Reseña: Mezolith, de Ben Haggarty y Adam Brockbank

mezolithEstamos de enhorabuena por muchas cosas pero una de las puntas de lanza de este buen momento de grandes publicaciones es la cantidad de títulos donde elegir que vamos teniendo casi mes a mes. Y de todas las temáticas. Lo bueno, lo muy bueno, es que las editoriales españolas saben a lo que van, y van a lo seguro; a traernos la crême de la crême en cuanto a calidad de obras.

Y la sinopsis de la joyita ilustrada de hoy dice así: «Hace 10.000 años, Gran Bretaña no era aún una isla y la devastadora Edad de Hielo era solo un recuerdo. La abundancia había vuelto, y con ella innumerables grupos de cazadores. Una de estas tribus, los Kansa, viven en la costa de la cuenca del Mar del Norte. Entre ellos está Poika, un niño a punto de hacerse hombre y su mayoría de edad hará surgir mitos, encantamientos, horror y conflictos. Por medio de cuentos, sueños y pesadillas, el equipo del guionista Ben Haggarty y del dibujante mezolith03Adam Brockbank, crean una premiada novela gráfica, para niños y adultos, que nos recuerda que hace tiempo todos nosotros vivíamos en tribus.

Mezolith, es un buen ejemplo de lo que digo. Un cómic por el que pongo la mano en el fuego que te gustará si te molan las historias diferentes. Independientemente de la ambientación en la que se muevan, el guionista Ben Haggarty teje a la antigua costumbre, una especie de antología de cuentos populares donde prepondera las creencias de sus más allegados para mostrar historias vívidas y creíbles. Historias dentro de historias, eso es lo que abunda en Mezolith y lo ves claramente cuando el protagonista delira y experimenta diferentes aventuras dentro de los sueños que le asesta la fiebre. Se pregunta por qué un viejo está tan triste (y revela una historia asombrosa sobre mujeres y cisnes) y luego la trama de una bruja local revela su interrelación con sus allegados cuervos e insectos. Guiones que no dejan de ser metáforas de la vida cotidiana de estos mezolith04personajes y que enseñan el arte en el que nuestros abuelos eran unos maestros: contar historias de forma oral. Compartir esos mitos y leyendas con moralejas que se basan en experiencias de las primeras épocas del ser humano.

El arte de Brockbank acompaña demasiado bien. Otro descubrimiento por mi parte, pues al ahondar en su biografía descubro que es uno de los mejores del momento en este tipo de trazados. Gran parte de su trabajo es increíblemente cinemático con fuertes fundamentos cruzados, secuencias de ensueño que son ricas y creíbles y una fantástica sensación de profundidad y perspectiva. Los personajes llegan a ser en ocasiones fotográficos casi reales gracias a la cantidad de detalles colocados en puntos clave para dar sentido a cualidades internas. Exempli gratia: el hermano del protagonista, un tipo con barba del que puedes decir por sus ojos que es amable.

mezolith06Los aspectos fantásticos también rozan toda la realidad que pueden alcanzar. Un buen ejemplo de ello es la trama en la que un personaje se encuentra con una mujer gigante y obesa. La realidad con ella está a un paso, sazonada con ciertos comentarios. Una conversación que le da sentido al encuentro y a ciertas cosas de la vida cotidiana en la que se mueven.

Y llego a lo mejor. En el núcleo de este primer tomo publicado por Diábolo Ediciones está la historia que implica la llegada a la mayoría de edad del niño que decide romper con todo, el cual tiene la llave salir para salir de la infancia ayudando a cazar un toro. Convirtiéndose al final en un hombre. Descubriendo la terrible realidad de ello. La cada vez más cercana muerte en la que su valentía debe alzarse a lo grande para tener un escudo en el que protegerse. Apoyado también por ser creyente de los mitos que terminan por salvarlo a él, y a los aldeanos que en cierto modo dependen de su coraje.

Así demuestra Haggarty que las leyendas, los cuentos de la abuela, llegan a ser en momentos de la vida muy importantes para la condición humana.

mezolith02Me gusta mucho el modo en que está estructurado Mezolith. Cada capítulo es casi único, diferente a los demás en esencia, pero compañero de los temas tratados en los otros guiones; ayudando a construir el concepto general en tu mente del cómic que tienes delante. Haggarty y Brockbank construyen un mundo rico al que querrás volver.

Al que quiero volver cuanto antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *