Reseña: Animal Man. Deus Ex Machina, de Grant Morrison, Chaz Truog y Paris Cullins

AnimalManvol3Con la publicación de este tomo, se cierra una etapa inolvidable, cuya impactante conclusión es todavía recordada como uno de los grandes momentos del cómic americano. Animal Man es uno de esos iconos del cómic de culto que todo el mundo debería leer. Te dará grandeza haberlo leído si en una charla comiquera sale a la luz. Pues en esencia, es de los pocos títulos donde vas a encontrar al Grant Morrison en todo su esplendor, aportando su genialidad con fuerza y descaro a esos guiones que tan alto le han llevado.

Grant Morrison ofrece una mirada diferente al género superheroico con Animal Man. Con este tercer tomo, ECC Ediciones completa la obra. Tres minitochales que querrás tener en cuanto leas un par de números y veas como se las gasta Buddy Baker. Horas de lecturas nocturna en las que he flipado, reído y gozado con historias grandes; preguntándome como un cómic de finales de los 80s, principios de los 90s, ha sobrevivido tan bien al paso del tiempo. Argumentos locos como solo Morrison puede imaginar. AnimalManvol3_02Guiones absorbentes y atractivos en un tomo titulado Deus ex machina, haciendo referencia con objetividad, a esa expresión latina que indica que en una historia, de pronto, ocurre algo inesperado, resuelve una terrible situación o da un giro a la trama. El azar o el destino. Según se mire.

El caso es que venimos de descubrir que el poder de Animal Mal es básico, pero tan sencillo como poderoso. Después del encuentro con la nave extraterrestre, su poder va a más. Encontrándose con ese poder imperecedero de la Madre Tierra, eterno, que incluso le permite adoptar poderes de animales que ya se han extinguido. Y después de haber vivido historias que van desde monos desatados por una enfermedad, seres metamorfoseados que buscan venganza, aventuras con hombres de anhelos frustrados, aventuras intergalácticas con Hawkman; pero también extrañas visiones, personas que desaparecen, toques de una terrible crisis… AnimalManvol3_05Este tercer tomo es sin duda el volumen más esotérico de los tres.

Desde los primeros números, Animal Man pasa por viajes alucinógenos en el desierto hasta el último número donde Grant Morrison hace su aparición. Deus ex machina marca la verdadera desviación emblemática de Animal Man dentro de los cómics tradicionales de pijameo. Al igual que se hiciera con Sandman, de alguna manera el personaje sube de nivel, se convierte en jugador fuera de casa, en objetivo de sus historias. Y así vemos como en sus aventuras, los guiones adquieren esa picaresca que tan buen sabor de boca dejan al lector que se planta ante un cómic con la idea de que le sorprendan. Desde el almuerzo con un extraño fantasma, hasta un viaje por el Más Allá. Relatos que se vuelven más, un atributo a la vida, que a los cómics. Por ello, en su defecto, he encontrado la visita a “ese lugar al que van las almas de los justos que mueren sin bautizar, especialmente las de los niños”, la trama más genial del AnimalManvol3_03tomo. Especialmente la idea de que los personajes de cómics viven vidas completas en el Limbo, que simplemente no pueden recordar cuando vuelven a “emerger”.

También hay detallitos para darle vueltas al coco, como cuando se dignifica lo ocurrido diciendo que es difícil creer que Mr. Freeze haya sido condenado a esa zona de ningunas partes. La presencia de Morrison en un capítulo mola, pero también encontramos al Detective Chimp, a Nightmaster del Shadowpact, al igual que Max Mercury y algunos más. Como veis, personajes sacados del más profundo DCeísmo, con los que se intenta rememorar a la vez que rescatar sus grandes presencias. Y todo ello en la misma ensaladera que revuelve los horrorosos sucesos que están hundiendo en un profundo pozo de depresión a Buddy. Un capítulo vital es, el que Animal Man viaja atrás en el tiempo e intenta dejar las cosas en su sitio.

Morrison en todo su esplendor. Una genialidad. Como es unir todo esto con aquel capítulo mítico llamado El Evangelio del Coyote, que aparecía en el primer volumen. AnimalManvol3_04Recordad que Grant Morrison no sólo actualizó al personaje en ideología sino también en súper poderes. El arte…, bueno, tenemos que retrotraernos a la época y verlo con ojos ochenteros, ojos nostálgicos que hagan válidos a lo que Chaz Truog y Paris cullins pueden aportar. Sin embargo, en lo que se refiere a portadas, Animal Man contó con uno de los más grandes. El gran Brian Bolland trazó todas las cubiertas icónicas de la serie.

Ha sido genial haber disfrutado de este viaje. Tres tomos publicados en cartoné por la siempre recomendable ECC Ediciones, rescatadora de los mejores títulos del encomiable sello Vertigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *