Reseña: Bárbara, de Osamu Tezuka

barbaraTiene que ser verdad que al hacernos viejos nos volvemos algo repetitivos. Aunque esté claro que si de algún modo tenemos labor constante de estar dando consejos debido a tener una web que reseña libros y cómics diariamente; en realidad, todo se resume a una máxima: «Si quieres leer lo mejor de lo mejor, si no tienes tiempo para lecturas dudosas que a lo mejor te molan a lo mejor no, recurre a los mejores». ¿Y en literatura de Terror? Recurre a los mejores. ¿Y en cómic europeo? Recurre a los mejores. ¿Y en novela histórica? Recurre a los mejores. ¿Y en cómics de Superman? Recurre a los mejores. ¿Y en manga?

Recurre a Osamu Tezuka. Leer las obras del considerado dios del manga es darte de lleno con una pared de buenas ideas, argumentos bien labrados, historias bien propuestas que te agarran desde el principio y no te sueltan hasta el final… Algo que ya sabéis si conocéis como se las gastaba, un consejo repetitivo para cualquier lector interesado. Pues lo bueno-buenísimo del manga, del mejor manga, es que pese a su gran cantidad de páginas barbara03gozan de argumentos tan atractivos que se leen de un tirón. Sí. El lector medio o novato se puede asustar de ver que se ha leído alrededor de cuatrocientas o quinientas páginas en muy poco. Pura pasión. Enorgullecerte de tener entre las manos una obraza con la que has disfrutado, te has sumergido y dejado llevar a un nuevo universo del cual incluso sientes un gran vacío al salir. Pura pasión. Entretenido, entrañable, señoras y señores, todos los halagos son pocos. Un autor tan maravilloso como fue Tezuka, el cual era capaz de escribir y dibujar tanto para los más pequeños como para adultos. El impulsor de todos y cada uno de esos géneros que hoy en día estructuran el manga.

Una de las obras más adultas, con bastante carga sexual, de Tezuka es Bárbara. Escrita entre 1973 y 1974 fue originalmente serializada y publicada en Big Comic. Cuenta la historia de Yosuke Mikura, un novelista barbara01exitoso e influyente, tan conocido y tan popular, que tanto su editor (el cual solo nació para cerrar sus futuras publicaciones), como un político importante (que busca capitalizar su fama) intentan casarse con sus hijas. Sin embargo, detrás de las luces brillantes de su fama y fortuna, Mikura lucha desesperadamente por esconder un secreto oscuro. El hecho es que sufre de perversiones sexuales paralizantes que lo están conduciendo a la locura.

Todo comienza con Mikura atravesando la estación de Shinjuku. Donde encuentra una hippie borracha-eterna pero sorprendentemente bella llamada Bárbara. El autor la toma en sus brazos y ambos desarrollan rápidamente una amistad. Entonces comienza una intriga sexual, caótica y completamente onírica. Desenfrenada, que recuerda en ocasiones a un film poco después estrenado en cines como fue El último tango en París. Mikura cuida a Barbara en sus delirios de alcohol y ella cuida de él cuando le acosan esas barbara00rarezas imaginativas, alucinaciones que los llevan a encuentros sexuales con animales y objetos inanimados que él imagina ser mujeres. Pero a medida que la amistad se profundiza, adquiere un borde más romántico, y Mikura algo insensato, empieza a sospechar que debe haber algo extraño tras esa hippie que se ha llevado a casa. Es entonces cuando empieza a investigar sobre su pasado y la evidencia se hace mayor a cada paso. Empieza a dudar que sea humana… La desgracia llega cuando un día Mikura pasa por un bar en Shinjuku y se encuentra con la madre de Bárbara. Una extraña consorte llamada Munemoshune, un nombre sorprendentemente similar a Mnemosyne, la diosa griega que durmió con Zeus y dio a luz a las nueve Musas. Pero Mikura está cada vez más obsesionado con Barbara, y desciende a una vida de clubes sadomasoquistas, cueros de color negro, cultos de la diosa madre, asesinatos vudú y demás. A medida que empeora su propia locura, se hace casi imposible distinguir entre fantasía y realidad.

barbara02Al igual que otras obras de Tezuka, Bárbara está inspirada en una fuente literaria. En este caso, en Tales of Hoffman, de Jacques Offenbach. En la ópera, Hoffmann también es abordado por una musa que intenta conseguir que él abandone todos sus otros amores y se dedique totalmente a ella. Pero Tezuka da un giro de tuerca a la obra y le pone su toque llevando el argumento a controlar el duro compromiso de la fama o resignarse a la soledad en defensa de sus principios.

barbara04Bárbara destaca muy distintamente de las demás obras de Tezuka. Es diferente en casi todos los aspectos. El propio Tezuka llegó a decir de ella que el tema fantástico no era lo primario: “Quizás Bárbara puede ser vista como una alegoría del arte. Ajusté su estilo artístico para introducir elementos más fluidos y retorcidos para apoyar el tema”.

Lo consigue de todas-todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *