Reseña: La Patrulla Condenada. Desde las cenizas, de Grant Morrison, Richard Case y Doug Braithwaite

lapatrullacondenadaGran parte del mérito, del éxito de algunas obras, radica en hacer creer que tratan un género pero en realidad versan sobre otro. O mezclan ambos. O hacen una fusión de varios y pretenden alzar uno nuevo del lugar casi inalcanzable de la creatividad. Como en este caso, La Patrulla Condenada (Doom Patrol) no es un cómic de superhéroes y por eso es tan bueno.

Llega unos de los volúmenes integrales más deseados de los últimos tiempos. Uno de los más rogados a ECC Ediciones, pero también a anteriores editoriales que no se decidieron (o no pudieron en su momento) editarlo. Un integral que comprende los números del #19 al #34, el tramo que llevo a cabo el mejor Grant Morrison junto a Richard Case, de la nueva reinterpretación de la Doom Patrol, clásica que tan buenos momentos dio. Los héroes más extraños del mundo han dejado atrás casi todos los vestigios de la normalidad. Despreciados, como locos y marginados, La Patrulla Condenada se enfrenta a los sucesos, a las amenazas más misteriosas, todas aquellas que deben ser derrotadas a casi cualquier coste. Grandes epopeyas por número que introducen a grandes personajes en nuestra vida/lectura comiquera.

lapatrullacondenada06Se califica a La Patrulla Condenada como un grupo de superhéroes, todos ellos marginados con unos poderes que jamás pidieron. Donde se brinda por la discordia, la desconfianza o el resentimiento. Un equipo de relaciones muy tensas. Otro intento de dar una vuelta de tuerca a grupos de DC Cómics como los Titanes o La Liga de la Justicia. Sólo que Morrison lo consiguió. Se suele comparar a los X-Men con La Patrulla Condenada. Ya sabéis, la eterna confrontación DC-Marvel. Pero la comparación en mi opinión sólo puede ir en un sentido ya que como suele pasar, se sabe en este caso que el huevo fue antes que la gallina. Arnold Drake (creador de Doom Patrol) decía estar convencido de que Stan Lee les robó la idea para crear su La Patrulla X.

Después de la original, La Patrulla Condenada ha llegado a publicarse en seis etapas. La última creada este mismo año 2016. Pero por el momento, la que brilla por encima de todas, es ésta que hoy os traigo. Una temporada más o menos larga con un nivel de calidad bastante alto. Exactamente desde 1987 hasta principios de 1995 dura, donde lapatrullacondenada04dos guionistas muy diferentes entre sí, Kupperberger y Morrison, fueron los responsables de los nuevos aportes que La Patrulla Condenada dio al mundo del cómic. Las Patrulla Condenada: Desde las cenizas recoge los números donde Morrison hizo acto de presencia. De ahí que comience este tomo en el #19. donde exactamente la serie empieza a subir hacia el cielo como la lava activa de un volcán.

Los resultados de la serie a finales de los 80s provocaron la marcha de Kupperberg, y llegó el tan adorado en ese momento Grant Morrison. El cual comenzó en febrero de 1989, creando una de las series más originales y surrealistas de todos los tiempos. lapatrullacondenada03Con el arco Surgiendo de entre los escombros comienza la célebre carrera del escocés. Donde después de los eventos de las ediciones recientes, el grupo debe reconstruirse, ganando para ellos nuevos miembros con los que contar. Cliff Steele está internado en un hospital psiquiátrico. Las implicaciones de su existencia…, hablando en plata, su cerebro humano fue separado de su cuerpo y se implantó en un robusto cuerpo robótico con el que nadie puede estar a gusto. Caulder, que promueve y planea que la Doom Patrol se ponga en marcha nuevamente, ha concretado una visita para que Will Magnus, el creador del nuevo cuerpo de Cliff, lo visite. Magnus se sorprende al principio por la falta de gratitud y desprecio de Robotman, pero le señala que él no es la única criatura en la Tierra que siente sufrimiento, y le presenta a otro paciente… Crazy Jane.

lapatrullacondenada05Kay Challis “Crazy Jane”, tiene 64 personalidades femeninas distintas, cada una con un poder especial, creadas a partir de un oscuro y traumático suceso. Por otro lado, Larry Trainor (El Hombre Negativo) está recuperándose en el hospital, y sufre una oscura aparición…, convirtiéndose así en Rebis, fusión entre el Hombre Negativo original, una mujer (la doctora Eleanor Poole) y el misterioso y cósmico Espíritu Negativo. Sin duda, una clara referencia al Espíritu Santo.

Os pongo como ejemplo el primer arco argumental para que veáis como mola la serie y en qué sentido navega. Aunque claro, con cada paso que el grupo da, los temas se vuelven más y más interesantes. con historias sueltas como El coleccionista de mariposas o La casa que construyó Jack; grandes relatos en los que perderse con desvariados sueños evocadores. Pura poesía surrealista y demencia tratada como virtud en cómics que son una muestra de algo diferente. O Amigos imaginarios, donde se trata un tema escabroso para este mundillo como es ver a Dorothy (una adolescente lapatrullacondenada04recién llegada a la pubertad con rostro de simio, y la capacidad de dar forma física a los seres que imagina y a los miedos de su subconsciente) proyectando su miedo a envejecer con el consecuente terror a su primera menstruación.

«El mundo necesita a Doom Patrol, nos necesita más que nunca. ¿No lo ven? Hay áreas en las que sólo nosotros estamos calificados para operar. Cuando el mundo racional se derrumba, podemos hacerle frente, porque nosotros mismos hemos estado allí. Hemos conocido la locura, y el delirio. Y ya no nos asusta», proclama Niles Caulder, el Jefe. Y estoy de acuerdo. Son personajes creados o ideados para tal proyecto. Niles Caulder “El Jefe”, fundador y líder del grupo, sin poderes más allá de un cerebro privilegiado, frío y manipulador. Robotman, antiguo piloto de carreras hasta que un grave accidente le convierte en un cerebro dentro de un poderoso cuerpo robótico. Crazy Jane, 64 personalidades femeninas distintas. Tempest, veterano de guerra y reticente a La Patrulla, lapatrullacondenada02pero se deja convencer por Caulder a condición de ejercer únicamente como asistente sanitario. Danny La Calle, una calle viviente capaz de viajar a cualquier parte del globo, base ideal para la Patrulla. Y Lodestone, tras un tiempo en coma despierta mutando en un ser no humano…

Original como pocas, La Patrulla Condenada ya está a mano del más insensato que no la tiene en su poder todavía, del mejor lector de cómics que si ha leído hasta aquí, ya sabe del gran valor que es contar con este tomo en su biblioteca. Una maravilla absoluta donde el autor escocés combina el surrealismo, con los problemas cotidianos de cualquier ser humano. Un soplo de aire fresco, inspiradora, la locura a un paso… O no dijo alguien: «Bienaventurados los locos porque a ellos les pertenece el reino de los sueños». Pero también los de este mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *