeador, de Manolo Carot y Rubén del Rincón

el-boxeadorEn este gran momento comiquero tanto nacional como internacional, aparecen historias súper gustosas de leer como El Boxeador, de Manolo Carot (Man) y Rubén del Rincón. Un tándem que se enfrentan a un gran reto, al igual que los protagonistas de la historia, un duelo sobre la  autodeterminación y el libre albedrío por despertar. Narrativa enfocada a ensalzar el valor de lo humano por encima de cualquier otra cosa. Las virtudes y los defectos de los protagonistas. Un enfrentamiento de autores con el deporte, la metáfora, el poder general e iniciativa que todos llevamos dentro a la espera de encontrar el camino adecuado. Desarrollado y realizado como crecimiento personal, como refuerzo de los personajes, una obra virtuosa que muestra la verdad de la vida. Como el deporte se les suele dar de miedo a la clase trabajadora, pero de la que también gozan los bienaventurados del dinero.

En este genial tomazo original que publica Ediciones La Cúpula, Manolo Carot y Rubén del Rincón cuentan, cada uno por su lado (sí, el cómic se divide en dos, cada uno con su portada inversamente opuesta al otro), la historia de dos boxeadores- Por separado, para hacerlos verter como colofón en un combate final que cambiará el-boxeador03sus vidas para siempre.

Comienzan cada uno con un relato de sus vidas y con un previo enfrentamiento en la lucha de ser ellos mismos. La historia se presenta en tan solo dos colores (rojo y negro) y desde la primera página estás enganchado a cada trama por la genial atracción de decorado y situación a la que te someten los autores. A un lado del cuadrilátero Rafa, un chaval sin familia, sin pasado y aparentemente sin futuro con la “dulce necesidad” de sobrevivir. En el polo opuesto Héctor, que lo tiene todo, pero es un superdotado aburrido con un camino labrado en la vida de antemano. El pijo al que todos hemos conocido, al que casi todos los que rodean (sin pasta), detestan. Dos boxeadores procedentes de distintas clases sociales que encuentran en dicha competición la forma de seguir adelante con sus vidas.

el-boxeador02El boxeo es mucho más que un par de tíos dándose de leches en un cuadrilátero. Es un deporte y como todos, necesitas de una constancia, de un trabajo para articular a la perfección todas esas destrezas y golpes técnicos que te pueden llevar a la victoria. Toda una serie de rasgos narrativos e ilustrativos que Carot y Del Rincón llevan demasiado bien en El Boxeador.

Los dos recorrerán caminos muy distintos para alzarse con el máximo galardón. Te sentirás más identificado con uno que con otro, es obvio, sin embargo, yo he llegado a sentir afinidad por ambos. La dureza de crecer en las calles, la fuerza bruta como elemento indispensable para el-boxeador2no ser machacado en los barrios bajos, el alejamiento en ciertos momentos de los que te rodean, la debilidad oculta que nunca debe ser mostrada… En la muestra de estos aspectos, es donde este cómic brilla como una astro a punto de explotar. Una supernova roja y negra.

El Boxeador ha sido para mí un total descubrimiento. Con sus momentos épicos y emocionales como una historia así requiere. Pero también una obra donde he sabido apreciar la construcción de personajes, el enfoque de un mundillo que siempre me atrajo y la forma de desarrollar un cómic a la altura de las más grandes obras de este país. Y bellamente editado en formato apaisado con ambas portadas simulando los carteles vintages del deporte de puños alzados.

Una joyita en toda regla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *