Reseña: Wonder Woman Guerra, de Brian Azarello, Cliff Chiang, Sudžuka y Tony Akins

Wonder_woman_guerraCuando el consagrado Brian Azzarello se hizo cargo de una nueva Wonder Woman junto al dibujante Cliff Chiang en 2011, las esperanzas de que devolvieran, o dieran un lavado de cara total a la Mujer Maravilla que todos conocíamos, se vieron cumplidas. Los primeros números de la colección sirvieron para asentar las bases de los orígenes de Diana y su integración en la mitología grecorromana. La idea era brillante. Empezar de cero pero con un toque moderno-clásico-mitológico. Se consiguió de todas-todas. Además de que la serie fue publicándose, no mucho después de la grapa, en tomitos que englobaban arcos completos, geniales por su formato, contenido y ejecución. Se comenzaba así a ahondar en las raíces de la protagonista uniendo la mitología amazona con la de la familia divina de Zeus.

Muy chulas tramas con inteligentes diálogos, momentos épicos a lo Vikings y giros sorprendentes hacia los cierres de cada cómic. Con portadacas además que entraban por los ojos como entremés de hotel de lujo, donde fuimos conociendo en Sangre Wonder_woman_guerra001que Zeus ha hecho las maletas y se ha largado del Olimpo dejando un apetitoso vacío de poder, y no veáis la que se lía. Donde conocemos en Agallas al Primogénito y el golpe de estado de Apolo pero lo dejamos todo de momento para volver atrás en el tiempo. Donde llega Hades, uno de los que quiere hacerse con el trono vacío de Dios de Dioses, se lleva a Zola y Wonder Woman tiene que emprender una misión de rescate que la llevará a las mismísimas entrañas del Infierno.

Donde conocemos en Hierro los verdaderos orígenes de Diana gracias al número #0 incluido en el tomo. Pero donde también disfrutamos de la continuación de la guerra de sucesión desencadenada, donde se Wonder_woman_guerra02unen al lío Orion y los Nuevos Dioses, y Diana de Themyscira y el Primogénito (el primer hijo de Zeus, desterrado por su padre para evitar que le usurpe el trono siete mil años atrás) hacen frente a la contienda. Y que duda cave que me propongo seguir disfrutando de esta genial saga épica devorando Wonder Woman: Guerra, aunque rabiando desde ya, sabiendo que ya ha salido el quinto tomo.

Lo contado en aquí, viendo como Wonder Woman es capaz de liberar al Primogénito, de su eterno sueño, aunque ahora, con una familia destrozada por todo lo acontecido, y amigos y compañeros de lucha perdidos por el camino; no le queda otra que recurrir a Orión y a los Nuevos Dioses del Nuevo Génesis para salvarse a sí misma y al recién nacido de Zola. Pues la ira del Primogénito rasga los Wonder_woman_guerra01cielos…, lo que arrastrará a la Tierra a la debacle.

Esta tan recomendable épica, o thriller mitológico, o como queráis llamarlo,; tiene sobre todo, pros. Es cierto que el nivel de dibujo baja cuando no son Chiang o Sudžuka los que dibujan. Se pierde algo de la identidad del cómic que se propone desde sus inicios. Pero como el argumento mantiene la cota de nieve casi en la cumbre, siempre es más chulo ver la montaña a lo grande, de lejos, en general; mola lo bello de la estética al completo y apenas lo notas. Con los guiones ya lo flipas. No pueden ser más geniales las alternancias entre épica y dialéctica.

Y como a estas alturas la calidad de la obra es algo incuestionable pues decir que gusta muy mucho meterse en tramas así. Donde entras fácilmente y te vas hypeando poco a poco, de tanto en tanto, con el personaje. Y como si tuvieras quince años empiezas a contar los días para el film de Wonder Woman que está por llegar. Y rezar por que tenga mucho de aquí.

A la espera de que ECC Ediciones nos vaya trayendo los primeros tomos de Wonder Woman en Renacimiento, tenemos este tipo de joyitas para deleitarnos. Que duda cabe que Azzarello es en sí mismo una garantía de calidad. Sumándole al tema que ECC acaba de anunciar una Wonder_woman_guerra05próxima publicación de una tochal recopilatorio con toda la etapa del dios John Byrne con el personaje… ¡Madre de Dioses!

Wonder Woman: Guerra es la conclusión de un inicio fulminante para una de las mejores sagas mitológicas que he leído en años. Un conflicto inconmensurable, eterno, al que he estado enganchado durante noches. El viaje a Nueva Génesis es solo un capítulo más de esta gran travesía. Volver a tener la oportunidad de recordar esta búsqueda, estas aventuras de Diana en los Cielos, en la Tierra, en los confines del misticismo…, además de la genial edición en cartoné que gusta tener entre manos. Es toda una maravilla. Cuando lo terminas, miras la contraportada, vuelves a leer la sinopsis que ya conoces y sabes que son de esos cómics que releerás con el tiempo.

3 comments

  1. Antonio Moreno dice:

    Me gustó vuestra reseña, juanjo. Pese a que Marvila no es tan de mis preferidas. Regracias mil, je!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *