Reseña: D. Diario de un No Muerto, de Alain Ayroles, Maïorana y Leprévost

DLa originalidad, está todo inventado, no hay nada nuevo bajo el sol. El truco, my friends, muchas veces está en beber (directamente) de los clásicos. De las verdaderas obras de arte que en su día dio el género. Ser original (en la actualidad, y casi siempre diría) no es tropezarte, darte con la cabeza en el váter y ver una idea a la que nadie se le ha ocurrido. La musa constante que se busca, esa totalmente contradictoria al golpe de suerte que es ver alucinaciones después de soñar o golpearte la chorla…; la musa constante está en los clásicos.

Y hay que saber “tomarla” para que de ti brote una buena obra.

¿Quién es Richard Drake? Un adinerado aventurero que ronda reuniones en la sociedad del siglo XIX. Un aventurero que cuando vuelve de su última expedición en África se enamora de la encantadora Catherine Lacombe, también pretendida por un tenebroso señor llamado Lord Faureston. Drake oculta un oscuro pasado y Faureston es un dandy tenebroso acechado por la D_04temible Lady d’Angerès. Catherine es una atractiva, si no la más bella reencarnación de una mujer en la alta sociedad inglesa. Drake la ama, Lord Faureston la desea. La fuerza contra la magia… ¿negra? El extraño comportamiento de Lord Faureston, así como los desvaríos de un banquero temeroso, que dedica sus horas libres (sus horas fuera de la oficina, sobre todo las nocturnas), a cazar vampiros; provocan que el dandy Richard Drake, cada vez se convenza más de que la señorita Lacombe está en peligro.

Pero…, ¿quién es realmente D? ¿D de Dandy? ¿D de Drake? ¿D’Angerès? ¿O Drácula? Con un final sorpresivo, D: Diario de un No Muerto es realmente un thriller terrorífico D_05con todos los alicientes para mantenerte pegado al sillón hasta que lo acabas. Tres personajes bien diseñados en un juego de amor, locura y muerte; sangre por doquier y ni que decir tiene que será necesario que uno de ellos sea el ganador. A menos, que un cuarto pícaro ladrón en discordia, se lo lleve todo a última instancia. ¿Está Catherine en peligro? Eso afirma mister Jones, el empleado de banca con más “cojones” que he conocido en mi vida… La época victoriana, sobre la que tanto se ha escrito, con su niebla, sus rincones oscuros, su sexo desatado (a escondidas) y sangre fácil a la hora que todos los gatos son pardos; en ella, las noches son legión. Catherine fue encontrada inconsciente en ella. El banquero Jones confiesa en ella, a Drake, que Faureston presenta todas las características para ser un vampiro…, de los peores.

Las historias de vampiros en la época victoriana son innumerables y rara vez son originales. Aquí, sin embargo, estamos intrigados y cautivados por esta historia que nos lleva tras los pasos del desconocido Lord D_02Faureston. Es eso, el desconocimiento lo que nos hace sospechar…, de todo en la vida. El guion de D: Diario de un No Muerto se alterna entre el sueño, la realidad, el horror y cotidianidad de la época. Cuenta como es natural en los dibujantes de la BD, con un diseño ingenioso súper atractivo, una calidad gráfica asombrosa llena de detalles, una ambientación que esplende. Colores cálidos en el interior, negro y azul para las escenas nocturnas refuerzan la espera y el malestar que prevalece y está por llegar. La angustia y la acción está dirigida con mano maestra, aunque a veces es difícil de seguir por la cantidad de detalles. Algo de lo que en ciertos tramos de la novela del gran Stoker, ya ocurría. No pasa nada.

D_01Tras trabajar juntos en Garulfo, Alain Ayroles, Bruno Maïorana y Thierry Leprévost unen sus talentos para esta terrorífica trama que reinterpreta el mito de Drácula con sendos toques holmesianos. Un tomo con una calidad impresionante como merece, un bello integral que Norma Editorial nos propone en tapa dura. Un gran descubrimiento para mí. Vayan mis aplausos, gran mérito para el señor Alain Ayroles. Será bueno estar pendiente de más de sus historias, en especial, si toca mi querido y amado por siempre género de Terror.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *